Enlaces accesibilidad

Sale de prisión la ex militar Chelsea Manning, responsable de la mayor filtración de secretos en EE.UU.

  • En 2010 Bradley Manning filtró a WikiLeaks 700.000 documentos clasificados
  • En 2013 fue condenado a 35 años de prisión y Obama rebajó la pena a 7 años
  • Tras su sentencia Manning se identificó como mujer y cambió su nombre por Chelsea
  • Las filtraciones revelaron torturas, abusos y asesinatos de civiles en Irak y Afganistán

Enlaces relacionados

Por
Chelsea Manning sale de prisión

La ex militar estadounidense Chelsea Manning, condenada por filtrar a WikiLeaks cientos de miles de documentos secretos relacionados con las actividades de Estados Unidos en Afganistán, Irak y Guantánamo, ha abandonado este miércoles la prisión después de siete años de reclusión. Su liberación se produce gracias al perdón presidencial que le otorgó en enero el entonces presidente del país, Barack Obama, que rebajó la pena inicial de 35 años.

"Lo que me reserve el futuro es mucho más importante que el pasado", ha señalado Manning, de 29 años, en un comunicado difundido poco después de su salida de la prisión militar de Fort Leavenworth, en Kansas.

Allí estaba recluida desde 2013, tras ser hallada culpable de facilitar en 2010 a la organización WikiLeaks los documentos con la información clasificada, que pacientemente fue acumulando gracias a su puesto como analista del ejército destinado en Irak, cuando aún era el soldado Bradley Manning.

Hasta 700.000 documentos y vídeos secretos, de los que, al menos 250.000 serían comunicaciones diplomáticas, llegaron a manos del grupo que dirige Julian Assange, que los hizo públicos provocando una de las mayores brechas de privacidad institucional en la historia reciente de Estados Unidos.

Manning actuó "por amor a su país", confesó en su proceso, para revelar "la verdad" de la guerra en Irak. El arrepentiento mostrado en el juicio por sus actos llevó a Obama a conmutarle parte de una pena total de 35 años.

Condenan a Manning por la filtración de Wikileaks, pero le absuelven de conspiración

En un comunicado distribuido por su equipo legal, Manning ha expresado alegría por su liberación y, en su cuenta de Twitter, ha subido una foto de sus pies y un mensaje: "Primeros pasos en libertad".

Manning, de 29 años, seguirá formando parte del Ejército estadounidense, aunque estará de baja mientras se procesa el recurso que presentó contra su condena, que también incluía su expulsión del cuerpo militar, según informó a Efe un portavoz del Pentágono.

La transformación de Bradley a Chelsea

En 2013 Manning fue condenado a 35 años de prisión por espionaje y absuelto del grave cargo de "ayuda al enemigo", luego ingresó en la prisión militar de Fort Leavenworth. Tras la sentencia el convicto protagonizó un sonado episodio al revelar su deseo de someterse a un tratamiento de reasignación de género e identificarse a si misma como una mujer, Chelsea Manning.

Manning completó este proceso durante su reclusión, implicándose abiertamente en la defensa de los derechos del colectivo LGTB. Finalmente, en los últimos días de su mandato, el ex presidente de los Estados Unidos Barack Obama commutó los 28 años de pena que le restaban por cumplir y este miércoles la ex militar que sacudió los cimientos del espionaje estadounidense sale en libertad.

Manning es la primera militar en seguir una terapia de hormonas en prisión, y es probable que se convierta ahora en una defensora de los derechos de las personas transgénero, ha trasladado este miércoles a Reuters su abogado, Chase Strangio, también activista en este sentido.

Al día siguiente de conocer la sentencia, Manning dejó de ser Bradley para convertirse públicamente en Chelsea: "Ahora que paso a este nuevo capítulo de mi vida, quiero que todo el mundo conozca mi verdadero yo", anunció en un comunicado. Y afirmó sin dudas: "Soy Chelsea Manning, soy una mujer".

Mientras Manning estuvo en prisión, el Departamento de Defensa estadounidense eliminó la prohibición vigente durante muchos años a los militares de manifestar abiertamente la condición de homosexualidad. En estos siete años, unos 7.000 militares en activo o en la reserva han decidido confesar públicamente la verdad sobre su identidad de género, según datos del Pentágono.

La carcel militar de Leavenworth en Kansas, donde Chelsea Manning ha cumplido 7 años de condena

La carcel militar de Leavenworth en Kansas, donde Chelsea Manning ha cumplido 7 años de condena REUTERS CARLO ALLEGRI

El país que recibe a Manning

"Chelsea va a salir de prisión como una figura pública, una figura polarizadora, una persona con un gran reconocimiento y en la cual muchos se ven reflejados, pero con recursos muy escasos por si misma. Y aún le queda mucho camino por andar", ha explicado Strangio.

Pero siete años después, el Estados Unidos que Manning denunció, y el que le commutó la pena, no es el mismo. Su abogado ha subrayado que la tendencia conservadora en política ha frenado el desarrollo de los derechos del colectivo LGTB, y el resentimiento por los actos que llevaron a la cárcel a la ex militar, aún permanece en las memorias de muchos, entre ellos el actual presidente Donald Trump, que opinan que Manning debería cumplir la sentencia completa.

Por otro lado, la reputación de WikiLeaks en estos años ha declinado, minada por la percepción del daño que las filtraciones provocan a la seguridad nacional, aclara a Reuters Robert Deitz, ex consejero de la Agencia de Seguridad Nacional y del director de la CIA. Hay que recordar el efecto tuvo la filtración de los correos electrónicos de Hillary Clinton por WikiLeaks a pocas semanas de las presidenciales estadounidenses.

EE.UU. ha condenado las últimas filtraciones de documentos secretos sobre la guerra de Afganistán. El sitio en internet Wikileaks ha filtrado unos noventa mil documentos sobre el tema donde, entre otras cosas, se revelan operaciones encubiertas o muertes de civiles de las que nunca se ha informado públicamente (26/07/2010).

Noticias

anterior siguiente