Enlaces accesibilidad

Colombia y las FARC acuerdan crear la Comisión de la Verdad cuando se firme la paz

Por
DIÁLOGOS DE PAZ ENTRE GOBIERNO COLOMBIANO Y GUERRILLA DE LAS FARC EN CUBA
Los garantes de Noruega, Dag Nylander, y de Cuba, Rodolfo Benítez, en los diálogos de paz en Colombia. EFE EFE/Ernesto Mastrascusa

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC han acordado poner en marcha una Comisión de la Verdad, una vez firmado un acuerdo definitivo de paz, que será un mecanismo "independiente e imparcial de carácter extrajudicial", un acuerdo que llega solo dos semanas después de que la guerrilla suspendiera el alto el fuego unilateral tras la muerte de 26 guerrilleros.

Los representantes de Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz colombiano, han hecho el anuncio en un acto ante la prensa en el que han estado acompañados de los negociadores del Gobierno de Juan Manuel Santos y de las FARC, coincidiendo con el cierre del ciclo 37 de las conversaciones.

El objetivo de esa comisión será esclarecer y conocer la verdad sobre lo ocurrido en el conflicto colombiano, y contribuir al reconocimiento de las víctimas y de la responsabilidad de quienes participaron directa e indirectamente en el conflicto, "como una contribución a la verdad, a la justicia, a la reparación y a la no repetición".

La comisión se prolongará tres años

El trabajo de la comisión, que comenzará a funcionar después de la firma de la paz y una vez que las FARC hayan abandonado las armas, estará centrado en las víctimas del conflicto y buscará su dignificación y la satisfacción de su derecho a la verdad.

La comisión tendrá una duración de tres años, con un periodo anterior de preparación de seis meses, y su ámbito temporal será el período del conflicto.

Como parte de su mandato, se prevé que esclarezca las violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario que han tenido lugar por el conflicto, así como las responsabilidades colectivas debido a estas prácticas.

Impacto del conflicto sobre la sociedad

Además, deberá arrojar luz sobre el impacto humano y social del conflicto en la sociedad y en las diferentes poblaciones, sus consecuencias en el ejercicio de la política y en el funcionamiento de la democracia, y los factores y condiciones que facilitaron la persistencia de la guerra, entre otros.

Este acuerdo alcanzado entre las delegaciones de paz del Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se produce al cierre de una tensa ronda de diálogos ante la escalada del conflicto armado en el país sudamericano en los últimos días.

El ciclo 37 de las conversaciones que ha terminado ha contado, además, con la peculiaridad de la incorporación de la canciller colombiana María Ángela Holguín a la mesa de trabajo, después de que Santos la nombrara junto al empresario Gonzalo Restrepo como refuerzo para su equipo de paz el pasado 20 de mayo.

Noticias

anterior siguiente