Enlaces accesibilidad

Alcoa advierte de que podría cerrar su planta de aluminio de Lugo

  • La empresa pide al Gobierno más medidas que las que están en el borrador del Estatuto de Consumidores Electrointensivos
  • En las dos plantas de San Ciprián, una de ellas la de aluminio, que pierde 9 millones de euros al mes, trabajan 1.700 personas

Por
La factoría de aluminio Alcoa, ubicada en San Ciprián (Lugo), en una imagen de archivo
La factoría de aluminio Alcoa, ubicada en San Ciprián (Lugo), en una imagen de archivo. EFE/Eliseo Trigo

Alcoa ha alertado de que la viabilidad de su planta de aluminio en el complejo de San Ciprián, en Lugo, está en riego y su futuro peligra si el Gobierno no adopta más medidas que las incluidas en el borrador del Estatuto de Consumidores Electrointensivos, publicado el pasado lunes.

El complejo de San Ciprián, en el que trabajan unas 1.700 personas, está integrado por una planta de aluminia y otra de aluminio, que es la electrointensiva y que el año pasado arrojó pérdidas de 48 millones de euros. Según datos aportados por los sindicatos, actualmente, dicha planta pierde unos 9 millones de euros al mes.

La planta lucense es la única fábrica de aluminio primario que Alcoa mantiene abierta en España, tras el cierre de las de Avilés (Asturias) y A Coruña, cuya venta también se pondría en riesgo si nada cambia, según la empresa. Cabe recordar que en enero, la compañía y los sindicatos alcanzaron un preacuerdo para mantener parte de la actividad en esas dos plantas mientras se busca un comprador.

Las medidas del Gobierno son "insuficientes" para Alcoa

"El borrador de Estatuto no aporta la solución que la industria del aluminio primario en España necesita para su sostenibilidad", han asegurado fuentes de Alcoa, que consideran que las medidas que se proponen "son insuficientes", ya que mantendrían un significativo diferencial en coste de energía respecto a los países competidores, y "son inciertas", ya que no ofrece garantías sobre la aplicación efectiva de la medida más relevante en el borrador: la compensación de costes indirectos de CO2.

"En nuestra opinión, si las medidas se limitan a lo que recoge el borrador de estatuto, éstas ponen en riesgo la viabilidad de la planta de aluminio de San Ciprián, única instalación que mantiene la producción de aluminio primario en España en la actualidad", han aseverado las fuentes.

Según datos de la compañía, el coste de la energía eléctrica supone en torno al 40% del total del coste de producción de la industria del aluminio primario en España y por ello necesita un marco energético que garantice costes competitivos y certidumbre, en línea con los países de nuestro entorno.

Industria defiende el Estatuto criticado por Alcoa y sindicatos

"La existencia o no de las condiciones que permitan esa competitividad en costes y suficiente certidumbre en energía, lógicamente puede condicionar la viabilidad de la industria y el interés de posibles compradores de las fábricas", según Alcoa. Por ello, la compañía insiste en que si el borrador no se modifica se dificultará la venta de Avilés y A Coruña y estará en riesgo la planta de aluminio lucense.

Mientras, el presidente del comité de empresa de Alcoa de Avilés, José Manuel Gómez de la Uz, ha asegurado en declaraciones a Efe que el Estatuto es "una tomadura de pelo" que "en absoluto resuelve lo que se perseguía ni crea el marco estable que se esperaba". Y ha acusado al secretario general de Industria, Raúl Blanco, de mentir cuando dijo que iba a crear las figuras de las empresas electrointensivas e hiperelectrointensiva, "cuando, al final, nos meten a todas en el mismo saco", lo que disuade a posibles compradores en su opinión.

Totalmente diferente es la opinión de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que ha manifestado que el Estatuto "da una seguridad a Alcoa sobre el precio de la energía", un instrumento que pedía la compañía para "dibujar esa necesaria inversión que tiene que hacer otra empresa para la compra". Además, Maroto ha señalado que con él hay una "garantía mayor" para las 153 empresas electrointensivas del país que cuentan con 150.000 empleos.

Por ello, la ministra ha señalado que esperan llegar a junio con "una garantía de un inversor" para Alcoa y ha afirmado que el Ejecutivo no tiene "certeza todavía" de que Alcoa haya tomado una decisión sobre el complejo de San Ciprián, en Lugo.

Noticias

anterior siguiente