Enlaces accesibilidad

Cuba y Estados Unidos reabren sus embajadas tras medio siglo de enemistad

  •  La bandera de Cuba ondea en su Embajada en Washington
  • La bandera de EE.UU. no ondeará en La Habana hasta el viaje oficial de Kerry
  • El ministro de Exteriores cubano visita EE.UU. por primera vez desde 1959

Por
Cuba y Estados Unidos reabren sus embajadas tras medio siglo de enemistad

La bandera de Cuba ondea ya en su Embajada en Washington tras el restablecimiento oficial de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos tras casi 55 años de ruptura. La ceremonia del izado de la bandera cubana, llevada a cabo en el edificio que desde 1977 acogía la Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos, ha estado encabezada por el canciller cubano, Bruno Rodríguez. Por su parte, la ya Embajada de Estados Unidos en Cuba ha confirmado también su reapertura, aunque el acto oficial de izado de bandera no se producirá hasta más adelante. Para ese acto acudirá a La Habana el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y la fecha será el próximo 14 de agosto.

En la histórica ceremonia, en la que también se ha interpretado el himno de Cuba, coreado por los presentes, la representación oficial de Estados Unidos estuvo a cargo de la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson. La ceremonia del izado de la bandera cubana, llevada a cabo en el edificio que desde 1977 acogía la Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos, ha estado encabezada por el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Bruno Rodríguez: "Culmina hoy una etapa"

En una intervención en la Embajada de Cuba en Washington, tras el izado de la bandera de Cuba frente a la representación diplomática, Rodríguez ha destacado el esfuerzo llevado a cabo por responsables de los dos gobiernos para el restablecimiento de relaciones diplomáticas, con el que "culmina hoy una etapa".

"Es grande el desafío porque nunca ha habido relaciones normales entre EEUU y Cuba pese a siglo y medio de intercambios entre sus pueblos", ha señalado Rodríguez, que ha garanzatizado a los asistentes el "firme compromiso" de su Gobierno con el restablecimiento de relaciones. "Hoy se abre la oportunidad de refundar unas relaciones bilaterales nuevas y distintas frente a todo lo anterior. Para ello, el Gobierno cubano compromete toda su voluntad y pide la devolución de Guantánamo, el fin del bloqueo y el respeto de la soberanía de Cuba", ha recalcado.

La embajada de Cuba  es un edificio construido en 1917 a unos tres kilómetros de la Casa Blanca y que ahora acoge la Sección de Intereses cubana en Washington, una representación diplomática de bajo perfil que los dos países instalaron en las respectivas capitales en 1977. La visita de Bruno Rodríguez ha sido la primera con carácter oficial que hace a Washington un ministro de Exteriores de Cuba desde 1959, según el Gobierno cubano.

La bandera de EE.UU. aún no ondeará en La Habana

Mientras, la Sección de Intereses del país norteamericano en Cuba, ha señalado que ya "se ha convertido oficialmente en la Embajada de los Estados Unidos en La Habana y continuará sus funciones diplomáticas desde su sede en el Malecón, bajo el liderazgo" del a partir de ahora encargado de negocios "ad interim" (por el momento), Jeffery DeLaurentis.

"En concordancia con el anuncio efectuado el 1 de julio por el presidente Barack Obama, hoy los Estados Unidos y Cuba han restablecido relaciones diplomáticas", ha indicado la nota difundida por la "Embajada de Estados Unidos de América. La Habana, Cuba", según figura en la cabecera.

No obstante, el cambio sí supone un cambio de rango en el personal que trabaja allí. Los actuales jefes de las secciones de intereses de Cuba, José Ramón Cabañas, y de EEUU, Jeffrey DeLaurentis, pasarán a ser encargados de negocios mientras ambos gobiernos nombran a sus respectivos embajadores.

"Para nosotros esto es significativo, es importante. Creo que es un paso decisivo hacia la normalización de las relaciones", explica a Reuters Alberto Matos, un profesor de 59 años de La Habana que cree que como cubanos deben celebrarlo. "Veremos que pasa y ha donde podemos llegar desde este punto", explica.

Encuentro entre Kerry y Bruno Rodríguez

A primera hora de la tarde, Rodríguez se ha reunido con el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, en el Departamento de Estado, en la que es su segunda reunión oficial, después de la que se produjo en Panamá en vísperas de la Cumbre de las Américas en abril, que en ese momento marcó el encuentro de mayor nivel entre los Gobiernos de ambos países desde 1958.

“Sigue habiendo diferencias entre nuestros Gobiernos pero este hecho refleja la realidad de que la Guerra Fría acabó hace mucho tiempo” ha señalado Kerry tras esa reunión. “No nos engañemos el proceso continuará y puede que sea largo, y durante el camino encontraremos momentos de frustración, y hace falta paciencia. Pero por eso tenemos que empezar ya y con la visita del ministro de Exteriores damos un paso en la dirección adecuada”, ha añadido.

El componente histórico en esta ocasión se encuentra en la propia visita a Washington de Rodríguez, que nunca ha estado en la capital estadounidense.

Por su parte, Rodríguez presentado “el reconocimiento de nuestro Gobierno al presidente Obama” aunque ha intado al presidente de EE.UU. a seguir “usando sus poderes ejecutivos para acabar con el bloqueo, no para buscar cambios en Cuba, porque esto corresponde a la soberanía de Cuba” ha apunado. “Todo esto es crucial para poder avanzar hacia la normalización”.

Más de 35.000 cubanos podrían ser repatriados desde EE.UU.

Por otra parte, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países podría afectar 35.106 cubanos sobre los que pesan órdenes de deportación que podrían ser repatriados a la isla caribeña, según cifras facilitadas a Efe por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE).

El ICE también ha indicado a EFE que, hasta ahora, la política de Cuba era de aceptar "ocasionalmente" las repatriaciones, incluidos los casos de criminales, y todos aquellos listados en un documento que el Gobierno de la isla y el de EE.UU. acordaron en 1984. Sin embargo, de ahora en adelante todo esto podría cambiar con el acercamiento entre ambos países.

En Miami viven más de un millón de cubanos, la mayoría exiliados

De este modo, siete meses después de que los presidentes estadounidense, Barack Obama, y cubano, Raúl Castro, sorprendieran al mundo con el anuncio de un proceso de acercamiento bilateral, los dos gobiernos pondrán fin a décadas de hostilidad aunque quedan aún otros temas pendientes en su proceso de normalización, que, según reconocen ambos lados, no podrá cerrarse hasta que se levante el embargo impuesto a la isla en 1962, algo que solo puede hacer el Congreso estadounidense.

Otros asuntos pendientes son los diálogos sobre derechos humanos, sobre telecomunicaciones y sobre tráfico de personas, además de las conversaciones pendientes sobre los reclamos de compensación económica de ambas partes y la solicitud de Washington de extraditar a algunos fugitivos buscados por la Justicia estadounidense.

Noticias

anterior siguiente