Enlaces accesibilidad

Riesgo de guerra comercial

La OMC cree que, políticamente, la guerra comercial entre EE.UU. y China ya ha comenzado

  • "Técnicamente, aún no estamos ahí", dice el director del organismo internacional
  • Azevêdo señala que todavía no se han aplicado ciertas medidas anunciadas
  • También informa de que existe "un diálogo" entre ambos países
  • Alerta de que el proteccionismo puede frustrar el crecimiento comercial en 2018

Por
El director general de la Organización Mundial de Comercio, Roberto Azevêdo, presenta las previsiones para 2018
El responsable de la Organización Mundial del Comercio pide "moderación" a Washington y Pekín. EFE/ Martial Trezzini

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevêdo, considera que, desde una perspectiva política, la guerra comercial entre EE.UU. y China ya ha comenzado, aunque "técnicamente, aún no estamos ahí".

"Hay ciertas medidas que han sido anunciadas, pero todavía no se han aplicado y hay un diálogo" entre esos países, ha señalado el político brasileño en una rueda de prensa donde ha presentado el informe de la organización sobre las perspectivas comerciales mundiales para este año.

La organización internacional, que administra el enorme compendio de normas que regulan el comercio entre sus 164 Estados miembros, advierte de que un "proceso de medidas y contramedidas podría llevar a una escalada incontrolable".

Insta a ambos países a actuar con moderación

Azevêdo ha indicado que, "políticamente, debemos estar viendo el inicio [de una guerra comercial] y eso es exactamente lo que he pedido a los países miembros [de la OMC] que intenten evitar".

Así, el responsable de este organismo multilateral ha instado a los países que actúen con "moderación" y que busquen soluciones a sus desacuerdos mediante el diálogo y compromisos serios.

"Lo último que necesita la economía mundial es un ciclo de represalias. La mejor manera de abordar los acuciantes problemas comerciales que afrontan los miembros de la OMC es mediante una acción colectiva", ha insistido el director general de la OMC.

Las tensiones ya afectan a la confianza del sector privado

En el informe sobre las perspectivas comerciales de 2018, este organismo prevé un fuerte crecimiento de los intercambios a nivel global, aunque ya adelanta que el agravamiento de las tensiones geopolíticas reducirá los flujos comerciales.

La magnitud de ese impacto -admite la OMC- es "impredecible" pero, "claramente, serían graves" y "los países más pobres serían los mayores perdedores", ha añadido Azevêdo, quien ha admitido que, en estos momentos, el enfrentamiento entre China y EE.UU. ya está afectando a la confianza del sector privado y sus decisiones de inversiones.

"Dados los cambios tecnológicos, los conflictos podrían adoptar cada vez más la forma de ataques cibernéticos, lo que podría repercutir en el comercio de servicios tanto o más que en el de mercancías", se explica en el documento.

La OMC pronostica en su informe que el comercio mundial sigue recuperándose del frenazo provocado por la crisis de 2008. Así, su volúmen recerá un 4,4% en 2018 -tres décimas menos que el 4,7% registrado el año pasado-, a pesar de que esa previsión no tiene en cuenta una posible escalada de las tensiones comerciales. Su anterior estimación era que el comercio crecería este año un 3,2%.

El análisis indica que muy probablemente ese crecimiento se moderará el próximo año y se situará en torno al 4%, por debajo de la media de 4,8% marcada desde los años 90, pero claramente por encima de la media del 3% del periodo que siguió a la crisis financiera y económica que se declaró en 2008.

Noticias

anterior siguiente