Enlaces accesibilidad
Crisis política en Honduras

El oficialismo hondureño rechaza repetir las elecciones mientras la oposición se reafirma en el fraude electoral

  • La Organización de Estados Americanos propuso nuevas elecciones para resolver la crisis
  • Los dirigentes del país rechazan la propuesta de la OEA y piden diálogo
  • El candidato opositor, Nasralla, aporta pruebas de fraude electoral en Washington

Por
Una hondureña esucha la proclamación del presidente Juan Orlando Hernández
Una hondureña esucha la proclamación del presidente Juan Orlando Hernández. EFE/Gustavo Amador

Los líderes del gobernante Partido Nacional de Honduras y el principal gremio empresarial han rechazado la propuesta de la Organización de Estados Americanos (OEA) de celebrar nuevas elecciones para salir de la crisis del país, que ha amanecido con cierres violentos de carreteras convocados por la oposición. Para solucionar la situación, han pedido diálogo nacional. "Es inaceptable, no se pueden hacer unas nuevas elecciones, no lo permite el marco legal del país", ha declarado el líder del Partido, Fernando Anduray. 

Anduray argumenta para ello el "respeto" a la voluntad de los más de 3,7 hondureños que acudieron a las urnas el pasado 26 de noviembre. El TSE ha señalado que la suma de las actas revisadas por la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA y la Unión Europea, en comparación con las actas del ente electoral y de los partidos Liberal, Nacional y la Alianza de Oposición, "coinciden todas con el mismo resultado".

Por su parte, el titular del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, ha señalado que la propuesta de la OEA es solo "una recomendación" y ha destacado que la voluntad del presidente electo, Juan Orlando Hernández para iniciar un diálogo.

Según Oliva, la crisis se superará mediante un diálogo "respetuoso e incluyente", y ha pedido a la oposición que acepte los resultados "con humildad, objetividad y alto compromiso nacional". En la misma sintonía se han manifestado el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), cuyo presidente ha pedido a los políticos "arreglar" el caos del país, aunque no comparte la decisión de repetir las elecciones.

Por su parte, el candidato a la presidencia de la oposición, Salvador Nasralla, se ha reunido con el secretario general de la OEA en Washington para denunciar el supuesto fraude electoral en los comicios. Según Nasralla, el "sistema fue violado por el Gobierno, quien controla al Tribunal Supremo Electoral (TSE), para alterar los resultados y garantizar que fueran favorables al actual presidente". Tras las pruebas, el Gobierno de Estados Unidos le ha pedido que utilice las vías legales establecidas en el país para recurrir la proclamación de Juan Orlando Hernández como presidente reelecto si no está de acuerdo con el fallo del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El opositor Nasralla denuncia el fraude electoral en Washington

La negativa de los dirigentes a repetir los comicios se produce un día después de que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, propusiera nuevas elecciones. Almagro, que se ha reunido este lunes en Washington con el candidato opositor, Salvador Nasralla, ha afirmado que "no existen las condiciones" para declarar un ganador tras escuchar las "irregularidades del proceso electoral" expuestas por el opositor.

De acuerdo con Nasralla, los resultados electorales fueron alterados digitalmente, y además ha presentado pruebas del supueto fraude ante la OEA este lunes. Según ha denunciado el opositor, "la mayoría de las personas votaron para en contra de que el presidente continuara" en las elecciones de noviembre. "El mensaje para los Estados Unidos es que no conocen la realidad del fraude", ha zanjado.

Sobre la repetición de comicios, la jefa de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europrea (MOE UE), la eurodiputada Marisa Matías, ha indicado que solo las instituciones hondureñas "tienen la potestad de tomar decisiones sobre el proceso electoral", después de no encontrar "diferencia" entre las actas electorales publicadas por el ente electoral de Honduras. 

Los simpatizantes de la oposición continúan con las protestas, algunas con vandalismo, en las principales ciudades del país, que han dejado ya al menos 17 muertos. El diputado Rafael Alegría, del Partido Libertad y Refundación, ha indicado a los periodistas que las manifestaciones seguirán "el tiempo que sea necesario" para que se "respete la voluntad popular". 

Hernández, proclamado presidente este domingo, ganó las elecciones con el 42,95% de los votos frente al 41,24% que obtuvo Nasralla, en un recuento que se prolongó durante cerca de una semana.

Noticias

anterior siguiente