Enlaces accesibilidad

Obama conmuta la pena a Manning, condenada a 35 años por filtrar documentos a Wikileaks

  • La exsoldado saldrá en libertad en mayo tras cuatro años en una prisión militar
  • Manning, que se llamaba Bradley, comenzó un tratamiento de cambio de sexo
  • Ha intentado suicidarse en dos ocasiones en una cárcel militar de Kansas
  • Durante el juicio se declaró culpable y pidió perdón por su filtración a Wikileaks

Por
Barack Obama indulta a Chelsea Manning, la exsoldado que filtró documentos a WikiLeaks

El presidente estadounidenseBarack Obama, ha anunciado este martes -a tres días de que finalice su mandato- la conmutación de la pena a la exsoldado Chelsea Manning, condenada a 35 años de prisión por filtrar más de 700.000 documentos secretos a Wikileaks en 2010 mientras era analista de inteligencia militar. Saldrá en libertad el próximo 17 de mayo.

Manning, que se llamaba inicialmente Bradley y que comenzó un tratamiento de cambio de sexo para ser mujer, intentó suicidarse en julio y octubre del año pasado en la prisión militar de Fort Leavenworth, en Kansas, donde cumple condena. Cuando salga en libertad habrá pasado cuatro años en la cárcel.

En total, Obama ha anunciado la conmutación de la pena a 209 condenados y el perdón a otras 64, incluidos el general James Cartwright, acusado de mentir al FBI sobre filtraciones de información del acuerdo nuclear con Irán, y Óscar López Rivera, independentista puertorriqueño que ha pasado 35 años tras las rejas por sedición. "El presidente cree en las segundas oportunidades", ha asegurado este martes una fuente de la Casa Blanca.

Obama conmuta la pena a Manning, condenada a 35 años por filtrar documentos a Wikileaks

Assange califica a Manning de "heroína"

Tras conocerse el perdón presidencial, la cuenta de Wikileaks en Twitter se felicitaba por lo que calificaba como "victoria".

Horas después, el fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha calificado a Manning de "heroína" y ha pedido que se ponga fin a la "guerra" contra quienes denuncian abusos.

"Manning es una heroína, cuya valentía debería ser aplaudida. Periodistas, editores y sus fuentes sirven al interés público y animan la democracia al distribuir información auténtica sobre importantes asuntos como abusos de los derechos humanos o actos ilegales de funcionarios del Gobierno", señala Assange en la nota distribuida en su portal.

Assange, refugiado desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, dijo hace una semana que de darse el perdón a Manning se entregaría a las autoridades estadounidense para ser extraditado y hacer frente a posibles cargos de espionaje.

El fundador de Wikileaks asegura que tras las publicaciones de los documentos secretos facilitados por Manning la justicia sueca resucitó un caso de supuesto abuso sexual, que él niega, con la intención de llevarlo ante la justicia estadounidense.

Protesta de los republicanos

Por el contrario, el perdón a Manning ha provocado la indignación de los políticos del Partido Republicano. El senador republicano Tom Cotton ha asegurado que Estados Unidos no debe "tratar como mártires a traidores", mientras que el también senador John McCain ha dicho que el "deshonor" de Manning quedará en su nombre para siempre.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, ha calificado el perdón de "escandaloso" porque la militar puso en peligro vidas de estadounidenses, y ha agregado que la decisión de Obama crea "un peligroso precedente" que envía el mensaje de que "los que comprometen la seguridad nacional no rendirán cuentas".

La Casa Blanca lo diferencia de Snowden

Desde la Casa Blanca se han esforzado en diferenciar el caso de Manning del de Edward Snowden, el exanalista externo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), cuyas filtraciones considera mucho más graves.

Snowden también ha usado Twitter para dar las gracias a Manning por lo que hizo, y le ha pedido aguantar los cinco meses que le restan en prisión.

Se declaró culpable en el juicio y pidió perdón

Manning se declaró culpable durante su juicio y pidió perdón por la filtración de centenares de miles de documentos de las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado, por lo que fue condenada a la mayor pena para una filtración a los medios de la historia estadounidense.

Según su propio testimonio, la dureza de algunas de las acciones bélicas que analizó le llevó a plantearse la necesidad de dar a conocer al mundo las injusticias que cometía su país para hacer "cambiar las cosas".

Su primera filtración a la web de WikiLeaks la realizó a comienzos de 2010. Fue el vídeo "Collateral Damage", que muestra una matanza de civiles y de dos trabajadores de la agencia Reuters en Irak en 2007. El vídeo muestra la frialdad con la que los pilotos deciden atacar en una zona donde hay civiles y donde los supuestos rebeldes armados no son más que un periodista con cámara.

Esto fue solo el principio. Continuó recopilando información clasificada desde su puesto en Irak y a filtrarla a WikiLeaks, que hasta la aportación de la analista militar era una organización irrelevante.

Durante el juicio, quedó en evidencia que Manning era un veinteañero con problemas de identidad, que quedó escandalizado por la guerra y quiso provocar el cambio en la política estadounidense a través de las filtraciones.

La semana pasada la Casa Blanca reconoció la importancia del arrepentimiento expresado por Manning, quien en 2013 pidió el perdón presidencial para poder reiniciar su vida como una mujer.

Noticias

anterior siguiente