Enlaces accesibilidad

Palestina presenta ante la ONU la solicitud de adhesión a la Corte Penal Internacional

  • La solicitud debe ser considerada por el secretario general, Ban Ki-moon
  • Si ingresa, podría denunciar ante la corte a los líderes israelíes
  • Israel considera la iniciativa una suerte de 'guerra diplomática'

Por
El embajador palestino en la ONU, Riyad H. Mansour, informa a la prensa de que ha entregado la solicuitud AFP AFP

El representante palestino ante la ONU, Riyad Mansour, ha presentado este viernes en la carta oficial de solicitud de adhesión de Palestina a la Corte Penal Internacional (CPI), que firmó el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás. "Este es un paso muy importante", ha señalado Mansour. "Buscamos justicia para todas las víctimas que fueron asesinados por Israel, la potencia ocupante", ha añadido.

"Todos sabemos que los asentamientos (judíos en los territorios palestinos) son un crimen de guerra y por eso buscamos justicia a través de esta fórmula", ha asegurado Mansour ante la prensa.

La solicitud debe ser considerada ahora por el Secretario General de la organización, Ban Ki-moon, que transmitirá dentro de los 60 días a los Estados miembros del CPI. El tribunal, con sede en La Haya, tiene el potestad de enjuiciar a los culpables de genocidio, crímenes contra la humanidad o crímenes de guerra. La pertenencia a este tribunal permitiría a los palestinos de emprender acciones legales contra los líderes israelíes por su conducta de varias guerras como la de julio-agosto de 2014 en Gaza, o de sus actuaciones como ocupantes.

El presidente palestino, Mahmud Abás, respondió con esta iniciativa al rechazo el pasado miércoles por parte del Consejo de Seguridad de la ONU a adoptar el proyecto de resolución presentado en su nombre por los países árabes y que obligaba a la institución a forzar a israel a abandonar las colonias antes de 2017.

La iniciativa ha sido recibida por Israel como una declaración de ‘guerra diplomática’. "Esperamos que la CPI rechace la petición hipócrita de la Autoridad Palestina, que no es un estado sino una entidad asociada a una organización terrorista, Hamas, responsable de crímenes de guerra", indicó el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Tel Aviv recibe al embajador de Francia

Por su parte, el gobierno israelí el viernes ha expresado su "profunda decepción" ante el embajador de Francia por la votación francesa en favor de un proyecto de resolución palestino.

El embajador de Francia en Tel Aviv, Patrick Maisonnave, ha sido recibido en Jerusalén por Aviv Shir-On, subdirector general del Ministerio de Relaciones Exteriores a cargo de Europa, ha señalado el portavoz del Ministerio Emmanuel Naasón.

Shir-On ha señalado al diplomático francés que "la única manera de lograr la paz es alentar a las partes a reanudar las negociaciones, no a través de las declaraciones unilaterales y campañas ". Por su parte, el embajador ha respondido que la acción francesa se tomó precisamente para evitar la "primera división del Consejo de Seguridad sobre el tema, y en segundo lugar una iniciativa unilateral de los palestinos", ha señalado una fuente diplomática.

Nuevo proyecto de resolución

El liderazgo palestino está estudiando la posibilidad de presentar un nuevo proyecto de resolución de la ONU que prevé el fin de la ocupación israelí, esta semana tras el fracaso de un primer intento, ha señalado este viernes un portavoz.

Los palestinos tienen la intención de llamar de nuevo a votación al Consejo de Seguridad de la ONU para llegar "al final de la ocupación y el establecimiento de un estado palestino dentro de las fronteras de 1967 con capital en Jerusalén Este", ha señalado Nabil Abu Rudeina, portavoz de la presidencia palestina, en un comunicado.

El miércoles, un texto presentado por los palestinos fue rechazado por el Consejo de Seguridad tras haber recibido ocho votos a favor, 2 en contra y 5 abstenciones.Los ocho países que han respaldado el borrador, presentado por Jordania y respaldado por el grupo árabe en la ONU, fueron, además de Jordania, Argentina, Chad, Chile, China, Francia, Luxemburgo y Rusia. En contra votaron Estados Unidos y Australia, y se abstuvieron los representantes del Reino Unido, Lituania, Nigeria, Corea y Ruanda.

Para que una resolución sea aprobada en el Consejo de Seguridad se necesitan nueve votos afirmativos de los quince miembros que tiene ese consejo de seguridad, de acuerdo con el artículo 27 de la Carta de Naciones Unidas. Pero los cinco países con asiento permanente (Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y China) tienen derecho de veto de todo lo que se apruebe. De haber contado con nueve votos a favor, en lugar de los ocho que obtuvo, no habría prosperado tampoco por el voto en contra de Estados Unidos, que tiene derecho de veto.

Noticias

anterior siguiente