Enlaces accesibilidad

Cierran los colegios electorales en Escocia en una jornada caracterizada por la alta participación

  • 4,3 millones de escoceses tomaban su decisión más importante en 300 años
  • El resultado será vinculante y ganará quien obtenga el 50% más uno de los votos
  • Un sondeo publicado este mismo jueves confirma el repunte de los unionistas
  • Las autoridades prevén que los resultados se sabrán a primera hora del viernes

Por
Alta participación y buen ambiente en el histórico referéndum de independencia en Escocia

Los colegios electorales en Escocia han cerrado a las 22.00 hora local (23.00 horario peninsular español) después de que millones de residentes hayan acudido este jueves a las urnas para decidir si esta región se independiza del Reino Unido en un histórico referéndum muy reñido. Ya ha comenzado el recuento de las papeletas de una consulta cuyo resultado definitivo se conocerá por durante la mañana de este viernes, alrededor de las 7.00 en horario peninsular.

Los últimos sondeos predicen que ganará el "no" con un resultado posiblemente ajustado, si bien el último de ellos, divulgado esta misma tarde por el vespertino Evening Standard, amplía el margen de victoria de los unionistas a seis puntos, con el 53% frente al 47% de los secesionistas.

Superado el ecuador de la jornada de votación, la participación ya se preveía muy alta. Sin embargo, esos datos de participación se harán públicos también por la mañana, si bien se prevé que las cifras sean altas, dado que el 97 % del censo electoral se ha registrado para poder votar en alguna de las 5.579 urnas repartidas en 32 distritos electorales.

Los primeros indicios claros sobre el resultado del referéndum serán los que arrojen las grandes circunscripciones como Glasgow, con 486.000 votantes registrados, Edimburgo, con 378.000, y Fife, con 300.000.

Ambiente festivo y sin incidentes

Los distritos enviarán sus resultados individuales a medida que acaben sus recuentos a un centro ubicado en Ingliston, a las afueras de Edimburgo, donde se verificará esos recuentos parciales. El anuncio del resultado final del plebiscito lo hará la responsable de la Comisión Electoral escocesa, Mary Pitcaithly, según Efe.

La jornada electoral transcurrió este jueves en Escocia en un ambiente festivo y sin incidentes destacables. Incluso antes de abrir a las 07.00 hora local (una hora más en la España peninsular), se podían ver largas colas a la entrada de los colegios. "Ha sido un día muy ocupado," señalaba a AFP Peter MacVean, uno de los directores de operaciones de un centro de votación en Edimburgo. "La gente estaba muy motivada", ha añadido.

Entre los censados, por primera vez, los mayores de 16 años [ver detalles sobre el censo], y han tenido que responder con un  o un no a esta simple pregunta: "¿Debería Escocia ser un país independiente?". Vestidos con la tradicional kilt (falda), tocando la gaita y con buen humor, grupos y grupos de escoceses se acerca en un goteo constante hasta los colegios electorales.

"Hemos estado esperando por esto mucho tiempo, pero lo que estoy haciendo hoy tendrá efectos en la próxima generación", asegura al diario The Guardian Hendry Whittaker, un conductor de camiones de 73 años. 

Alto número de indecisos

El ex primer ministro británico Gordon Brown, ha sido el primer líder en votar. Pasadas las diez de la mañana, el laborista, contrario a la independencia, ha llegado a su colegio electoral en Kirkcaldy, una pequeña localidad del condado de Fife. Su exministro de Hacienda y líder de la campaña Mejor juntosAlistair Darling, ha ejercido su derecho en Edimburgo.

Voy a votar por mi libertad

El ministro principal y líder del Partido Nacional Escocés (SNP), Alex Salmond, ha votado media hora después en Strichen, Aberdeenshire. "Es una oportunidad única en la vida y creo que se puede apreciar por la cantidad de gente que está votando", ha declarado el líder independentista. "Estamos en manos de los escoceses", ha sentenciado.

Así han votado Alex Salmond, Darling y Gordon Browm

En ciudadanos como Helen Reid, eufórica tras hacerse un selfie con Salmond. "Es mágico, ¿verdad?", afirma. "Me levanté pronto para votar y sabía lo que estaba a punto de hacer: la libertad", añade, mientras agita la bandera blanquiazul.

No todos están tan emocionado como ella. Un pensionista camina calle abajo cuando ve al líder nacionalista tratando de convencer a los indecisos puerta por puerta: "Ha sido una de las campañas más amargas que recuerdo desde que me mudé aquí del norte de Inglaterra hace décadas. Creo que de lo que realmente va todo esto es del anti-inglés, pero no me atrevo a decirlo", confiesa.

Estamos en manos de los escoceses

La decisión más importante que adoptará el país en tres siglos, desde la firma del Acta de la Unión con Gran Bretaña en 1707, es una incógnita con un elevado número de indecisos.

Los colegios han estado abiertos hasta las 22.00 hora local y aunque el recuento comenzará justo después, el resultado final no se espera hasta primera hora del viernes.

Colas en un colegio electoral en Portobello, Escocia

Mayoría simple

Ganará quien se imponga por mayoría simple (un 50% más uno de los votos válidos es suficiente, sin umbral mínimo de participación). Ambas partes se han comprometido a respetarlo en virtud del acuerdo alcanzado en Edimburgo el 15 de octubre de 2012 por el primer ministro británico, el conservador David Cameron, y Alex Salmond. [Ver detalles sobre el proceso de negociación].

El líder del SNP arrasó en las últimas elecciones autonómicas de 2011 con su promesa de convocar un referendo para separarse del Reino Unido. Su plan contempla que la Escocia independiente mantendría la libra (moneda británica), a Isabel II como jefa de Estado y la pertecencia a la Unión Europea así como una relación especial con el resto del Reino Unido; mientras que se desprendería de las armas nucleares.

No obstante, ese escenario no está del todo claro ya que Londres rechaza la unión monetaria si Escocia se separa. Como contraoferta, en caso de que gane el no, el Ejecutivo británico ha prometido conceder a Escocia una mayor autonomía en servicios sociales e impuestos. Este mismo martes, Cameron y los líderes de los otros dos grandes partidos tradicionales británicos, el laborista Ed Miliband, y el liberal Nick Clegg, firmaban una carta conjunta para ratificar su compromiso.

Encuestas ajustadas

Durante la larga campaña, más que los elementos identitarios, el movimiento secesionista se ha centrado en destacar las posibilidades que se abren a la población para que pueda decidir por sí misma, apoyada en la riqueza de sus recursos energéticos (petróleo y renovables). Y propone un renovado estado del bienestar.

Mientras, la campaña del no ha destacado los riesgos de una Escocia independiente, sobre todo económicos, lo que la ha hecho ser percibida como negativa y recortar su margen en las encuestas.

De hecho, a dos semanas para la votación, por primera vez una encuesta de un gran medio predijo la victoria del , lo que fue recibido con pérdidas en la Bolsa de Londres. En los últimos días los sondeos han vuelto a dar algo de ventaja a los unionistas. Incluso este mismo jueves el vespertino londinense Evening Standard otorgaba al no una ventaja de seis puntos (53% contra 47%, descontado un 4% de indecisos, realizada entre el martes y el miércoles a 991 personas por la empresa Ipsos Mori).

Escocia vota en un referéndum histórico si se independiza del Reino Unido

Escocia es la segunda región más extensa del Reino Unido, con casi un tercio del total, aunque sus 5,3 millones de habitantes representan solo el 8% de la población, de los cuales el 2% habitan en islas remotas en el mar del Norte.

 Complicadas comunicaciones

Precisamente, la dispersión del territorio complica los recuentos en Escocia, que se realizan únicamente en las 32 sedes de los diferentes distritos electorales, adonde son llevadas las urnas selladas de todos los colegios.

En el caso de estas islas —habitadas en algunos casos por menos de mil habitates—, se usarán helicópteros y para agilizar el proceso, se han instalado de forma provisional focos en los helipuertos para que los votos de las islas se puedan recontar esa misma noche (siempre y cuando la meteorología permita los vuelos). En anteriores ocasiones, según explica la agencia Reuters, el recuento se ha demorado porque no tenían visibilidad nocturna.

Según el cronograma previsto por las autoridades electorales, cada distrito debería ir comunicando sus resultados totales según vayan concluyendo el recuento. No obstante, el compromiso de las autoridades es que los escoceses puedan desayunar este viernes con el resultado definitivo, al que seguirá un escenario todavía por concretar, pero con efectos profundos para la política británica -y europea- en caso de triunfo del .

Esteladas e ikurriñas

Durante la jornada del referéndum no han cesado la campaña a favor y en contra de la independencia, con actos y manifestaciones variopintas. Entre los primeros también ha habido grupos de catalanes que reivindican la celebración de la consulta anunciada por la Generalitat para el 9 de noviembre.

De hecho, todos los partidos catalanes partidarios de la consulta (CDC, ERC, ICV, CUP) anunciaron que estarían observando la votación in situ.

En las calles de Edimburgo se ha podido ver a un grupop de personas con banderas independentistas catalanas (esteladas) apoyando al . Por otra parte, dos vascos de mediana edad con una ikurriña (la bandera vasca), reconocían a Efe tras votar que sentían “envidia” por este proceso.

Noticias

anterior siguiente