Enlaces accesibilidad

Muere el presidente de la petrolera Total al chocar su avión con una quitanieves en Rusia

  • Christophe de Margerie ha muerto en un accidente en un aeropuerto de Moscú
  • Partidario de la política energética rusa, llegó a la presidencia en 2010

Por
Christophe de Margerie, presidente de la petrolera Total, en una imagen de archivo.
Christophe de Margerie, presidente de la petrolera Total, en una imagen de archivo. REUTERS REUTERS/Philippe Wojazer/Files

El presidente director general de la petrolera francesa Total, Christophe de Margerie, ha muerto en un accidente aéreo este martes en el Aeropuerto Internacional Vnukovo, muy cerca de Moscú, según ha confirmado la compañía.

La colisión se ha producido pasada la medianoche del lunes, cuando el avión privado en el que viajaba De Margerie ha colisionado con una quitanieves situada en la pista. Además de Margerie, en el accidente han muerto tres miembros de la tripulación.

El conductor de la máquina ha sido detenido y está bajo investigación, según ha señalado a la agencia Interfax el abogado del acusado, que ha identificado a su cliente como Vladímir Martinénkov, de 60 años. El letrado ha adelantado que los investigadores -que consideran a Martinénkov culpable del accidente- solicitarán al juez prisión preventiva para su defendido.

"En el momento del accidente él [Martinénkovestaba sobrio", ha recalcado el letrado. "Mi defendido sufre una enfermedad cardiaca crónica, no bebe y esto pueden corroborarlo sus familiares y médicos", ha sostenido el abogado del conductor del quitanieves.

Una carrera vinculada a la empresa

De Margerie -de 63 años y apodado "el gran bigote" por su característico mostacho- era una de las figuras más reconocibles entre los magnates del petróleo y se encontraba en la lista de los asistentes a la reunión de inversores extranjeros con el gobierno ruso en la ciudad de Gorki, cerca de Moscú.

El empresario era graduado por la Escuela Superior de Comercio y Negocios de París, pero desarrolló toda su carrera dentro de la petrolera gala, en la división de exploración y producción. Se convirtió en director ejecutivo de Total en febrero de 2007 y unió a ese cargo el de presidente en mayo de 2010, para relevar a Thierry Desmarest.

Era un defensor acérrimo de Rusia y su política energética en el conflicto con Ucrania, y pensaba que Europa debe dejar de pensar en reducir su dependencia del gas ruso y focalizarse en garantizar la seguridad de los envíos.

El magnate francés defendía que su presidencia debería juzgarse por los nuevos proyectos que Total ha lanzado bajo su mandato.

Entre sus posibles sucesores se encuentran Philippe Boisseau, actualmente al frente de la división de energías renovables, y Patrick Pouyanne, quien tuvo la tarea de reducir la exposición del grupo a los sectores de refino no rentables.

Noticias

anterior siguiente