Enlaces accesibilidad
Guerra en Siria

Se reanuda la evacuación de los asediados de Alepo, entre ellos medio centenar de niños huérfanos

  • Al menos 20.000 personas salen de los barrios asediados de Alepo
  • Entre ellos, se han rescatado 47 niños de un orfanato
  • Naciones Unidas votará este lunes una resolución sobre la evacuación
  • Alepo: cronología de una pesadilla

Por
La operación para evacuar Alepo se reanuda

La operación para evacuar a las personas que quedan en los barrios asediados del este de la ciudad siria de Alepo (norte) se ha reanudado este lunes. En paralelo, se ha verificado la salida de personas de los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya, ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Al menos 12.000 personas han sido trasladadas desde esta medianoche tras la suspensión provocada por la quema de autobuses el domingo. En total, unos 20.000 evacuados han salido de los barrios asediados de la ciudad desde el jueves, según ha anunciado el ministro turco de Exteriores Mevlut Cavusoglu.

Entre los que han podido salir se hallan 47 niños rescatados de un orfanato situado en el área sitiada, "algunos de ellos en situación crítica, heridos y deshidratados", ha informado en un comunicado Geert Cappelaere, responsable de UNICEF en la zona.

En las últimas horas, al menos 65 autobuses con enfermos, heridos, civiles y combatientes opositores, han partido de los distritos sitiados del este de Alepo en dirección al área de Al Rashidín, al oeste de la urbe.

Se reanuda la evacuación de los asediados de Alepo a la espera de una resolución de la ONU

Tras intensas negociaciones entre Moscú, Turquía, Irán y otras facciones, la evacuación desde la parte oriental hacia las zonas del oeste se ha llevado a cabo en decenas de autobuses. En paralelo, 500 personas han sido trasladadas desde los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya, según el OSDH, una parte polémica del acuerdo y exigida por Irán.

Evacuar Alepo, un consenso difícil

Los cuatro años de asedio al sector oriental de la ciudad, bastión del conglomerado de fuerzas rebeldes, se están cerrando con dificultad. Al machaque militar sobre los últimos reductos de combatientes insurgentes se ha sumado el caos y el desacuerdo en la evacuación de los asediados.

Acordado por Rusia y los grupos rebeldes, el ejército gubernamental no se pronunció con claridad desde el primer momento sobre su autorización al traslado de los civiles y milicianos de los barrios rebeldes del este de Alepo.

Iniciada e interrumpida, la evacuación entró en vía muerta el domingo por la tarde después de la quema de autobuses que iban a retirar civiles de Fua y Kefraya, de mayoría chií, según el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahmán y una fuente rebelde.

Estas dos localidades, en la vecina provincia de Idleb se hallan rodeadas por el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda) y otras facciones. Su evacuación ha sido reivindicada desde el principio por Irán y finalmente, medio millar de personas han podido ser rescatadas, agilizando así el acuerdo que da via libre a la salida de civiles del este de Alepo.

uspenden la evacuación de civiles y rebeldes en Alepo tras la quema de autobuses

Entre 40.000 y 50.000 personas atrapadas

El enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha asegurado que este fin de semana quedaban unos 40.000 civiles y 1.500 a 5.000 combatientes con sus familias en las zonas rebeldes de Alepo.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha acordado este lunes por unanimidad que observadores de Naciones Unidas supervisen la evacuación tanto de combatientes como de civiles de Alepo. Se trata de una resolución de compromiso impulsada por Francia y negociada este domingo, después de que Rusia amenazara con vetar el texto original.

Según el documento, personal humanitario de la ONU que ya se encuentra sobre el terreno se encargará de vigilar el proceso de evacuación de Alepo oriental con el fin de garantizar la protección de esas personas y evitar posibles abusos.

UNICEF ha recordado en su comunicado que muchos niños vulnerables, incluyendo huérfanos y niños separados de sus familias, continúan en el este de Alepo y necesitan protección inmediata.

La organización ha instado a todos los actores a asumir sus responsabilidades bajo el Derecho Internacional para proteger a los niños, estén donde estén, en un conflicto que ha desarraigado a millones de personas, ha separado familias y ha privado a los niños de lo básico para sobrevivir y de su infancia.

El acuerdo para reanudar la evacuación de los vecinos se ha alcanzado este sábado tras ser suspendido el viernes. Hasta ese momento, unas 8.500 personas habían abandonado la zona asediada, de acuerdo a datos del Observatorio. Un médico que permanecía en esa área señaló a Efe hace dos días que todavía permanecían unas 50.000 personas en los cuatro barrios que están cercados por el ejército sirio y donde hay presencia insurgente.

"Quince horas en mitad del frío para salir de Alepo"

"Estuvimos esperando unas quince horas en mitad del frío para poder salir de la zona asediada del este de Alepo", ha relatado a Efe Abu Yafar, una de las personas que han abandonado este lunes la zona sitiada en dirección a áreas bajo el control de los rebeldes en el oeste de la provincia.

Yafar ha explicado por teléfono que llevaban aguardando desde las 15.00 hora local de ayer (14.00 hora española) para poder salir de los barrios sitiados por el ejército del este de la urbe.

"Esperamos desde las 15.00 hasta las 05.00 de hoy -por el lunes-, que fue cuando nos montamos en autobús, y luego estuvimos esperando una hora más a bordo", añadió.

Finalmente, el vehículo en el que viajaba este vecino de Alepo partió sobre las 06.00 hora local (05.00 hora española) y tardó otra hora en alcanzar "las zonas liberadas", prosiguió, en referencia a las zonas en manos de los insurgentes en el oeste y el sur de la provincia.

"He visto a gente que se puso muy enferma por este frío desastroso, además llevábamos días sin comer por el asedio, así que había enfermos muy débiles", lamentó Abu Yafar, quien ha asegurado que han soportado temperaturas bajo cero.

No obstante, para él, lo peor ha sido el miedo que han vivido: "En todo momento, han intentado (los efectivos gubernamentales) detener la operación, aumentar sus peticiones y acabar con la tregua".

Además, "temíamos que nos ocurriera como al grupo anterior (de evacuados) al nuestro, ya que le hicieron bajarse del autobús, les obligaron a tirarse al suelo para registrarlos y les incautaron el dinero y los móviles", ha señalado.

Noticias

anterior siguiente