Enlaces accesibilidad

Martinelli: "El mundo debe convencerse de que terminaremos la ampliación del Canal de Panamá"

       
  • El Canal dice que el contrato prevé mecanismos para que el proyecto se acabe
  •    
  • El consorcio y la Autoridad del Canal negocian un aporte de fondos extra
  •    
  • La italiana Impregilo, socia de Sacyr, pide entre 500 y 1.000 millones de dólares
  •    
  • Si bien el administrador del Canal dice "que  eso no va a suceder"

Por
Las cuatro primeras puertas para el tercer juego de esclusas de la ampliación del Canal que lleva a cabo el Grupo Unidos por el Canal (GUPC)
Las cuatro primeras puertas para el tercer juego de esclusas de la ampliación del Canal que lleva a cabo el Grupo Unidos por el Canal (GUPC). REUTERS REUTERS/Carlos Jasso

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, ha vuelto a garantizar que la ampliación del Canal de Panamá será concluida y ha pedido "al mundo convencerse" de ello, en momentos en que un conflicto contractual amenaza con paralizar las obras.

"El mundo debe convencerse de que vamos a terminar la ampliación. Que no haya duda de eso en la comunidad marítima internacional", ha dicho Martinelli en un acto público en la capital panameña.

El gobernante ha reafirmado que el ambicioso proyecto seguirá adelante mientras el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que lidera la española Sacyr, y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) han iniciado un diálogo para evitar la suspensión de las obras el próximo día 20.

La ACP ha sido clara en que lo más conveniente es que el consorcio que inició las obras las termine, pero que el contrato prevé mecanismos para que el proyecto sea culminado por la Autoridad sin la participación del contratista original.

El consorcio negocia con el Canal

El GUPC anunció que suspenderá la construcción del tercer juego de esclusas de la vía a menos que le sean reconocidos "sobrecostos" de más de 1.600 millones de dólares, lo que la ACP ha rechazado por considerarlo una medida de "presión" que además no está justificada.

El consorcio y el Canal se sentaron este martes por primera vez en busca de una solución al conflicto que conlleve el desembolso de fondos por ambas partes y siempre dentro de los establecido en el contrato vigente, según resaltó la parte panameña.

La ACP ha propuesto un desembolso conjunto de hasta 283 millones de dólares bajo ciertas condiciones, entre ellas que se retire la intención de suspensión de las obras, mientras que el GUPC ha pedido un adelanto de 400 millones de dólares y se ha mostrado dispuesto a aportar otros 100 millones.

Por otra parte, la compañía italiana Salini Impregilo, que al igual que Sacyr ostenta un 48% del GUPC, ha avanzado este miércoles dos posibles soluciones para evitar la paralización en dos semanas de las obras.

Mediante una nota, el consejero delegado de la compañía, Pietro Salini, ha propuesto a la ACP el reconocimiento del pago de 1.000 millones de dólares adicionales al precio original de la obra para la finalización de la misma o bien la financiación de 500 millones de dólares, más la "consolidación" de los anticipos ya hechos.

"Ambas propuestas representan la solución más sencilla, más rápida y más económica. Si no se aceptaran, la palabra pasaría al arbitraje internacional que tiene sede en Miami y, mientras, Panamá no tendrá su nuevo canal, ni los ingresos derivados de su operatividad, que equivalen a 6.500 millones de dólares al año", ha dicho Salini.

La Autoridad del Canal de Panamá ha considerado "imposibles" por estar "fuera del marco del contrato" las propuestas financieras planteadas por la firma italiana. "Están totalmente fuera del contrato y eso no va a suceder", ha dicho el administrador de la ACP, Jorge Quijano.

Noticias

anterior siguiente