Enlaces accesibilidad

Europa se enfrenta al retorno de las esposas y los hijos del Dáesh

  • Los países de la UE temen importar también la ideología islamista y poner en peligro la seguridad interna  
  • Algunos países sólo están dispuestos a traer a sus países de origen a los niños de esas familias yihadistas 

Por
Agentes de policía vigilan en el exterior de una sinagoga en Halle an der Saale en Alemania
Agentes de policía vigilan en el exterior de una sinagoga en Halle an der Saale, en Alemania. EFE/EPA/FILIP SINGER

Todos los países de la Unión Europea rechazan de plano la repatriación de las esposas de yihadistas europeos y de los hijos de esas parejas que han nacido o crecido bajo la bandera del autodenominado Estado Islámico (Dáesh).

Con la repatriación de esas mujeres de combatientes, temen importar también la ideología islamista y poner en peligro la seguridad interna de sus países. Tienen miedo también del estado mental y psicológico de esos niños que no han conocido más que el estrés de la guerra y las exigencias de las leyes coránicas más extremistas.

Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Romina, la viuda de un terrorista del Estado Islámico que quiere volver a España - Escuchar ahora

Los gobiernos europeos se encuentran ante un problema no solo humanitario sino legal: no tienen datos para inculpar a esas mujeres de delitos cometidos en Irak o en Siria y por eso creen que deberían ser juzgadas, aunque sean europeas, por los tribunales en Siria o Irak. Precisan, además, que no tienen personal diplomático ni consulados sobre el terreno para abrir sumarios con un mínimo de fiabilidad.

Hijos de yihadistas huérfanos 

Tal y como ha quedado de relieve en reuniones de ministros de Interior de la UE, algunos países sólo están dispuestos a traer a sus países de origen a los niños de esas familias yihadistas, especialmente si son huérfanos. Tal ha sido el caso de tres niños con padres fallecidos que han podido regresar recientemente a Francia, otros tres a Gran Bretaña y cuatro a Alemania.

En la República Federal de Alemania se están planteando incluso hacer pruebas genéticas a esos niños nacidos o crecidos en el Califato, para comprobar de si son realmente hijos de alemanes.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - La Audiencia alerta de la capacidad adoctrinadora de los familiares de excombatientes - Escuchar ahora

Algunos abuelos franceses y alemanes han recurrido al Tribunal Europeo de Derechos Humanos porque consideran que los derechos de sus nietos de regresar cuanto antes a la civilización occidental se están viendo vulnerados.

Las cifras sobre esas esposas e hijos que han estado o siguen bajo la tutela del autodenominado Estado Islámico son aproximativas. Podrían ser en torno a 2.000 procedentes de 44 países. En Alemania se estima que podría haber entre 200 y 300 niños en esta situación. En Francia, entre 70 y 150.

Noticias

anterior siguiente