Enlaces accesibilidad

Maduro convoca una Conferencia Nacional de Paz para acabar con la violencia en Venezuela

  • Propone la creación de una Comisión de la Verdad
  • Está dispuesto a dar explicaciones a Unasur
  • Un general retirado se atrinchera en su casa para no ser detenido

Por
Nicolás Maduro durante su discurso en una marcha oficialista este domingo.
Nicolás Maduro durante su discurso en una marcha oficialista este domingo. REUTERS REUTERS/Miraflores Palace/Handout

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado este domingo la convocatoria de una Conferencia Nacional de Paz para el próximo miércoles con el fin de acabar con las protestas que se reproducen desde hace diez días. Más de 11 personas han muerto y 150 han resultado heridas.

Maduro ha explicado que pedirá también la creación de una Comisión de la Verdad en la Asamblea Nacional (Parlamento) que investigue la violencia durante las protestas.

"Estoy convocando a la Conferencia Nacional por la Paz de Venezuela el miércoles, aquí también en el Palacio Presidencial", ha asegurado Maduro en una entrevista transmitida por el canal estatal VTV, en alusión a la convocatoria a sectores políticos y sociales.

"Para eso estoy convocando a todo el país a la Conferencia, para vernos a los ojos para reconocernos como venezolanos para decir: queremos paz, vamos a hacer la paz", ha dicho tras asegurar que la responsabilidad de la paz en Venezuela no es sólo de él, aunque él tiene la suya como jefe de Estado y la cumple.

Maduro también ha recordado que este lunes se celebrará una reunión del Consejo Federal, órgano al que están llamados todos los gobernadores, incluido el líder opositor Henrique Capriles, quien ha confirmado que asistirá. El presidente ha dicho que tiene "diferencias" con Capriles pero ha reiterado su llamada a que acuda a la reunión para abordar diversos temas, entre ellos los recursos para diferentes programas relacionados con la seguridad, y se ha mostrado dispuesto a conversar sobre lo que está sucediendo en Venezuela.

Se mantine la tensión en Venezuela

Venezuela está sumida en una ola protestas desde el 12 de febrero cuando una manifestación pacífica en Caracas degeneró en actos de violencia contra edificios públicos y murieron tres jóvenes tiroteados, incidentes por los que están detenidos también varios miembros del Servicio de Inteligencia (Sebin).

En las protestas han perdido la vida once personas y más de 150 resultaron heridas, mientras que decenas fueron detenidas.

Una comisión parlamentaria investigará la violencia

Además, el presidente venezolano ha anunciado que pedirá la creación de una Comisión de la Verdad en la Asamblea que investigue la violencia durante las protestas.

"Le voy a pedir a la Asamblea Nacional que forme una Comisión de la Verdad que investigue toda la violencia que ha habido, que investigue todas las denuncias sobre este golpe de Estado en marcha, que investigue todas las mentiras y manipulaciones nacionales e internacionales", ha dicho Maduro.

"Una Comisión de la Verdad para Venezuela para desentrañar los monstruos que se han activado para justificar la intervención extranjera en Venezuela", ha agregado, en una entrevista transmitida por el canal estatal VTV.

Maduro ha señalado que hará la petición a la AN en la próxima sesión y que propondrá que en ella participen además religiosos e intelectuales. "Que convoque a un conjunto de venezolanos y venezolanas y se involucre en investigar y mostrar a Venezuela y el mundo", ha indicado.

El presidente ha manifestado que en esa comisión se debe citar a las familias de las víctimas y "a todos los testigos y se deje de manipular".

Dispuesto a dar explicaciones ante Unasur

Además, Maduro, ha afirmado que está dispuesto a acudir a una reunión de presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para explicar y conversar sobre la situación en el país y las protestas contra su Gobierno. 

"Nosotros estamos listos para la reunión de Unasur a nivel presidencial, de jefes de Estado y de Gobierno para nosotros allí, como es Unasur, conversar, explicar las partes, la secuencia, la ruta, mostrar las pruebas, los testimonios del golpe de Estado en Venezuela y debatir", ha declarado Maduro en la citada entrevista.

El presidente ha señalado incluso que Unasur podría participar en la citada conferencia nacional de paz y ha explicado que Suramérica tiene mucho que "aportarle a nuestros procesos de encuentro, reencuentro, superación de los conflictos políticos".

Maduro se ha referido  también a la situación de violencia en Táchira, estado occidental fronterizo con Colombia, y ha acusado personalmente a Daniel Ceballos, alcalde de San Cristóbal, capital de la región, de ser "la mano derecha del grupo extremista Voluntad Popular", el partido del dirigente opositor Leopoldo López. López permanece encarcelado en la penitenciaría militar de Ramo Verde, acusado de incitar a la violencia.

Maduro también se ha referido a supuestos planes que tendrían como objetivo las estaciones de servicio. Según ha asegurado, el sábado se le requisaron mapas de la red de hidrocarburos a una persona que iba a entrevistarse con López en la prisión. "Le he dicho a los cuerpos de seguridad que redoblen (la seguridad), uno no sabe estos fascistas hasta dónde pueden llegar", ha dicho Maduro.

Un general retirado se atrinchera para no ser detenido

Coincidiendo con estas decisiones de Maduro, un general retirado del Ejército venezolano se ha atrincherado armado en su casa para no ser detenido.

Maduro ordenó el sábado la detención de Ángel Vivas, un exgeneral del Ejército muy activo en las redes sociales, donde repetidamente ha denunciado la supuesta "infiltración" de agentes cubanos en las Fuerzas Armadas venezolanas.

El domingo, Vivas apareció ante los medios que se habían reunido frente a su casa armado con una ametralladora y dispuesto a no dejarse arrestar. El exmilitar aseguró que la orden de detención que le había sido presentada no tenía la firma del juez.

Maduro ha acusado a Vivas de "entrenar" a los individuos que cruzaron cables en las barricadas levantadas en algunas calles durante las protestas. El viernes, un motorista murió degollado por uno de estos cables.

"Por muchas armas que tome, más temprano que tarde yo le recomiendo: prepárese para que se entregue en paz", advirtió Maduro a Vivas.

Según el diario venezolano El Universal, Vivas permanece en su casa junto con sus abogados. Fuera, además de decenas de partidarios, permanecen agentes de la Inteligencia Militar.

Noticias

anterior siguiente