Enlaces accesibilidad

La hermana de Puigdemont niega haberse reunido con los CDR para ejercer de "enlace" con Torra

  • Asegura que es "materialmente imposible" que estuviera en esa reunión "por razones familiares perfectamente acreditadas"
  • Denuncia una campaña de "criminalización" para "perjudicar" a su hermano para que las autoridades belgas lo entreguen

Por
Imagen de archivo del expresidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont
Imagen de archivo del expresidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont EFE/ Stephanie Lecocq

Anna Puigdemont, hermana del expresidente catalán huido de la justicia española, Carles Puigdemont, ha negado haberse reunido con cinco de los miembros de los CDR detenidos para ejercer de "enlace" con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en respuesta a las informaciones que apuntan a que participó en un encuentro con los independentistas detenidos por delitos de integración en organización terrorista y tenencia de explosivos. 

Ante las "interesadas filtraciones" sobre la reunión, que se habría producido el 15 de septiembre de 2018, la hermana de Puigdemont ha respondido a través de un comunicado estructurado en siete puntos, el primero de los cuales advierte que hasta ahora "no ha sido una persona pública ni ha mantenido actividad política".

Asegura Anna Puigdemont que es "materialmente imposible" por "razones familiares perfectamente acreditadas y documentadas" que haya participado en la reunión a la que se refiere uno de los autos que llevó a prisión a uno de los detenidos.

Denuncia una "campaña de criminalización" contra su hermano

Además denuncia una "campaña de criminalización y desprestigio" que tiene como objetivo "intentar perjudicar" a su hermano tratando de "convencer" a las autoridades belgas para que "lo entreguen".

"Somos una familia profundamente convencida del derecho que nos asiste a anhelar y luchar por la independencia de Cataluña, pero este anhelo y lucha siempre los hemos planteado desde el más absoluto compromiso con las vías democráticas, cívicas y pacíficas", agrega Anna Puigdemont, que concluye advirtiendo de que se reserva "las acciones civiles y/o penales que llegado el caso considere oportunas".

Según consta en uno de los autos que llevó a prisión a los siete CDR detenidos, cinco de ellos se entrevistaron con la hermana de Puigdemont "en un encuentro cuyas características exigían unas grandes medidas de seguridad que fueron asumidas y adoptadas" por parte del llamado Equipo de Respuesta Táctica (ERT), "consiguiendo llevar a término la misma".

En el mismo sentido ha reaccionado este lunes la portavoz de JxCat en el Congreso de los Diputados, Laura Borràs, que ha insistido en denunciar un "juicio paralelo" para generar un "discurso de violencia" del independentismo a través de un "espectáculo de filtraciones" que ha tildado de "inadmisible".

Borràs ha señalado, en una rueda de prensa en el Parlament, que hasta que no conozcan el sumario, no darán "ninguna veracidad" a las "filtraciones" que han aparecido en las últimas horas sobre presuntos contactos indirectos entre los miembros de los CDR y el president, Quim Torra, y el expresident Carles Puigdemont, con la hermana de este último, Anna Puigdemont, como enlace.

Noticias

anterior siguiente