Enlaces accesibilidad

Alemania restablece temporalmente los controles en su frontera con Austria ante la oleada de refugiados

  • Así lo ha anunciado el ministro alemán de Interior, Thomas de Maiziére
  • Está interrumpido el tráfico ferrroviario desde Austria hasta Alemania
  • Se suspenden temporalmente los acuerdos de Schengen
  • Hungría aplaude la medida y propone un frente conjunto contra la inmigración

Alemania restablece temporalmente el control fronterizo con Austria

El ministro alemán de Interior, Thomas de Maiziére, ha anunciado este domingo el restablecimiento temporal de los controles en la frontera sur del país ante las oleadas de refugiados que llegan desde Austria.

En una rueda de prensa convocada en Berlín, De Maizière ha explicado que el objetivo de la medida, que considera "urgente" por motivos de seguridad, es frenar los flujos de solicitantes de asilo y volver a contar con un procedimiento ordenado en la frontera.

De forma paralela, una portavoz de los empresa nacional de ferrocarriles Deutsche Bahn ha informado de la suspensión del tráfico ferroviario con Austria hasta las 06.00 hora local del lunes (04.00 GMT). 

La República Checa también ha anunciado que refuerza los controles en la frontera con Austria, según ha informado su titular de Interior, Milan Chovanec.

Según la agencia APA, unos 1.800 refugiados se encontraban de camino a Alemania cuando se anunció la medida, sobre la que las noticias son aún muy confusas y sobre cuya evolución "se deliberará".

Quedan en suspenso los acuerdos de Schengen

La decisión alemana supone dejar en suspenso los acuerdos europeos de Schengen que garantizan la libre circulación de personas, por lo que la entrada en el país sólo podría hacerse con la documentación reglamentaria.

Es también una "señal a Europa" para que cada país asuma su responsabilidad y acepte redistribuir a los solicitantes de asilo en todo el territorio, dijo De Maizière la víspera de la reunión de los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) en Bruselas.

El ministro ha asegurado que su país seguirá respetando las normas que garantizan la protección de los refugiados, pero ha recprdadp que, según la legislación europea, Alemania no es responsable de la mayoría de solicitantes de asilo que llegan.

El convenio de Dublín sigue siendo válido y ha de ser respetado por todos los socios comunitarios, subrayó el ministro, antes de recordar que esa normativa establece que los peticionarios de asilo deben ser registrados en el primer país europeo al que llegan, encargado también de tramitar sus solicitudes.

De Maizière ha elogiado la disposición a la acogida de los ciudadanos alemanes y de miles de voluntarios, pero considera que no se debe abusar de ella.

Necesitamos algo de tiempo para establecer orden en las fronteras

Asume que la introducción de los controles "no va a solucionar todas los problemas" y pidió comprensión ante los previsibles atascos que se producirán. "Necesitamos algo de tiempo para establecer orden en las fronteras", ha dicho a sus conciudadanos.

La medida ha sido consensuada en el seno de la gran coalición de Gobierno que forman conservadores y socialdemócratas alemanes y fue comunicada a todos los estados federados y también al Ejecutivo austríaco.

Las autoridades del Estado federado de Baviera se declararon el sábado desbordadas por la incesante llegada de solicitantes de asilo, mientras se sucedían las críticas a la decisión de la canciller alemana, Angela Merkel, de abrir el pasado fin de semana las fronteras sin contar con un plan global de acogida.

Solamente el sábado más de 12.000 refugiados llegaron a la estación central de Múnich, la capital de Baviera.

Según las cifras facilitadas hoy por las autoridades regionales, desde finales de agosto han llegado a la ciudad 63.000 refugiados

La Comisión Europea da el visto bueno

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha avalado la reintroducción excepcional de las fronteras de Alemania con otros Estados de la UE, particularmente Austria, y atenerse a las normas de excepción previstas, según ha expresado el presidente de la CE en un comunicado tras mantener una conversación telefónica con la canciller alemana.

La reintroducción de controles en frontera entre países miembros, recordó la CE, es una posibilidad excepcional prevista explícitamente en el código de fronteras Schengen para situaciones de crisis.

"Los objetivos de nuestros esfuerzos deben ser asegurar que, en cuanto sea viable, se pueda volver al sistema Schengen habitual de fronteras abiertas entre países miembros de la Europa sin frontera", agrega la nota.

La decisión de Alemania "subraya la urgencia de aprobar las medidas propuestas por la Comisión Europea

La CE señala que la decisión de Alemania "subraya la urgencia de aprobar las medidas propuestas por la Comisión Europea para gestionar la crisis de refugiados".

En el debate del Estado de la Unión ante la Eurocámara esta semana, Juncker enfatizó en su discurso que "la libertad de movimiento bajo Schengen es un símbolo excepcional de la integración Europea".

Juncker destacó, por todo ello, la importancia el consejo extraordinario que celebrarán mañana los ministros de Interior de la UE.

La Comisión Europea avala la suspensión excepcional de Schengen

Austria no aumentará los controles

Ante estos hechos, el Gobierno austríaco ha anunciado este domingo que no va a aplicar controles extraordinarios en su frontera con Hungría, por la que llegan diariamente cientos de refugiados de Oriente Medio, pese a que Alemania ha restablecido esa medida en sus límites con Austria.

No podemos predecir cómo va a ser el atasco

El canciller austríaco, Werner Faymann, quien hizo este anuncio tras una reunión del gabinete de emergencia para tratar la crisis de los refugiados, reconoce que es difícil de prever cómo afectará la decisión de Berlín a Austria, desde donde los refugiados viajan hacia Alemania, informa la agencia APA. "No podemos predecir cómo va a ser el atasco", ha indicado el jefe del Gobierno.

Alemania y Austria llevan dos semanas aplicando una política de fronteras abiertas que ha permitido que crucen y lleguen a los dos países miles de refugiados que han atravesado la llamada ruta de los Balcanes, que pasa por Turquía, Grecia, Macedonia, Serbia y Hungría.

Por Nickelsdorf, en la frontera con Hungría, han entrado este domingo unas 8.000 personas, que se espera alcancen las 10.000 al final del día.
Desde la frontera, los refugiados son trasladados a Viena y otras ciudades desde las que hasta ahora continuaban camino hacia Alemania, el principal destino de la mayoría de ellos.

Hungría propone un frente conjunto contra la inmigración

El ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, ha dicho este domingo que su país comprende y se solidariza con la decisión de Alemania de restablecer temporalmente los controles en su frontera.

"Tenemos una gran comprensión por la decisión de Alemania y expresamos nuestra plena solidaridad con ella", ha declarado también el primer ministro, Viktor Orbán, en el avance de una entrevista con el diario alemán Bild que se publicará íntegra mañana.

Entendemos que esta decisión es necesaria para defender los valores de Alemania y Europa

"Entendemos que esta decisión es necesaria para defender los valores de Alemania y Europa", ha agregado el político nacionalista, conocido por su política de mano dura frente a los refugiados a los que denomina "inmigrantes económicos".

La inmensa mayoría de los más de 180.000 refugiados que han entrado en Hungría en los que va de año quieren seguir hacia Europa Occidental, principalmente Alemania.

El ministro de Exteriores húngaro también ha propuesto a la Comisión Europea que envíe una fuerza conjunta a Grecia para defender las fronteras de ese país "y así también las europeas".

Precisamente en referencia a Grecia, donde este domingo han muerto decenas de personas que viajaban en una embarcación intentando entrar en el país, el ministro de Exteriores húngaro ha expuesto que ya que este país es incapaz de defender sus fronteras, las primeras de la Unión Europea por la que pasan los refugiados, su Gobierno ha propuesto al Ejecutivo Comunitario el envío de una fuerza conjunta.

Las fronteras griegas solo se podrán defender "si todos los países del continente participan" en la iniciativa de Budapest, opina el ministro, quien asegura que su país está dispuesto a participar "de una forma masiva" en esa operación.

La situación de los refugiados se complica en Hungría


 

Noticias

anterior siguiente