Enlaces accesibilidad

Una grabación muestra la angustia de los niños separados de sus padres en la frontera de EE.UU.

  • La difusión de las grabaciones alimenta el aluvión de críticas a Trump
  • Ante las imágenes de niños encerrados en jaulas la Casa Blanca dice que solo cumple la ley

Por
Una grabación muestra la angustia de los niños separados de sus padres en la frontera de EE.UU.

Las críticas a Donald Trump por la política de la administración estadounidense de separar a los niños inmigrantes de sus padres en la frontera con México no dejan de arreciar. A las organizaciones internacionales y de derechos humanos, así como la propia esposa del presidente, se han sumado en las últimas horas políticos demócratas y republicanos e importantes empresas. 

Las críticas se han endurecido después de difundirse imágenes de los menores encerrados en jaulas con suelo de cemento, y audios en los que supuestamente se les oye llorar y llamar a sus padres.

La administración estadounidense defiende que las separaciones familiares cumplen estrictamente la ley. Bajo la política de Trump de "tolerancia cero" con la inmigración, quienes entran ilegalmente en los EE.UU. son acusados de un delito. Como resultado, los adultos son enviados a una carcel federal, mientras los niños son enviados a centros de detención aparte, en ocasiones en localidades lejanas.

Es en uno de estos centros donde la ONG ProPublica ha grabado, según asegura, un audio de los niños llorando y llamando a sus padres. Uno de los guardias bromea, en español: "Tenemos una orquesta aquí". 

Cerca de 2.000 niños han sido separados de sus padres entre mediados de abril y finales de mayo.

Tratamiento "bárbaro"

La portavoz demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha enviado un mensaje a Trump tras visitar un centro de detención en San Diego: "Detenga esta política inhumana y bárbara".

"El número creciente de niños separados de sus padres es enfermizo", ha declarado el senador Michael Bennet, también demócrata. "Pero el presidente y su administración continúan perpetuando falsedades y culpan a otros de su propia crueldad".

Las críticas llegan incluso del Partido Republicano. "Todos los americanos están justamente horrorizados por las imágenes que vemos en las noticias, niños llorando separados de sus madres y padres. Esto debe parar. Ahora", ha declarado el senador Ted Cruz.

El más duro con Trump ha sido, como viene siendo ya habitual, el senador y excandidato a presidente John McCain. “La política del gobierno de separar a la familias es una afrenta a la decencia del pueblo estadounidense, contraria a los principios y valores sobre los que se fundó nuestra nación”, ha escrito McCain en Twitter. 

Incluso Microsoft, una de las mayores empresas estadounidenses, ha pedido que se cambie la legislación para evitar las separaciones forzosas. 

Sessions: "Hacemos lo adecuado"

Sin embargo, la administración Trump continúa inamovible. La secretaria de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen, ha insistido en que la Casa Blanca no se ha inventado la ley. "Lo que ha cambiado es que ya no eximimos a grupos enteros de personas que violan la ley", ha explicado.

Por su parte el fiscal general, Jeff Sessions, ha defendido las separaciones. "Hacemos lo adecuado. Cuidamos a estos niños. No están siendo maltratados", ha declarado en la cadena Fox.

Este lunes, el presidente Trump insistía en su política de "tolerancia cero" hacia la inmigración. "¡No queremos que nos pase a nosotros lo que está pasando en Europa con la inmigración!", clamó el presidente estadounidense.

El Congreso tiene previsto votar este viernes dos nuevas leyes que podrían endurecer la legislación migratoria. 

Noticias

anterior siguiente