Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los equipos de rescate han pasado la noche trabajando en la zona residencial de Karachi donde se estrelló el avión, un airbus 320 de las aerolíneas pakistaníes. Han encontrado la caja negra del avión que se estrelló ayer y confirmarán si un fallo en los motores fue la causa del accidente que dejó 97 muertos. Tan solo dos personas han sobrevivido al accidente. Además, las autoridades paquistaníes confirman que hay 25 casas afectadas, algunas completamente destruidas.

Coronavirus: última hora en directo

Al menos 97 personas han muerto en Pakistán tras estrellarse el pasado viernes un avión de la compañía estatal Pakistan International Airlinesel en la zona residencial de Karachi. Se eleva así la cifra de fallecidos notificados en un principio (60), después de que los equipos de rescate trabajaran durante la noche entre los escombros. Las autoridades han reportado también que dos personas han sobrevivido.

A unos tres kilómetros de Karachi, la ciudad económica paquistaní, se ha conocido la colisión de un avión con más de un centenar de personas en su interior, entre ellas ocho tripulantes. Según las autoridades de la zona habría al menos un superviviente y la aeronave habría impacado en un barrio residencial de la localidad. Al parecer, un portavoz de la compañía aérea Pakistan International Airlines (PIA)ha comentado que el piloto había informado de problemas técnicos momentos antes del accidente. El ejército ya ha desplegado soldados para ayudar en las tareas de rescate.

Este 8 de marzo es un día de reivindicaciones feministas en medio mundo, el que permite a las mujeres expresarse libremente y reclamar igualdad. En Pakistán, un país en el que todavía se castiga a la mujer por tener relaciones fuera del matrimonio, las mujeres han salido a la calle. En Islamabad han sido miles las que se han manifestado a pesar de las amenazas que incluso han llegado a apedrearlas. En la capital de Indonesia, en Yakarta, se han concentrado frente al palacio presidencial para reclamar una mayor protección a los derechos de las mujeres.

En Europa la reivindicación ha sido en forma de baile en París, donde cientos de mujeres han denunciado con guantes y una cinta en la cabeza que ellas, además de trabajar, se encargan de la casa. Berlín y Londres también han visto sus calles inundadas.

Y multitudinaria marcha en la capital de Chile, donde, según las primeras cifras, más de medio millón de personas se han manifestado como en otros lugares de Latinoamérica. Lo han hecho contra la violencia machista. En México 10 mujeres son asesinadas al día y la ola de indignación ha llegado a las universidades.

Aunque las autoridades no han precisado todavía las causas de la explosión, todo apunta a un ataque terrorista. La explosión se ha producido en el interior de una mezquita en Pakistán, en una provincia fronteriza con Afganistán. Entre los fallecidos se encuentra un Intendente de la Policía. Hace dos días una bicicleta bomba acabó con la vida de dos miembros del cuerpo fronterizo.

La decisión de suspender la autonomía de Cachemira promete más tensión aún en uno de los lugares más convulsos del planeta. Una disputa entre Pakistán y la India a la que también se puede sumar China, y que intentamos comprender junto a Ana Ballesteros, investigadora del CIDOB y del Observatorio Político y Electoral del Mundo árabe y musulmán.

Hoy estamos pendientes de todas las novedades con respecto a esos dos atentados terroristas dirigidos por personas abiertamente racistas en Estados Unidos y escucharemos las palabras de Donald Trump. También nos ocupa la decisión del Gobierno de la India de suspender la autonomía de la región de Cachemira que también reclama como suya Pakistán. Además, nos vamos a fijar en una nueva jornada de protestas en Hong Kong y hablaremos de la reincorporación de los miembros de la antigua guerrilla de las FARC. Nos despediremos con un reportaje sobre el futuro de la industria del plástico y sus efectos en el medio ambiente mundial.

Bajo el lema ‘No espere el cambio, se el cambio’, un grupo de mujeres de Pakistán han formado un grupo de moteras llamado las ‘Pink Riders’. Su objetivo, no depender de ningún miembro de su familia y plantar cara al transporte público que en Pakistán es muy caro e inseguro.
Por ahora, los hombres miran con recelo al grupo formado por 700 moteras, que quiere crecer hasta llegar a 7.000.
Son mujeres independientes que animan a todas las pakistaníes a unirse al movimiento.