Enlaces accesibilidad

El colectivo LGTBI pide al Gobierno "blindar" la educación afectivo-sexual frente al 'pin parental'

  • Recuerdan que el 60% de los alumnos LGTBI ha sufrido acoso escolar
  • Se quejan de, aunque estos talleres están reconocidos en la LOMCE, hay un incumplimiento y no son transversales

Por
 Charlas colegios 'pin parental'
Imagen de recurso de alumnos en un colegio. iStock

Diversos colectivos LGTBI han pedido al Gobierno "blindar" los contenidos curriculares sobre diversidad afectivo-sexual en la ley educativa frente al 'pin parental' propuesto por Vox -que supone un veto a estos contenidos- y han solicitado para ello una reunión con la ministra de Educación, Isabel Celaá. Recuerdan además que un 60% de los alumnos LGTBI ha sufrido acoso. 

El llamado ‘pin parental’ es una propuesta de Vox -que defiende en las redes sociales a través de bulos virales y apoyada por el PP que pretende obligar a la dirección de los centros educativos a tener que informar sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones sobre la identidad de género, el feminismo o la diversidad LGTBI a los progenitores para obtener su consentimiento expreso. Esta medida, que supone un veto a ciertos contenidos educativos, afectaría a actividades organizadas en horario lectivo y, por tanto, a diferencia de las extraescolares, obligatorias para todos los alumnos.

Según la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), los talleres sobre diversidad que se imparten como actividades complementarias no llegan a todos los centros educativos, y este tipo de contenidos no se trabajan "de forma transversal" en las clases a pesar de que lo establezca la propia Ley Orgánica de Educación, asegura esta organización.

"Nos encontramos con un incumplimiento, un agujero dentro del ámbito educativo", ha afirmado el secretario de FELGTB, Loren González, este jueves en una rueda de prensa en Madrid compartida por diversas organizaciones que rechazan el 'pin parental' que promueve Vox y exige en comunidades como Andalucía o Murcia, donde ya está implantado, para prestar su apoyo a los presupuestos autonómicos.

"Estos contenidos se deberían dar de manera transversal en clase, y no está ocurriendo, por lo que los centros tienen que recurrir a las organizaciones que conocen la materia, aunque a veces trabajemos de forma muy precaria y con muy pocos recursos", ha explicado este portavoz de la FELGTB, que califica los contenidos de diversidad como fundamentales para la educación integral de los escolares.

El 60% de alumnos LGTBI ha sufrido acoso

En ese sentido, ha señalado también su necesidad para defender a "las personas LGTBI que están en todas las aulas" y que son las principales víctimas del acoso escolar. "La 'LGTBIfobia' es la principal causa de este acoso, que sobre todo sufren las personas 'trans': el 60% de ellas han sufrido ese tipo de violencia en el ámbito educativo", ha asegurado Loren González.

"El mensaje que se está lanzando ahora mismo es peligrosísimo. Se está señalando a estos jóvenes como personas raras a las que no se tiene que defender", ha añadido aludiendo a los promotores del 'pin parental', que exigen que las familias tengan la prerrogativa de impedir que sus hijos acudan a talleres como los que imparten voluntarios del colectivo COGAM en decenas de centros educativos de la Comunidad de Madrid. 

"Todos los elementos de los talleres son curriculares y aparecen en la LOMCE -Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, aprobada en 2013 por el Partido Popular- por mucho que algunos se empeñen en difamar, y siempre se imparten con la asistencia de un director, profesor o persona responsable del centro", ha defendido José Vela, técnico de educación de COGAM.

Desde este colectivo también se ha reclamado "ayuda" de la administración educativa para que los contenidos de diversidad afectivo-sexual se impartan en clase "de manera sistemática y oficial" y  admiten que campañas a favor del 'pin parental' como la que emprendió el pasado mes de septiembre la organización Hazte Oír en miles de centros de toda España está repercutiendo en la demanda de los talleres.

"La inmensa mayoría quieren que sus hijos tengan la mayor información posible. Sucede al igual que con el acoso escolar, que lo protagonizan el 1% de los estudiantes, pero tiene una repercusión muy grande. Con los padres sucede exactamente lo mismo", según este responsable de educación de COGAM.

Manifestación en Madrid

En la rueda de prensa han participado también Amnistía Internacional, el sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA), que apoyan la concentración convocada este jueves en Madrid, en la plaza Pedro Zerolo del barrio de Chueca, contra el 'pin parental'.

Desde Amnistía Internacional, Carlos Sanguino ha calificado de "inaceptable" la posibilidad de que las familias veten contenidos relacionados con la diversidad porque "forman parte del derecho a la educación" de sus hijos. "Estos talleres pueden cambiar la vida de las personas que están sufriendo acoso escolar", ha argumentado, proclamando que "ser padre o madre no permite transmitir prejuicios a sus hijos".

En esa línea se ha expresado Carmen Morillas, portavoz de CEAPA. "Nuestros hijos tienen derechos desde que nacen, y les inscribimos en el registro civil, no en el registro de la propiedad", ha dicho recordando que la escuela debe ser "un lugar de acogimiento e inclusión".

Por su parte, Paula Guisando de CC.OO. ha denunciado que los promotores del 'pin parental' cuestionan con esta medida la labor docente. "Los profesores no son seleccionados por criterios ideológicos sino por un duro proceso donde hay que demostrar aptitudes", ha recordado, animando a los docentes a "no amedrentarse y movilizarse" contra lo que considera "un debate artificial" porque en los centros, en su opinión, "no existe en absoluto esa desconfianza" ante los contenidos que se imparten en clase.

Noticias

anterior siguiente