Enlaces accesibilidad

El interés del bono español a diez años vuelve a marcar mínimos históricos por debajo del 1,7%

  • La prima de riesgo se sitúa en el entorno de los 108 puntos básicos
  • El IBEX 35 cierra con un leve avance del 0,07%, con ACS a la cabeza

Por

El interés del bono español a diez años vuelve a tocar mínimos históricos. La rentabilidad exigida en los mercados secundarios a la deuda española con vencimiento a diez años ha perforado otro nivel y se ha situado al cierre del mercado bursátil por debajo del umbral del 1,7%, concretamente en el 1,68%.

Mientras, la prima de riesgo -la diferencia entre la rentabilidad del bono español y la del alemán- se situaba en el entorno de los 108 puntos básicos. El motivo de que el bono esté en mínimos y la prima no baje más es que el bund está también en cotas nunca antes vistas, con la rentabilidad en el 0,6%.

En el caso de Italia, el rendimiento de su bono a diez años, al igual que el español, ha terminado la sesión en mínimos históricos, en el 1,93%, según los datos recogidos por EFE. Igualmente, el interés del bono portugués ha terminado esta primera sesión de la semana en niveles en los que no se había situado nunca, en el 2,7%.

El mercado de deuda de Grecia también ha registrado la misma tendencia positiva, aunque su bono a diez años aún está lejos de registrar mínimos históricos debido a la inestabilidad política que atraviesa el país. Así, al cierre de la sesión, la prima de riesgo de Grecia ha descendido a 772 puntos básicos desde los 797 previos. El rendimiento del bono griego ha terminado en el 8,32%.

Sesión de gran volatilidad

Mientras, el IBEX 35 ha cerrado la sesión de este lunes con un mínimo avance del 0,07%. De esta forma el principal selectivo de la Bolsa de Madrid se mantiene por debajo de la cota psicológica de los 10.400 enteros (10.371). De esta forma las ganancias anuales se elevan al 4,58%.

La Bolsa española ya comenzó la semana, semifestiva por la Navidad, con ganancias, que le hacían superar 10.400 puntos. No obstante, a media sesión, la volatilidad y la ausencia de referencias macroeconómicas de relevancia provocaban que el mercado nacional se diera la vuelta y cotizara en negativo.

Y ello a pesar de que las principales plazas europeas en esta penúltima semana del año, optaran por las ganancias, gracias al rebote que registraba el precio del petróleo y la mejora de la moneda rusa, el rublo, lo que ha ayudado a que la Bolsa de Moscú continuara su remontada, que este lunes ha superado el 5%.

No obstante, los ánimos decayeron después de que Arabia Saudí se mostrara a favor de aumentar su producción de petróleo, un hecho que puso freno a la mejora del crudo, y con ello, la merma de ganancias de las Bolsas europeas, que aún así, han logrado cerrar en positivo. El principal índice de la Bolsa de París ha ganado el 0,3%; el de Milán, el 0,48%; Londres, el 0,48%; y Fráncfort, el 0,81%.

Noticias

anterior siguiente