Enlaces accesibilidad

Artur Mas, a su llegada a Zarzuela: "Vengo en son de paz"

  • Es la primera reunión que mantienen desde la proclamación de Felipe VI
  • El encuentro se produce después del pacto para una lista unitaria para el 27S

Por
Artur Mas a su llegada a Zarzuela: "Vengo en son de paz"

El presidente de Cataluña, Artur Mas, ha señalado a su llegada a la Zarzuela para reunirse con el rey que venía en "son de paz". Felipe VI ha recibido este viernes a Mas en la primera reunión que mantienen ambos después de la proclamación de Felipe VI hace algo más de un año y con el debate soberanista sobre la mesa.

A su llegada los periodistas le han preguntado si se ve viniendo en el futuro como jefe de Estado. "No comment. Vengo en son de paz", ha respondido Artur Mas.

El final de esta respuesta ha coincidido con la entrada en el salón de audiencias de Don Felipe, quien ha saludado a Mas y ha posado junto a él para los numerosos medios gráficos presentes, mientras atendía, amable pero con gesto serio, a los comentarios que, sonriente y en tono distendido, le hacía el presidente de la Generalitat.

A continuación, Mas ha ofrecido al monarca pasar antes que él al despacho, pero el rey ha insistido con un gesto de deferencia en que fuera el presidente de la Generalitat quien le precediera, como suele ser habitual con los invitados de Felipe VI, y el jefe del Gobierno catalán, sonriente, ha accedido finalmente a entrar en primer lugar.

El Rey se reúne con Artur Mas, tras conocerse la lista del 27-s

Al margen de estos gestos, nada ha trascendido del contenido del encuentro. Mas no ha hecho declaraciones tras abandonar la Zarzuela sobre el contenido de la entrevista y tampoco la Generalitat, en contra de lo anunciado inicialmente, emitirá comunicado alguno sobre la reunión.

Encuentro en medio del debate soberanista

La visita de Artur Mas a Zarzuela se produce solo unos días después de que el presidente de la Generalitat haya cerrado un acuerdo con los republicanos de ERC y las entidades nacionalistas para concurrir a las elecciones catalanas del 27 de septiembre, con una lista única y que tiene como hoja de ruta declarar la independencia en un periodo de entre seis y ocho meses si ganan los comicios por mayoría absoluta.

El presidente de la Generalitat catalana coincidió por última vez con el rey el 25 de junio con motivo de la ceremonia de entrega de premios de la Fundación Princesa de Girona, en la que el jefe del Estado animó a los "ciudadanos de Cataluña y de toda España" a avanzar juntos, con "serenidad y determinación" y "a pesar de las dificultades", por el camino de la "unidad" y el "objetivo común" de construir una sociedad mejor.

El rey ha recibido a otros presidentes autonómicos en la Zarzuela, el último de ellos, Guillermo Fernández Vara, de Extremadura, este jueves mismo.

La vicepresidenta y portavoz del Govern, Neus Munté, ya señaló el martes pasado que esta entrevista se enmarca en la "normalidad" institucional y aseguró que Mas abordará con el rey el proceso soberanista y otros asuntos.

El Gobierno recuerda que hay que cumplir la Constitución

También la vicepresidenta del Gobierno y portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la reunión del rey con el presidente de la Generalitat de Cataluña se enmarca dentro "de las tareas constitucionales de ambos".

Sobre la reunión entre Mas y Felipe VI también ha dicho que "nos recuerda a todos cómo son las cosas en España" en el sentido de que hay un "jefe del Estado que periódicamente recibe a los presidentes autonómicos, que lo son por la Constitución".

En este sentido, ha explicado que cualquier medida que adopte la Generalitat que pueda ser contraria a la Constitución y no respete las leyes se examinará y se impugnará, como el Ejecutivo ha hecho siempre.

Por otra parte, Sáenz de Santamaría ha ridiculizado la lista unitaria de CDC y ERC para las elecciones del 27 de septiembre asegurando que está formada por "políticos, no políticos o medio pensionistas".

Pedro Sánchez cree que la lista unitaria de Convergencia y Esquerra fractura a la sociedad catalana

Noticias

anterior siguiente