Enlaces accesibilidad

Tragedia aérea en Egipto

Putin ordena que se supendan todos los vuelos a Egipto hasta aclarar el siniestro del Sinaí

  • El jefe de los servicios de inteligencia había recomendado la medida
  • Además, se repatriará a los turistas rusos que se encuentren en Egipto
  • EE.UU. eleva la seguridad en los vuelos procedentes de Oriente Medio

Por
Un avión del Ministerio ruso de Emergencias, con restos de las víctimas del vuelo Airbus A321, llega al aeropuerto de Pulkovo, en San Petersburgo. REUTERS/Dmitry Lovetsky/Pool
Un avión del Ministerio ruso de Emergencias, con restos de las víctimas del vuelo Airbus A321 que explotó en 2015. REUTERS/Dmitry Lovetsky/Pool

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha decidido suspender todos los vuelos a Egipto y repatriar a los turistas rusos que se encuentren en el país africano, siguiendo las recomendaciones de los servicios de inteligencia y hasta que se aclaren las causas de la tragedia del Sinaí, en la que 224 personas, la mayoría rusos, fallecieron al estrellarse un avión que volaba entre Sharm el Sheij y San Petersburgo.

Considero conveniente suspender los vuelos de la aviación rusa a Egipto, sobre todo los canales turísticos

La decisión de Putin se basa en la recomendación que hacía este mismo viernes el jefe del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, el antiguo KGB), Alexánder Bórtnikov: "Hasta que no determinemos las verdaderas causas de lo ocurrido, considero conveniente suspender los vuelos de la aviación rusa a Egipto y esto se refiere sobre todo a los canales turísticos", ha declarado durante una reunión extraordinaria del comité antiterrorista de Rusia.

"El jefe de Estado estuvo de acuerdo con esta recomendación y encargó al Gobierno ponerla en práctica, así como garantizar el regreso al país de los ciudadanos rusos" que se encuentran en el país árabe, ha anunciado posteriormente el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

La agencia rusa Itar-Tass ha cifrado, citando fuentes de agencias de viajes, en unos 45.000 el número de ciudadanos rusos que se encuentran en estos momentos como turistas en Egipto.

La inteligencia rusa apela a la prudencia

El responsable del FSB ha señalado, según los medios locales, que es necesario "tener datos absolutamente objetivos y confirmados sobre las causas del siniestro del avión. Lo necesitamos para investigar las causas de la catástrofe y para informar a la opinión pública".

"Este trabajo debe hacerse de la manera más escrupulosa y durante todo el tiempo que sea necesario", ha añadido.

Bórtnikov ha recalcado que las autoridades egipcias han permitido que los expertos rusos tengan acceso a todos los fragmentos del avión de MetroJet que se estrelló el 31 de octubre, así como a los equipajes de los pasajeros.

Con todo, el portavoz del Kremlin, Dimiti Peskov, ha recalcado que la suspensión de los vuelos a Egipto no implica que el siniestro del Airbus A-321 estuviera causado por un ataque terrorista.

Expertos rusos examinan los restos del avión siniestrado en Egipto

Expertos rusos examinan los restos del avión siniestrado en Egipto EFE KHALED ELFIQI

Egipto acuerda con Rusia reforzar la seguridad de forma conjunta

La decisión rusa, en cualquier caso, representa un nuevo golpe para el sector turístico egipcio, ya afectado por la suspensión de los vuelos británicos, ya que los turistas procedentes de Rusia son los que más visitan Egipto y, sobre todo, Sharm al Sheij.

Así, en un intento de minimizar los daños y tal como hiciera con Reino Unido, el Gobierno egipcio ha difundido un comunicado a última hora del viernes en el que señala que el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, ha acordado con Putin reforzar al cooperación bilateral en materia de seguridad aérea, con el objetivo de reanudar los vuelos lo antes posible.

Según el comunicado, ambos han acordado, en el curso de una llamda teléfonica del mandatario egipcio a su homólogo ruso, "desarrollar la cooperación bilateral entre las agencias competentes de los dos países para asegurar la seguridad de los turistas rusos y reforzar las medidas de seguridad de los aviones rusos".

El año pasado, 3.250.000 ciudadanos de Rusia viajaron a Egipto y se gastaron 2.500 millones de dólares. El 95 % optó por la costa del mar Rojo, cuya capital turística es Sharm al Sheij, según el jefe de la Agencia Egipcia para Activar el Turismo, Sami Mahmud. El Ministerio de Turismo de Egipto lanzó en 2012 un plan para aumentar el número de turistas rusos, con la intención de que la cifra supere los 18 millones en 2025.

Turistas rusos y británicos hacen cola para tomar un vuelo en el aeropuerto de Sharm el Sheij

Turistas rusos y británicos hacen cola para tomar un vuelo en el aeropuerto de Sharm el Sheij. REUTERS REUTERS

EE.UU. eleva el control en los vuelos desde Oriente Medio

SIn embargo, gobiernos y aerolíneas siguen apostando por la prudencia mientras se esclarece la tragedia del Sinaí. Así, horas después de la decisión de Rusia, el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, ha anunciado también nuevas medidas de seguridad aeroportuaria.

"Estas mejoras complementarán los requisitos de seguridad de la aviación de Estados Unidos actualmente en vigor en todos los aeropuertos extranjeros que sean punto de salida, así como las mejoras de seguridad adicionales que ordené el verano pasado en ciertos lugares del extranjero", ha informado Johnson en un comunicado.

Ha aclarado que, si bien no hay vuelos directos entre Estados Unidos y Sharm el Sheij y aunque la investigación sobre el suceso sigue en marcha, el incremento de las medidas de seguridad aérea se ha decidido por "precaución" y tendrá carácter "temporal".

Johnson ha detallado que el aumento de las medidas de seguridad incluye un mayor control de los objetos que los viajeros quieren introducir en la aeronave, evaluaciones de los aeropuertos en colaboración con sus socios internacionales y la oferta del Gobierno estadounidense de asistencia en seguridad a determinadas terminales extranjeras.

Estas mejoras de seguridad están destinadas sólo para ciertos aeropuertos extranjeros de Oriente Medio

"En este momento, estas mejoras de seguridad están destinadas sólo para ciertos aeropuertos extranjeros en la región [de Oriente Medio]", ha explicado. "Si bien no podemos hablar de todos los detalles de nuestras medidas de seguridad aéreas, quiero dejar claro a los viajeros que el Departamento de Seguridad Nacional está trabajando de cerca con nuestros socios nacionales e internacionales para evaluar la causa del accidente del vuelo 9268", ha insistido Johnson.

Estas medidas se adoptan después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, se refiriera este miércoles a la posibilidad de que un artefacto explosivo dentro de la aeronave fuera el causante del derribo del Airbus A-321.

Noticias

anterior siguiente