Enlaces accesibilidad

Los españoles ganan menos que al comienzo de la crisis

  • Así lo señala un informe de la Confederación Europea de Sindicatos

  • Los trabajadores españoles cobraron en 2017 un 4,4% menos que en 2010

  • Nueve países europeos registraron diferencias salariales de hasta el 19,1%

Por
Los españoles, entre los trabajadores europeos que mayor poder adquisitivo han perdido desde la crisis
Los españoles, entre los trabajadores europeos que mayor poder adquisitivo han perdido desde la crisis ThinkStock

Los salarios de los trabajadores españoles han descendido en 2017 un 4,4% respecto a los niveles de 2010. En total, hasta nueve países europeos siguen esta tendencia. Italia, Reino Unido, España, Bélgica, Grecia, Portugal, Finlandia, Croacia y Chipre han visto cómo sus salarios se han reducido, en algunos casos, hasta un 19,1%. En seis de ellos, además, las personas trabajadoras ganaron menos en 2017 que en 2016.

Son datos del informe “Benchmarking Working Europe 2018” elaborado por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) a partir de las cifras publicadas durante el pasado mes de febrero. Se refieren a “salarios reales”, es decir, el valor de los salarios cuando tienen en cuenta el coste de la vida.

En el caso de España la diferencia salarial con respecto al año 2010 se ha situado en un 4,4% menos, una reducción más significativa que en países como Italia (-4,3%), Reino Unido (-2,4%), Bélgica (-1,1%) y Finlandia (-1%).

En Grecia, por su parte, los trabajadores han ganado en 2017 un 19,1% menos que al comienzo de la crisis. Es el país con la mayor diferencia salarial de toda Europa. Le sigue Chipre con una reducción en los salarios del 10,2%, Portugal con un 8,3% menos y, muy cerca, Croacia con el 7,9% de diferencia.

Los salarios continúan bajando respecto a 2016

El mismo informe señala que en seis de esos nueve países, los trabajadores han ganado menos en 2017 que en 2016. En el caso de España, los “salarios reales” descendieron un 1,5%, reflejando una pérdida de poder adquisitivo en los bolsillos de los ciudadanos. También lo hicieron en Grecia (-0,4%), Reino Unido (-0,6%), Bélgica (-0,8%), Italia (-0,9%) y Finlandia (-2%), donde se registró la diferencia más significativa.

Según la secretaria confederal del CES, Esther Lynch, “a pesar de lo que se habla de recuperación económica, la gente trabajadora en muchos países está aún peor que antes de la crisis y todavía están perdiendo”.

“No es de extrañar, afirma Lynch, que incluso la Comisión Europea y el Banco Central Europeo pidan un mayor incremento salarial. Este aumento de salarios es esencial, no solo para la equidad social sino para impulsar el crecimiento y crear empleos de calidad”.

La CES aboga por los convenios colectivos

La CES considera que “ahora es el momento de considerar acciones más contundentes para promover las negociaciones entre empleadores y sindicatos y lograr aumentos salariales justos y razonables. Las normas de contratación pública de la UE deberían, asimismo, exigir que se ofrezcan contratos solo a las empresas que estén cubiertas por convenios colectivos”.

La Unión Europea y los Estados miembros, en opinión de la CES, podrían establecer objetivos para aumentar el número de trabajadores cubiertos por convenios colectivos. “La UE debería exigir de inmediato a los Estados miembros que informen sobre qué medidas tomarán para aumentar la cobertura de la negociación colectiva”, ha afirmado el sindicato en un comunicado.

Este informe será presentado esta tarde en la Representación Permanente de Austria ante la Unión Europea.

Noticias

anterior siguiente