Enlaces accesibilidad

Erdogán admite que Turquía negoció con los yihadistas para liberar a los rehenes

  • Dice que hubo "regateo político", aunque no acuerdo monetario o pago de rescate
  • No desmiente que fuera un intercambio por militantes del EI presos en Turquía

Por
El primer ministro turco Ahmet Davutoglu y su mujer reciben a los rehenes a su llegada a Ankara. AFP AFP PHOTO / ADEM ALTAN

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha admitido que hubo "regateo político", aunque no acuerdo monetario o pago de rescate, para liberar a los 49 rehenes turcos en manos del Estado Islámico (EI), sin desmentir que pudiera tratarse de un intercambio por militantes del EI presos en Turquía.

"No se puede hablar de ninguna manera de un regateo monetario, pero un regateo político, diplomático, sí; de qué otra manera habríamos conseguido liberar a nuestros 49 ciudadanos", dijo Erdogan en una rueda de prensa en Ankara, transmitida por la emisora NTV, momentos antes de viajar a Nueva York.

Preguntado sobre las especulaciones de que los ciudadanos turcos, secuestrados en junio en Mosul por el EI, pudieran haber sido intercambiados por yihadistas presos en Turquía, Erdogan ha asegurado que "incluso si efectivamente hubiera tal intercambio", lo importante era el regreso de los rehenes.

"Pudo haber un intercambio o no haberlo"

"Pudo haber un intercambio o no haberlo. El resultado es que nuestros 49 ciudadanos y empleados han vuelto a Turquía. Soy el presidente y tengo que cuidar que no pase nada a nuestros ciudadanos, incluso si efectivamente hubiera un intercambio", ha recalcado Erdogan.

Asimismo, ha insistido en que se trataba de una operación llevada a cabo íntegramente por el servicio secreto turco, conocido como MIT.

Ya horas antes, el jefe del MIT, Hakan Fidan, había señalado en una entrevista al diario Milliyet que la liberación se hizo "sin disparar ni un solo tiro" y "gracias a la paciencia, la inteligencia y la determinación".

El diario turco Hürriyet, citando fuentes anónimas del Gobierno, ha detallado la ruta de los rehenes, desde su secuestro en el consulado turco de Mosul, el 11 de junio.

Según este recuento, el EI trasladó a sus prisioneros a Raqqa, su 'capital' en el norte de Siria, donde permanecieron mientras Turquía negociaba su liberación con la mediación de importantes familias locales, y desde donde fueron trasladados en coches a la frontera turca, una vez cerrado el acuerdo.

Respecto a la cuestión de si la liberación de los rehenes significará un cambio en la política de Turquía frente al EI, Erdogan ha asegurado que esta decisión está por tomar aún y que debe ser evaluada con calma.

Hasta ahora, Turquía se ha negado a participar en la coalición antiyihadista encabezada por Estados Unidos, aduciendo que no podía poner en riesgo la vida de sus ciudadanos secuestrados.

El presidente ha señalado que la estrategia turca respecto a la zona se decidirá tras amplias consultas con la coalición, incluyendo una posible reunión con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, aunque probablemente no haya ocasión para una entrevista larga con Barack Obama, apuntó.

Erdogan se desplaza este domingo a Nueva York para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas y regresará a Turquía el jueves.

Noticias

anterior siguiente