Enlaces accesibilidad
Crisis de los refugiados

Revuelta de un grupo de migrantes en el campo de detención de la isla de Lesbos

  • Han roto la valla que separa la zona de los menores del resto del campo de Moria
  • El campamento, convertido en un centro de detención, acoge a 3.000 migrantes

Por
Jóvenes migrantes recluidos en el campo de detención de Moria, en la isla griega de Lesbos
Jóvenes migrantes recluidos en el campo de detención de Moria, en la isla griega de Lesbos. AFP

La tensión que se vive desde hace semanas en el campo de detención de Moria, en la isla griega de Lesbos, ha estallado este martes con una revuelta en la que un grupo de inmigrantes, recluidos en el sector reservado a los menores de edad, se han enfrentado a la policía local lanzando piedras e incendiando contenedores para denunciar las condiiones del campamento y las deportaciones hacia Turquía.

Aunque no hay confirmación oficial de heridos ni detenidos, fuentes de la policía local han indicado que los equipos antidisturbios han tenido que actuar en el recinto vallado, que alberga a unas 3.000 personas, ante el motín desencadenado en una de las zonas del recinto.

En concreto, los enfrentamientos han comenzado en la sección del centro donde residen los menores no acompañados, según ha detallado la policía local a Efe, al abrir un agujero en la valla que les separa del resto de detenidos y exigir su liberación. Después, los choques se han intensificado.

En las redes sociales se han divulgado imágenes donde se pueden ver personas siendo transportadas sobre mantas y un incendio provocado por los internos. Un equipo de socorristas griegos que trabaja en Moria, Lifeguard Hellas Team, ha difundido en su cuenta de Twitter una imagen de la revuelta, en la que se ve una llamarada junto a una valla.

Visita del ministro griego de Migración

La policía local ha confirmado a Reuters que varios contenedores del sector de los menores de edad han ardido, lo que ha elevado una columna de humo por encima del campo de detención, en el que el papa Francisco estuvo de visita hace tan solo diez días.

Este mismo martes, poco antes de que estallara el motín, el ministro griego de Migración, Yanis Muzalas, y su homólogo holandés, Klaas Dijkhoff, habían visitado el recinto, en el que los inmigrantes irregulares aguardan para recibir asilo o ser deportados de vuelta a Turquía.

Los trabajadores humanitarios que están en el campo señalan, al igual que la policía local, que la tensión había ido creciendo en los últimos días entre los inmigrantes, aunque no se ha aclarado cuál ha sido el motivo último de la revuelta.

Moria, que empezó siendo un campo de acogida y posteriormente fue reconvertido en centro de detención tras la puesta en marcha del acuerdo de migración entre la Unión Europea y Turquía, acoge estos días a unas 3.000 personas, dos tercios de los más de 4.300 refugiados e inmigrantes que acoge la isla de Lesbos.

Grecia reanuda las deportaciones a Turquía

El Gobierno griego ha reanudado este martes las deportaciones de inmigrantes hacia Turquía, en virtud del acuerdo alcanzado entre Bruselas y Ankara. En concreto, se ha deportado a 18 personas: 13 desde la isla de Lesbos y otras cinco desde la isla de Quíos.

Se trata de las primeras deportaciones después de que hace dos semanas fueran devueltas a Turquía un total de 325 personas en dos tandas.

Noticias

anterior siguiente