Enlaces accesibilidad

La Fiscalía pide al juez que inmovilice y prohíba circular al bus de HazteOír contra la transexualidad

  • La Fiscalía de Madrid ha abierto una investigación urgente sobre el autobús
  • La Delegación del Gobierno en Madrid denunció una posible comisión de un delito

Por
La Fiscalía pide al juez que prohíba circular al bus de Hazte oír contra la transexualidad

La Fiscalía Provincial de Madrid ha pedido al juez que prohíba de forma cautelar la circulación e inmovilice el autobús o autobuses utilizados por la organización ultra HazteOir.org en su campaña transfóbica.

La decisión, según informan fuentes de la Fiscalía, responde a que existe "riesgo de perpetuación de la comisión del delito", de "alteración de la paz pública" y de creación "de un sentimiento de inseguridad o temor entre las personas por razón de su identidad u orientación sexual, y concretamente entre los menores que puedan verse afectados por el mensaje" que exhibe el autobús.

La Fiscalía decidió este miércoles por la mañana abrir una investigación urgente respecto a la circulación por las calles de Madrid de ese autobús por si su mensaje fuera constitutivo de un delito de odio.

Poco después de la apertura de esas diligencias, la sección de Delitos de Odio de la Fiscalía ha pedido al juez la adopción de medidas cautelares consistente en la inmovilización del vehículo utilizado o de cualquier otro que le pueda sustituir.

Hasta que se retiren los mensajes discriminatorios

Todo ello hasta que se retiren los mensajes discriminatorios que exhiben, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 510.6 del Código Penal y el artículo 13 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La decisión se ha tomado después de que el presidente del grupo ultracatólico, Ignacio Arsuaga, haya manifestado su intención de que el autobús siga realizando este miércoles su campaña informativa y teniendo en cuenta que, como manifiesta la Abogacía del Estado en el escrito remitido por la Delegación del Gobierno, circula en entornos escolares.

El Código Penal permite a un juez o tribunal acordar la destrucción, borrado o inutilización de los libros, archivos, documentos, artículos y cualquier clase de soporte en caso de este tipo de delitos.

La Policía Municipal de Madrid paralizó este martes la circulación de dicho vehículo, pero sus promotores mantiene su decisión de llevarlo a distintas ciudades españolas.

Valencia impedirá la entrada del autobús

Por otro lado, la concejala de Protección Ciudadana en el Ayuntamiento de Valencia, Anaïs Menguzzato, ha anunciado este miércoles que la Policía Local impedirá la entrada a la ciudad del autobús de la plataforma Hazte Oír.

De hecho, el Consistorio valenciano ha movilizado a un autobús de la Policía Local pintado con el lema "Ante el odio, denuncia", que ya fue utilizado en la última manifestación del orgullo gay y que pretende servir de contrapunto al mensaje de Hazte Oír.

"Hemos traído el autobús de la Policía Local que invita a denunciar delitos de odio, porque los agentes de Valencia son los primeros formados para prevenir estos delitos y porque queremos ser coherentes con su trabajo", ha agregado Menguzzato.

Valencia impedirá la entrada a la ciudad del autobús de Hazte Oír

Valencia moviliza un autobús de la Policía Local para impedir la entrada a la ciudad del autobús de Hazte Oír. EFE Juan Carlos Cárdenas

Preguntada por si cualquier autobús necesitaría autorización, la concejala ha reconocido que en otros casos, como los autocares que lucen colores de equipos de fútbol, no se suele pedir esa autorización porque la publicidad "no atenta contra los intereses generales ni vulnera la legislación".

Según ha detallado Menguzzato ante los medios en la plaza del Ayuntamiento, la Policía Local tiene la orden de controlar el acceso del autobús de Hazte Oír a Valencia, identificarlo y pedirle los permisos necesarios para realizar acciones de publicidad, unos permisos que, ha explicado, no ha solicitado.

La concejala ha considerado que el autobús de Hazte Oír atenta contra el artículo 13 de la ordenanza local que regula la publicidad, y contra el artículo 73 de la Ley del Menor.

Asimismo, ha informado de que el Ayuntamiento, junto con la Generalitat, está estudiando "todas las medidas legales" para actuar contra la llegada del autobús de Hazte Oír porque "el Código Penal contempla que no se puede fomentar el odio".

Hazte Oír denuncia la retención del autobús

El colectivo Hazte Oír ha contactado por la Policía Nacional para denunciar la "retención ilícita" del bus de su campaña contra la transexualidad infantil por parte del Ayuntamiento y entiende que esta medida es propia de "una dictadura y no de una democracia".

Así lo ha indicado el presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, en declaraciones a los medios de comunicación este miércoles tras desplazarse al aparcamiento donde está retenido el vehículo, en la carretera de Vicálvaro a Coslada.  El propio Arsuaga ha llamado al 091 en su comparecencia para contactar con la Policía Nacional y exponer de forma telefónica su denuncia por lo que consideran retención ilegal del vehículo.

El abogado del colectivo, José María Pérez Roldán, ha expuesto en la conversación mantenida con la Policía que hasta el momento no han recibido ninguna resolución judicial ni acuerdo con la Fiscalía que impida el "derecho constitucional" de la libre circulación del vehículo contratado por Hazte Oír, lo cual podría suponer un "delito" de "retención ilegal" del bus e incluso una presunta "prevaricación".

En declaraciones posteriores a Europa Press, Arsuaga ha explicado que sus abogados "han estudiado las dos ordenanzas" que el Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que incumple el autobús, y "no existe ninguna disposición por la que un autobús de una asociación civil sin ánimo de lucro que transmite unas ideas determinadas" no pueda circular, ya que aseguran que su asociación "queda excluída de esa ordenanza de emitir publicidad".

Asimismo, ha relatado que la Policía Nacional les han confirmado que "no van a tomar acta porque el asunto estaba judicializado". Arsuaga ha comentado que el bus está retenido "de forma ilegítima" y que sus derechos de libertad de expresión y de pensamiento están siendo vulnerados en una actuación "propia de una dictadura y no de una fiscalía", aludiendo que supone un "delito de odio" difundir un hecho "biológico" como el lema "los niños tienen pene y las niñas vulva".

Un grupo de militantes de Hazte Oír se han concentrado este miércoles ante las puertas del Ayuntamiento con carteles en los que se podía leer 'Libertad de expresión. Carmena censora'. "Estamos aquí para protestar y pedir libertad de expresión. Pedimos a la alcaldesa, Manuela Carmena, que nos deje sacar el autobús porque puede circular perfectamente, tiene todos los permisos", ha declarado Santana.

Noticias

anterior siguiente