Enlaces accesibilidad

'Pin parental': ¿Qué se enseña en los talleres que Vox quiere vetar?

  • Profesores y asociaciones imparten talleres en igualdad, contra la violencia de género y contra el acoso LGTBI, entre otros
  • Es formación que está amparada por la Constitución y la Ley de Educación

Por
 Escuela talleres
Imagen de recurso de alumnos adolescentes en clase. iStock

Ni “pedofilia”, ni "juegos eróticos", ni "zoofilia". Los talleres de contenido afectivo-sexual que quiere vetar Vox en los colegios a través de su llamado ‘pin parental’ no incluyen ninguna de estas tres prácticas a las que han aludido los políticos del partido de ultraderecha en Twitter. Tampoco corresponden a los bulos virales que la formación está difundiendo en sus redes sociales.

La educación en igualdad y en el fomento de la diversidad está recogida en la Constitución, en la Ley de Educación, en la Convención del Niño, en la Declaración de Derechos Humanos, en el Memorándum de la CE contra el Racismo y la Intolerancia y en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. También en leyes LGTBI de diversas comunidades autónomas. Pese a este consenso internacional, Vox se refiere a la formación en igualdad entre hombres y mujeres, contra la violencia de género y por la diversidad LGTBI como "ideología de género" y de la "dictadura progre".

Su propuesta de 'pin parental' -que apoya el PP- pretende obligar a la dirección de los centros educativos a tener que informar sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones sobre la identidad de género, el feminismo o la diversidad LGTBI a los progenitores para obtener su consentimiento expreso.  Esta medida, que supone un veto a ciertos contenidos educativos, afectaría a actividades organizadas en horario lectivo y, por tanto, a diferencia de las extraescolares, obligatorias para todos los alumnos, algo que no está amparado por ley, aunque ya ha habido consecuencias: el Ayuntamiento de Boadilla del Monte, en Madrid, ha cancelado cursos en materia de violencia de género en tres colegios. 

Cursos impartidos por los profesores o por organizaciones externas bajo presencia del profesor

Estos talleres y cursos que pueden impartir tanto los propios profesores o, si no están formados en ciertas materias, educadores de otras organizaciones mediante un concurso público -en el que se aporta previamente el temario- por parte de las Administraciones o por contrato si son centros privados. Además, el profesor de los niños está presente cuando el contenido lo imparte un ponente de alguna asociación. Los talleres están adaptados para cada edad -primaria o secundaria- y suelen dividirse en dos sesiones de menos de una hora. Sin embargo, no existe un temario unificado en lo que se imparte, aunque los ejes centrales son el respeto, la diversidad y la igualdad.

Igualdad entre hombres y mujeres y violencia de género

La metodología de la Cooperativa Andaira -la afectada por la cancelación de los cursos contra la violencia de género en Boadilla del Monte- se basa en mostrar vídeos de 'influencers' -personas de relevancia para los adolescentes en redes sociales- para poner ejemplos de situaciones machistas y de acoso que se pueden dar en los institutos para que los jóvenes puedan identificarlas y debatirlas. Situaciones que pueden ir desde el chantaje a una menor con difundir un vídeo sexual en el que ella aparece, pasando por los grupos de amigos que comparten fotografías íntimas de sus compañeras. Durante las dos sesiones, se visualizan y se debaten los vídeos, como el de aquí abajo, para sacar conclusiones al respecto.

La Fundación ANAR -Ayuda a niños y Adolescentes en Riesgo- imparte talleres a alumnos de 6º de Primaria y 1º de ESO donde se facilitan herramientas "que les puedan ayudar a identificar una situación de violencia de género", así como " pautas de autoprotección" ante una situación de riesgo. Talleres en los que se revisan "los roles de masculinidad/feminidad" para construir "nuevos modelos basados en relaciones de buen trato" y a las chicas también se les proporcionan "estrategias para que puedan aumentar su independencia emocional".

"Yo les hago identificar a los chicos aquellas situaciones en las que se trata a las mujeres como objetos sexuales y que las mujeres no son un trozo de carne sexualizados, que no somos animales", o los roles que se atribuyen a las mujeres en la sociedad, desde los dibujos animados hasta la publicidad, expone a RTVE Jose Vela, sociólogo y especialista en violencia de género que también es técnico de Educación de Cogam -el colectivo LGTBI en Madrid- .

Dependiendo de la edad a la que vayan dirigidos los talleres, se puede tratar el concepto del "consentimiento" y del "sexo seguro" y así lo hace  Cogam, que aclara que con ello no se están explicando "prácticas sexuales". Una idea en que incide en el 'solo sí es sí' en las relaciones sexuales y que evidencia la necesidad de utilizar protección en las mismas para evitar no solo embarazos sino enfermedades de transmisión sexual.

Educación en diversidad LGTBI

Desde este colectivo también se imparte un taller a alumnos de primaria y otro a alumnos de secundaria al año, de 80 minutos cada uno -divididos en dos sesiones de 40 minutos- para la "sensibilización frente al acoso LGTBIfóbico" cuyo contenido se puede consultar en su propia página web. Aunque hay un temario, se pretende fomentar el debate con los alumnos.

Así, se tratan los conceptos de "sexo" (biológico), "intersexualidad" y "género" y las posibles relaciones entre ambos para desterrar estereotipos introduciendo preguntas como: "¿Cuántas de vosotras y de vosotros estáis de acuerdo con que las mujeres han de ser exclusivamente delicadas, cariñosas, modestas, llevar el pelo largo, maquillarse y siempre dispuestas a ayudar a hombres asertivos, duros, exitosos, sobrios y fanáticos del fútbol?".

También se explican algunos conceptos como "homosexual", "lesbiana", "gai", "heterosexual", "bisexual" o "identidad trans"- y se destierran los prejuicios asociados a cada uno, como que los hombres homosexuales son "afeminados" o los bisexuales son "libertinos". A su vez, se profundizan en las distintas "fobias" que se dan en la sociedad a estos colectivos y de lo que se sale de la "heteronormatividad", se habla de la situación normativa en el mundo respecto a las distintas condiciones sexuales y de género y se busca hablar de personas con distintas condiciones que sean referentes.

¿Por qué es necesaria esta formación?

Los argumentos que han dado a RTVE.es los especialistas que imparten estos talleres coinciden en la importancia de esta formación por las siguientes cuestiones:

  • Para no perpetuar los roles de género en la sociedad. Según el último informe PISA, las vocaciones científicas siguen siendo mayoritariamente masculinas -se da en uno de cada tres varones con mejores notas en matemáticas o ciencias, mientras que en el caso de las mujeres es una de cada cinco-. Las mujeres siguen siendo quienes ocupan, principalmente, las labores relativas a los cuidados, quienes reducen principalmente su jornada laboral para atender a los hijos, quienes ocupan menos puestos de responsabilidad y quienes cobran menos.
  • Para que los hijos de padres o madres maltratadores puedan identificar una situación de maltrato en sus familias, obtengan herramientas y puedan pedir ayuda.
  • Para que los hijos LGTBI de padres o madres homófobos entiendan que ellos "no tienen nada de malo" y puedan llevar una vida normal en el futuro. 
  • Para que los niños puedan identificar situaciones de acoso sexual por parte de los adultos -la mayoría de abusos provienen del entorno familiar- y puedan pedir ayuda.
  • Porque cuatro de cada diez menores LGTBI sufre acoso escolar, según la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB).
  • Para que las jóvenes identifiquen como agresión sexual todo aquello que no implica un consentimiento y que no se culpabilicen cuando han sido víctimas de violencias machistas.
  • Para enseñar que hay muchas formas de 'familia' -monoparental, con dos padres, con dos madres...- y que no hay que reproducir necesariamente lo que se tiene en casa.
  • Porque los niños pueden acceder de forma temprana a contenidos pornográficos, algo que según la Fundación Anar "puede ser altamente perjudicial, pudiendo impedir que el menor en su vida adulta tenga relaciones sexuales sanas" y que "influye en el concepto machista sobre la mujer como objeto de uso para satisfacción del hombre y víctima de la violencia de género”.

El programa 'Skolae' de Navarra

En España, al estar transferida la educación a las comunidades autónomas, cada región establece sus protocolos para la educación en igualdad, diversidad y respeto. Un modelo de referencia es el programa de coeducación 'Skolae' que arrancó hace dos años en Navarra y que busca articular la oferta formativa de los colegios públicos y concertados en base también a "cuatro aprendizajes", según ha explicado a RTVE.es el Departamento de Educación de la comunidad foral.

"El primero tiene que ver con una mirada crítica ante la realidad que tenemos", donde existen "diversas desigualdades" no solo sociales, sino respecto a otras cuestiones como el género. En segundo lugar, se fomenta la autonomía personal que, matizan desde el Departamento, no solo tiene que ver con el desarrollo laboral sino con "con el cuidado, con lo público y con lo privado en la vida de las personas" y que hace referencia al apartado doméstico, la crianza, "a cómo nos relacionamos con otras personas y con nosotras mismas".

En tercer lugar, se trabaja "el empoderamiento de todas las personas que son vulnerables", como aquellas que no se identifican con el "estereotipo de hombre y mujer". Por último, se profundiza el concepto de "la sexualidad y el buen trato", una propuesta "fundamentada en el rigor científico, en el rigor técnico, sobre las leyes al respecto y con datos" como los aportados por la Organización Mundial de la Salud o Unicef relativos a la violencia de género. 

El programa se encuentra en fase de formación al profesorado para que después articule estos contenidos en los colegios en los que se van a impartir, aunque la autonomía y competencias las tienen los propios centros. Los colectivos LGTBI se han quejado, sin embargo, de que la oferta de estos contenidos no es "transversal" en España y que depende de cada región e, incluso, de cada escuela impartirlos o no.

Noticias

anterior siguiente