Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El asesinato de las dos hermanas de Terrassa en Pakistán, a manos presuntamente de sus familiares, ha vuelto a poner sobre la mesa la práctica de los matrimonios forzados y los crímenes de honor. Un equipo de Informe Semanal hablado con mujeres como Sáhara, que saben lo que es ser casada a la fuerza. "Mis padres me enviaron engañada a Pakistán. Creía que iba a la boda de mi hermana y me casaron el mismo día a mí también. Me quitaron documentación", ha relatado. Cataluña es la única comunidad autónoma en España que tiene un protocolo para estos casos.

Naciones Unidas estima que, cada año, 12 millones de mujeres y niñas son forzadas a casarse con quien no quieren. Shirin Musa, de origen paquistaní, es fundadora de Femmes for Freedom y activista por los derechos de la mujer. Hablamos con ella en Las Mañanas de RNE sobre esta lacra tan silenciada en la mayoría de países occidentales. Explica que en la mayoría de los casos las familias aprovechan las vacaciones de verano para llevar a las niñas a sus países de origen y tramitar estos matrimonios y señala que normalmente ellas no denuncian la situación debido a que la violencia viene ejercida por sus propios seres queridos.

Apunta que, además del matrimonio forzado, estas mujeres se ven después sometidas a un cautiverio matrimonial cuando sus maridos se niegan a concederles el divorcio islámico y alerta del riesgo que supone que los países europeos no tengan este aspecto tipificado en la ley. Señala que es importante abordar la situación desde un enfoque íntegro, institucional y social, e insiste en la importancia de concienciar a los países occidentales para que puedan ofrecer apoyo y seguridad a todas estas mujeres y niñas víctimas de sus propias familias.

La madre y un hermano menor de las dos jóvenes paquistaníes afincadas en Terrassa (Barcelona) que fueron asesinadas en su país natal a manos presuntamente de sus familiares han llegado este domingo al aeropuerto barcelonés de El Prat. Ambos han llegado a la terminal T1 del aeropuerto barcelonés en un vuelo procedente de Pakistán con escala en Abu Dhabi.

Azra Shaheen ha agradecido a la Policía de Pakistán, al cónsul, y a las autoridades españolas por organizar su regreso a España. "Estoy muy agradecida", ha señalado muy emocionada. La mujer ha sido custodiada por los Mossos y la Policía Nacional. Madre e hijo permanecerán en un piso de protección de la Generalitat en Barcelona.

"Fueron castigadas por elegir a sus parejas [...] Por eso las mataron", ha explicado Huma Jamshed, de la asociación de mujeres paquistaníes en Cataluña al Canal 24 horas de TVE. La Fiscalía investiga el asesinato de dos españolas en Pakistán en un crimen de honor. Huma Jamshed ha abogado por medidas legales más contundentes contra estos asesinatos. "Las mujeres deben ser autosuficientes tener un trabajo y un sueldo para cubrir sus necesidades y las mujeres deben tener el coraje de denunciar los malos tratos. Hay que trabajar y cambiar la cultura", ha añadido.

La madre de las jóvenes asesinadas en Pakistán se ha reencontrado este viernes con su hijo de nueve años. El cónsul de Pakistán, Mirza Salman, ha contado que durante el asesinato ella estaba en la habitación. "Dice que a la hija pequeña la mataron delante de ella, pero la hija mayor continuaba viva". Los vecinos, alarmados por los disparos, avisaron a la policia que fue quien la rescató. La tenían encerrada. Después de declarar, huyó de Gujarab, amenazada de muerte, sin su pasaporte y sin su hijo menor, que continuaba en la casa con su tío, el supuesto ideólogo de los crímenes.

En Cataluña, los Mossos están interrogando a las personas próximas a las dos hermanas pakistaníes asesinadas al viajar a su país. También han interrogado a la madre de forma telemática y han pedido colaboración al cónsul para investigar y este no descarta viajar a Pakistán.

Por otro lado, investigan ahora un nuevo posible caso de matrimonio forzado en Cataluña. Una niña menor de edad que asegura que sus padres quieren casarla por la fuerza en el extranjero.

Alrededor de 1.000 mujeres son cada año víctimas de los llamados crímenes por honor en Pakistán, aunque se estima que la cifra es mucho mayor. Desfiguraciones con ácido, agresiones sexuales o asesinatos son algunas de las penas que les aplican los hombres cuando desafían la conducta que se les ha establecido. Y entre las causas por las que se aplican los castigos, aunque estas no estén inscritas en ninguna cultura o religión, se encuentran mantener relaciones no aprobadas por la familia, el adulterio o el intento de divorcio.

Informa Cristina Sánchez.


Los Mossos d'Esquadra han citado a declarar a familiares de las dos hermanas paquistaníes residentes en Terrassa (Barcelona) asesinadas en su país de origen para determinar su grado de colaboración en el viaje de estas. A las jóvenes de 24 y 21 años las mataron después de que solicitaran el divorcio a sus primos, con los que las obligaron a casarse, y se negaran a que las acompañaran de regreso a Europa.

El fin de semana conocíamos la noticia sobre el nuevo decreto que prohíbe a las mujeres afganas aparecer en público sin cubrirse el rostro, una más de las múltiples restricciones impuestas ya por los talibanes. Atifa es una refugiada afgana que reside en España desde agosto de 2021 y ha explicado en Las Mañanas de RNE que huyó de su país porque se encontraba en peligro "como todas las mujeres independientes". Señala que las mujeres han luchado durante más de 20 años "para poder ser una población prometedora" y que ahora se han convertido en "esclavas" en sus propias casas: "Son almas muertas en cuerpos vivos", indica.

María José Rodríguez Becenas es abogada y colabora con múltiples ONGs, y destaca la dificultad que está habiendo para sacar del país a las miles de mujeres que llevan desde agosto esperando a que se tramite su caso. Indica que "está siendo un goteo" y señala la necesidad de apoyo a las embajadas de Irán y Pakistán para que puedan llegar a atender todas las solicitudes de asilo. 

Ucrania denuncia el ataque de un hospital de Mariupol tras un bombardeo de la artillería rusa. Incertidumbre en torno a la situación en la planta nuclear de Chernobyl. Conectamos con nuestros enviados especiales a Leópolis, Mónica Cartes y David Velasco, y hablamos de la nueva ronda de sanciones anunciada por la Unión Europea. Además de Ucrania, hablamos sobre la inestabilidad política en Pakistán con Mario Esteban, del Real Instituto Elcano.

Aterriza un nuevo avión de colaboradores afganos en el aeropuerto militar de Torrejón. Con la llegada de este primer vuelo Airbus con 84 personas, entre ellas 45 mujeres y 35 menores de 16 años, se ha iniciado la segunda operación de rescate, ahora desde Islamabad. A pie de pista les han recibido los ministros de Asuntos Exteriores, Jose Manuel Albares y la titular de Defensa, Margarita Robles.

FOTO: EFE/ Román Ríos

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, se encuentra de visita en Catar, donde hoy se reúne al más alto nivel con el Emir para negociar la salida de Afganistán de más colaboradores españoles. Tras su viaje de la semana pasada a Pakistán, Albares para en el segundo país con contacto e influencia sobre el nuevo gobierno afgano: “Son los dos países fundamentales, con conocimiento e influencia. El mensaje es el mismo que en Pakistán: que nuestros colaboradores puedan salir libremente, que la ayuda humanitaria pueda llegar y que se respeten los derechos humanos, especialmente de las mujeres y las niñas”. Albares dice que también es importante para estos dos países evitar una crisis de refugiados en la región y reitera que la comunidad internacional no tiene planes de reconocer ni establecer un diálogo directo con los talibanes: “No hay intención de tener conversaciones políticas, ni contactos políticos, ni reconocimiento del gobierno talibán. Por tanto, ahora mismo eso ni quita ni pone. Si puede haber contactos operativos para esos tres fines”. Albares también aprovechará la visita de hoy para hacer “diplomacia económica” y se reunirá con fondos de inversiones cataríes que tienen inversiones en nuestro país y viceversa.

Osama Bin Laden, el cerebro de los atentados del 11-S, se convirtió en el enemigo público numero 1. Este año se cumplen tambien 10 años de su muerte. Fue abatido por un comando especial de Estados Unidos en Abbottabad, en Pakistán . Un equipo de enviados especiales de TVE ha estado allí, en el lugar en el que murió.

[Especial: 20 aniversario del 11-S]

FOTO: Dos policías de Nueva York, junto a la portada de un períodico con la imagen de Osama Bil Laden en septiembre de 2001. REUTERS/Russell Boyce.

En su primer viaje oficial a Pakistán, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, se ha comprometido a buscar "vías seguras" para evacuar a los colaboradores afganos que no han podido salir del país, tras la subida al poder de los talibanes. Es la primera visita oficial de un canciller español a Islamabad en 70 años de relaciones diplomáticas.

Muchos de los miembros del gobierno anunciado por los talibanes en Afganistán, así como el propio fundador de los talibanes, el Mulá Omar, se formaron en la escuela coránica de Haqqaniya, en Pakistán, en la que ha entrado un equipo de televisión española y el enviado especial Óscar Mijallo. 

Hamid ul Haqqani es el rector de esta madrasa, situada a 50 km de Peshawar, y considerada el centro de formación religioso más importante de Pakistán y de buena parte de Asia. "El Islam no es terrorismo", asegura Ul Haqqani. 

Unos 2.000 alumnos estudian el Corán, la jurisprudencia islámica y el hadith, las conversaciones de Mahoma, para obtener un titular superior equivalente a un máster académico.

Antes de caer, el depuesto gobierno afgano había pedido su cierre y la calificó como "la universidad de la yihad", por formar talibanes para luchar en Afganistán.

Foto: TVE

Ciudadanos afganos que se encuentran refugiados en la ciudad de Peshawar, capital de la región pakistaní que acoge al 58% de las personas procedentes del país fronterizo -Jaiber Pastunjuá- ven con relativa esperanza la llegada de los talibanes al poder tras veinte años de conflicto armado. Piden la colaboración internacional para que los hasta ahora insurgentes sean capaces de pacificar el país.

Los talibanes siguen sin nombrar Gobierno en Afganistán mientras el país trata de recuperar la normalidad. Ya se han retomado los primeros vuelos internos desde el aeropuerto de Kabul. Los combates se recrudecen en el bastión de la resistencia afgana, el Valle de Panjshir, donde los talibanes aseguran que han tomado cuatro de los ocho distritos. La inestabilidad se traslada a los países vecinos, como Pakistán. Al menos tres personas murieron y otras 20 resultaron heridas -entre ellas, 16 militares- este domingo en un atentado suicida contra un puesto de control de las fuerzas de seguridad en la ciudad de Quetta, en el oeste de Pakistán, en un ataque reivindicado por el principal grupo talibán del país, el Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP).

La provincia de Panjshir se encuentra a sólo 300 kilómetros de la ciudad pakistaní donde las tropas de élite de Estados Unidos abatieron al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, uno de los nombres propios en estos 20 años de intervención en Afganistán. Hasta allí se ha desplazado un equipo de TVE. En la imagen, un talibán sentado con su arma en Kabul (04/09/21). Foto: Reuters.

La frontera entre Pakistán y Afganistán está formada por 800 kilómetros de espino, cuatro torres y hasta drones. Pakistán intenta que no entre en su país el opio, principal ingreso de la economía afgana, pero las organizaciones humanitarias lamentan que esto impide a los refugiados que ahora huyen de los talibanes entrar en el país vecino.