Enlaces accesibilidad

La Comisión Europea abre un procedimiento de infracción a Polonia por la reforma judicial

  • Tras publicarse este viernes en el boletín oficial de ese país la reforma
  • La independencia de las cortes polacas "se vería socavada" con la nueva ley
  • Polonia responde que la Justicia es "competencia" de los Estados miembros

Por
El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans
El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans. EFE Stephanie Lecocq

La Comisión Europea (CE) ha abierto un procedimiento de infracción a Polonia al enviar al Gobierno una carta de notificación formal, tras publicarse este viernes en el boletín oficial de ese país la reforma que modifica el funcionamiento de los tribunales regionales y de apelación.

El Ejecutivo comunitario ha precisado en un comunicado que las autoridades polacas disponen de un mes para responder. Si Varsovia no contesta en ese plazo o Bruselas considera insatisfactoria la respuesta, la Comisión publicará un dictamen motivado, la segunda etapa en el procedimiento de infracción.

En la carta de notificación, el Ejecutivo comunitario asegura que al otorgar al ministro de Justicia el "poder discrecional" de prorrogar el mandato de los jueces que han alcanzado la edad de jubilación, así como de destituir y nombrar a los presidentes de los tribunales, la independencia de las cortes polacas "se vería socavada" con la nueva ley.

Bruselas añade que la reforma permite al ministro de Justicia ejercer su influencia sobre los jueces, en particular, mediante "los vagos criterios para prolongar sus mandatos, socavando así el principio de inamovilidad de los jueces".

Además, la CE afirma que al disminuir la edad de jubilación, la ley permite al ministro extender el mandato de los magistrados hasta diez años en el caso de las mujeres y hasta cinco en el de los hombres. Bruselas también considera que la reforma discrimina a las mujeres al establecer edades de jubilación diferentes para juezas (60 años) y jueces (65 años).

La norma reduce la independencia judicial

Por otra parte, la legislación no establece un plazo temporal para que el ministro de Justicia adopte una decisión sobre la prolongación de los mandatos, de modo que, en opinión de la Comisión, se le permite "conservar influencia sobre los jueces afectados para el resto de su mandato judicial".

Más allá de iniciar el procedimiento de infracción, el vicepresidente primero del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans, envió este viernes una carta al ministro polaco de Asuntos Exteriores, Witold Waszczykowski, en la que invita tanto a él como al titular de Justicia, Zbigniew Ziobro, a una reunión en Bruselas "en la mayor brevedad posible" con el objetivo de "relanzar el diálogo".

El presidente polaco, Andrzej Duda, ratificó el pasado martes la ley que reforma el funcionamiento de los tribunales regionales y de apelación y permite al ministro de Justicia, quien también es fiscal general, el nombramiento de magistrados, una norma que, según la oposición, reduce la independencia judicial.

El texto ratificado es parte del paquete de tres normas que integran la controvertida reforma judicial impulsada por el Gobierno del partido nacionalista Ley y Justicia. Tras días de protestas, el presidente polaco anunció el lunes que no ratificaría el polémico proyecto de ley del Tribunal Supremo ni el de reforma del máximo órgano de gobierno de los jueces.

El miércoles, la Comisión Europea (CE) dio a Polonia un mes para rectificar las reformas de su sistema judicial y cambiar las leyes que a juicio de Bruselas ponen en riesgo el Estado de derecho, y reiteró su disposición a activar el artículo 7 que puede desembocar en sanciones si no se abordan estas preocupaciones.

El Ejecutivo comunitario basó esa recomendación sobre el Estado de derecho en las dos publicadas en 2016 y agregó "nuevas preocupaciones", pues Polonia "no ha abordado los problemas identificados" y ha dado "pasos adicionales" que agravan el asunto.

La respuesta del gobierno polaco

El viceministro polaco de Exteriores, Konrad Szymanski, ha ratificado este sábado que su Gobierno considera "infundadas" las medidas de la Comisión Europea (CE) contra la reforma judicial de su país y ha argumentado que ello entra en las competencias nacionales. "La organización de la justicia y los tribunales es competencia de los estados miembros", dijo Szymanski, del partido nacionalista y conservador Ley y Justicia, según reproduce el portal de noticias Polityce.pl.

Esta respuesta se une a las declaraciones que el gobierno polaco había hecho en los últimos días. Varsovia había calificó de "chantaje" las advertencias de la CE: "No estamos de acuerdo con el chantaje de los funcionarios de la UE, un chantaje que no se basa en hechos, sino en suposiciones", afirmó Rafal Bochenek, el portavoz del Ejecutivo. 

Bochenek hizo hincapié en que su Gobierno "respeta los valores democráticos", subrayó que "ninguno de los proyectos de ley para reformar el sistema judicial reduce la independencia de jueces y de los tribunales" y aseguró que las leyes aprobadas son "conformes con la Constitución y el ordenamiento jurídico" polaco.

Desde su victoria en las elecciones de 2015, el partido Ley y Justicia ha activado el programa de reformas contenidas en su programa electoral, en medio de movilizaciones en contra y de las críticas de la oposición. Ley y Justicia ganó por mayoría absoluta las elecciones y controla las dos cámaras parlamentarias, a lo que se suma que el presidente del país también está vinculado a ese partido.

Noticias

anterior siguiente