Enlaces accesibilidad

Bruselas reitera que usará la flexibilidad para evaluar el incumplimiento del déficit por la crisis de los refugiados

  • El Ejecutivo comunitario evaluará las peticiones de cada país "caso por caso"
  • Publica su dictamen sobre los presupuestos de los países de la eurozona para 2016
  • Austria, Italia, Lituania y España, en riesgo de no cumplir con la disciplina fiscal

Por
Banderas de la UE en la sede central de la Comisión en Bruselas
Banderas de la UE en la sede central de la Comisión en Bruselas. REUTERS François Lenoir

La Comisión Europea (CE) ha reiterado este martes que está dispuesta a usar la flexibilidad contenida en las reglas de disciplina fiscal para evaluar el impacto del flujo excepcional de refugiados en los presupuestos nacionales, a la hora de cumplir con los objetivos de déficit. Así lo han señalado tanto el vicepresidente de la CE para el Euro y el Diálogo Social, Vladis Dombrovskis, como el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, durante la rueda de prensa en la que han explicado los dictámenes del Ejecutivo comunitario sobre los proyectos de presupuestos de los países del euro.

Por lo pronto, Alemania, Bélgica, Austria e Italia, y también Finlandia -en una carta adjunta- mencionan en sus proyectos presupuestarios las posibles consecuencias de la llegada de refugiados sobre sus cuentas estatales. Bruselas destaca que otros países también podrían haberse visto afectados o sumarse en el futuro.

"El Pacto de Estabilidad y Crecimiento provee para eventos excepcionales fuera del control del Gobierno", ha señalado Dombrovskis. "Vigilaremos de cerca la situación a partir de los datos observados entregados por las autoridades de los países miembros relevantes para determinar los montos elegibles" de ser descontados de los cálculos del déficit, indicó en rueda de prensa el vicepresidente de la Comisión Europea.

Nueva evaluación en primavera

Bruselas volverá a esta cuestión en primavera, cuando evalúe el cumplimiento de las reglas de disciplina fiscal. Las desviaciones que se deriven única y directamente de costes netos adicionales por la crisis de los refugiados no llevarán a acciones en contra de los países.

Los costes inesperados relacionados con la crisis de los refugiados también "pueden ser tenidos en cuenta en el análisis sobre las medidas eficaces" tomadas por un país para cumplir con las recomendaciones para reducir el déficit.

La Comisión Europea analizará las peticiones de cada país "caso por caso", explicó el Ejecutivo comunitario, al tiempo que recalcó que los costes presupuestarios relacionados con el flujo de refugiados no serán considerados como gastos únicos, dado que no tienen por qué ser temporales.

También deberían estar directamente vinculados con los flujos, es decir, dedicarse a gastos como refugios, costes administrativos, centros de recepción locales, transporte, entre otros conceptos y ser netos de cualquier contribución de los fondos europeos y en general del presupuesto de la Unión Europea (UE).

Cuatro países corren el riesgo de no cumplir el pacto de estabilidad

En su dictáamen sobre los presupuestos nacionales, la Comisión Europea ha señalado que "riesgo de no cumplir los requisitos" por parte de Austria, Italia, Lituania y España, al considerar que sus cuentas podrían dar lugar a una "desviación significativa" del ajuste

La advertencia es más seria para España, que el único país de esos cuatro que está inmerso en un procedimiento de déficit excesivo. Bruselas ya informó el pasado 12 de octubre del riesgo de que España no cumpla con sus objetivos de reducción de déficit en 2016, y su opinión se mantiene, a la espera de que el nuevo Gobierno "actualice" el presupuesto tras las elecciones. "La opinión se tomó en octubre y no hay ninguna novedad en este momento", ha declarado Moscovici.

Bruselas también da un serio toque de atención a Portugal que todavía no ha presentado sus cuentas públicas en lo que la CE considera "una situación sin precedentes".

En el caso de Francia, la Comisión se ha mostrado comprensiva ante su decisión de priorizar la seguridad, lo que le llevará a incumplir sus compromisos de déficit hasta 2017. Irlanda y Eslovenia -que como Francia, España y Portugal están en el procedimiento de déficit escesivo- van por buen camino y podrían pasar al grupo de países que están en el ámbito preventivo en 2016, siempre que este año se logre una corrección oportuna y sostenible del déficit excesivo.

Bélgica, Finlandia, Letonia y Malta cumplen en líneas generales las disposiciones del pacto de estabilidad pero sus cuentas públicas podrían dar lugar a cierta desviación de las sendas de ajuste hacia el objetivo presupuestario a medio plazo.

La Comisión Europea pide a todos los países cuyos planes cumplen en líneas generales o corren el riesgo de incumplir que adopten las medidas necesarias en el marco del proceso presupuestario nacional para garantizar que el presupuesto de 2016 cumpla plenamente lo dispuesto en el pacto de estabilidad.

Los mejores alumnos de la clase son los cinco países que cumplen los requisitos fijados: Alemania, Estonia, Luxemburgo, los Países Bajos y Eslovaquia. De Chipre y Grecia, Bruselas no dice nada por ser dos países con un programa de rescate en vigor.

Noticias

anterior siguiente