Enlaces accesibilidad

Puigdemont le envía una carta a Rajoy: "Ha llegado el momento de dialogar"

  • El presidente catalán reclama una negociación bilateral con el Gobierno
  • La Generalitat busca oficialmente una "solución pactada" al referéndum
  • Rajoy contestará para decir que debatirá con él si acude para ello al Congreso
  • Puigdemont dará por enterrada la vía pactada si el Estado no dialoga

Por
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, en la reunión semanal del Govern
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, en la reunión semanal del Govern. EFE

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha enviado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, una carta en la que le expone que "ha llegado el momento imprescindible para que los dos gobiernos se puedan sentar en la mesa a dialogar", unas conversaciones que desea abrir "tan pronto como sea posible".

En su carta (ver en .pdf), que materializa la invitación al diálogo lanzada este lunes por Puigdemont en una conferencia en Madrid, señala que el gobierno de la Generalitat tiene "la máxima voluntad de buscar una solución política pactada y acordada que dé respuesta a la demanda de la ciudadanía de Cataluña de poder decidir su futuro", como el propio presidente catalán ha "manifestado personalmente" a Rajoy y el Govern ha "expresado públicamente de manera reiterada".

Puigdemont subraya que "el Gobierno español ha reconocido que la cuestión catalana es un asunto de Estado que requiere la máxima atención", por lo que cree que "ha llegado el momento imprescindible para que los dos gobiernos se puedan sentar en la mesa a dialogar".

Invitación oficial a negociar el referéndum de independencia

El envío es fruto del acuerdo adoptado por el Govern en su reunión semanal, en la que decidió formalizar por carta su invitación a Rajoy a abrir negociaciones para la celebración de un referéndum sobre la independencia de Cataluña en el que los catalanes "podrán decidir con su voto el futuro político del país".

Puigdemont adjunta además la moción aprobada por el Parlamento de Cataluña el pasado 18 de mayo en la que "se reitera la voluntad del gobierno de la Generalitat de celebrar este referéndum de forma pactada con el Gobierno español y de acuerdo con los términos que establece la Comisión de Venecia", órgano consultivo del Consejo de Europa.

"Quedamos a la espera de su respuesta para empezar este diálogo tan pronto como sea posible", concluye la misiva enviada por el presidente catalán.

Rajoy contestará a la carta

Y la respuesta es que Rajoy contestará a la carta. Fuentes de Moncloa señalan que el presidente del Gobierno siempre contesta a estas cartas y que hará lo propio en esta ocasión. Su respuesta irá en la línea de lo que ha venido defendiendo estos días, en los que ha emplazado a Puigdemont a presentar su petición de referéndum en las Cortes Generales.

Este mismo martes, en el Pleno del Senado, Rajoy afirmó que si Puigdemont lleva su propuesta al Congreso, él mismo acudirá a debatir con él "con mucho gusto", pero para defender el Estado de Derecho de la ley de transitorierdad que prepara el Parlament, que considera un "chantaje" y un "disparate".

"Lo que le he dicho al señor Puigdemont es de libro: vaya y dígaselo a los 350 diputados que pueden abrir una posibilidad a su planteamiento, que los convenza. Es bueno y positivo que vaya, a debatir y dialogar", afirmó Rajoy en respuesta a la portavoz de ERC, Mirella Cortés.

Según el Gobierno del PP, la llamada 'Ley de transitoriedad' es una "cacicada" y es difícil encontrar un precedente "tan antidemocrático". Eso sí, no da por terminada la denominada Operación Diálogo emprendida por el Ejecutivo para buscar puentes con Cataluña porque el objetivo de su gobierno, alegan, es mejorar la vida de la gente.

Última llamada de Puigdemont al Gobierno

Más tarde, Carles Puigdemont ha avanzado en declaraciones a 8TV que si la respuesta del jefe del Gobierno a su escrito es negativa, dará por enterrada la vía pactada, lo que pasra él sería "una gran decepción".

Si tal ocurriera, según el presidente de Cataluña, la política catalana deberá hacer "una reflexión colectiva": "Esta petición que hacemos es la última" para pactar un referéndum con el Estado, ha advertido.

Ha evitado poner un plazo máximo para esperar una respuesta, aunque ha dado a entender que no puede ir más allá de un mes.

Y sin un referéndum pactado con el Estado, Puigdemont se reserva la capacidad de reglarlo a su manera, ya que cree que no se podrá exigir que la consulta que organice el Gobierno catalán cumpla las "reglas de juego" que marca la Comisión de Venecia, ya que están pensadas para casos en los que sí hay acuerdo.

Noticias

anterior siguiente