Enlaces accesibilidad

La Fundación Caja Madrid remite al FROB para devolver el dinero de las tarjetas opacas al fisco

  • El FROB ha habilitado una cuenta en Bankia para devolver el dinero gastado
  • Barcoj entrega un cheque en la Audiencia Nacional por valor de 484.200 euros
  • Arturo Fernández pone su cargo a disposición de la CEOE

Por

Un informe jurídico establece que no le corresponde a la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid reclamar la restitución del dinero gastado por consejeros y directivos con las tarjetas opacas al fisco de Caja Madrid.

El FROB (Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria) ha habilitado una cuenta en Bankia para la devolución de las cantidades relacionadas con las tarjetas y ha solicitado a la Fundación que traslade esta información a las personas que se han interesado en devolver cantidades en su cuenta o se interesen en el futuro.

Especialistas jurídicos independientes y una empresa forensic concluyen que la Fundación no es la destinataria del dinero devuelto. De acuerdo con las escrituras de segregación de 16 de mayo de 2011, –por el que la caja traspasó el negocio bancario y financiero a BFA y posteriormente a Bankia– la parte del patrimonio segregado a Bankia habría incluido los activos y pasivos derivados de las tarjetas.

Dichas escrituras  indican que BFA/Bankia recibe todos los activos y pasivos de Caja Madrid a excepción de los de la antigua Fundación Caja Madrid, la Obra Social y el Monte de Piedad, según el informe.

Al conocer el resultado de los informes, la Fundación ha devuelto todos aquellos ingresos que habían depositado en sus cuentas personas implicadas en este asunto y devolverá de manera automática futuros ingresos en relación con las tarjetas opacas. Hasta el momento se habían recibido nueve ingresos por un valor total de 462.549,95 euros.

Mientras, el exdirector general de Caja Madrid y Bankia Ildefonso Sánchez Barcoj ha entregado un cheque en la Audiencia Nacional por valor de 484.200 euros, correspondiente a los cargos que realizó con la tarjeta que tenía asignada en la caja de ahorros, al objeto de que se "elimine cualquier daño que pudiera haber sufrido" esta entidad.

Así consta en un escrito al que ha tenido acceso Europa Press en el que el número dos de Miguel Blesa, que ya devolvió los 90.879 euros que gastó con la tarjeta opaca de Bankia, señala que es "rotundamente falso" que interviniera en "la creación de las tarjetas, en la oportunidad de su uso, en la determinación de las personas a las que habría de asignarse, en el límite económico anual y en la forma con la que habrían de ser utilizadas".

Por otra parte, el vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, ha puesto su cargo a disposición de la patronal tras verse implicado en el escándalo de las tarjetas opacas al fisco de Caja Madrid, en lo que él considera un "cese voluntario", pero no una dimisión.

Noticias

anterior siguiente