Enlaces accesibilidad

Al menos 8 muertos y 25 heridos en un atentado suicida contra un templo sufí en Pakistán

  • Siete kilos de explosivos estallaron ante el templo de Data Darbar en Lahore en un ataque reivindicado por los talibanes

Por
Artificieros y sanitarios examinan el lugar de la explosión en Lahore
Artificieros y sanitarios examinan el lugar de la explosión en Lahore. REUTERS/Mohsin Raza

Al menos 8 personas han muerto y otras 25 han resultado heridas en un ataque suicida contra una patrulla policial junto a un frecuentado templo sufí de la ciudad de Lahore, en el este de Pakistán, según han informado fuentes oficiales. El atentado ha sido reivindicado por un grupo talibán.

"Ocho personas, entre ellas cinco policías, murieron y otras 25 fueron heridas, incluyendo agentes", dijo el jefe de Policía de Punjab, Arif Nawaz Khan, en una rueda de prensa, en la que precisó que "unos siete kilos de explosivos fueron utilizados en el ataque suicida dirigido al 100% contra la Policía".

El portavoz del grupo talibán Hizbul Ahrar, Abdul Aziz Yousafzai, responsable del atentado ha justificado en un comunicado que "el ataque se desató a una hora en la que no había civiles cerca de la Policía". En concreto, tuvo lugar a la entrada del templo sufí de Data Darbar hacia las 08.45 hora local (03.45 GMT), indicó una fuente de la sala de control policial de Lahore, Muhammed Ishfaq.

Según la fuente, el objetivo fue una furgoneta de la Fuerza de Élite de la Policía de la provincia de Punjab que se encontraba de patrulla con motivo del mes sagrado musulmán de Ramadán, que comenzó el martes en la nación asiática. "A causa del mes de Ramadán, la seguridad se ha incrementado especialmente en los lugares de culto y templos", explicó Ishfaq.

Condena del primer ministro

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, condenó "rotundamente" la explosión y expresó "su dolor por la pérdida de vidas", indicó su oficina en un comunicado.

El pasado 12 de marzo, al menos 20 personas murieron, casi la mitad de ellas pertenecientes a la minoría chií hazara, y 40 resultaron heridas por la explosión de una bomba oculta, reivindicada por el grupo Estado Islámico (EI), en un saco de patatas en un mercado en el oeste de Pakistán.

La violencia terrorista ha disminuido notablemente en Pakistán desde que el Ejército lanzó una operación en las zonas tribales del noroeste en junio de 2014, que más tarde amplió al resto del país. En ese operativo murieron 3.500 supuestos terroristas, de acuerdo con datos del Ejército no verificados de forma independiente. 

Noticias

anterior siguiente