Enlaces accesibilidad

El Senado de Estados Unidos confirma a Yellen como próxima presidenta de la Reserva Federal

       
  • Recibe el respaldo de la Cámara con 56 votos a favor y 26 en contra
  •    
  • Janet Yellen será la primera mujer en dirigir el banco central de EE.UU.

Enlaces relacionados

Por
Janet Yellen ante el comité bancario del Senado de Estados Unidos
Janet Yellen ante el comité bancario del Senado de Estados Unidos. REUTERS REUTERS/Joshua Roberts/Files

El Senado de EE.UU. ha confirmado este lunes a Janet Yellen como próxima presidenta de la Reserva Federal (Fed) en sustitución de Ben Bernanke, con lo que se convertirá en la primera mujer de la historia en dirigir el banco central estadounidense.

Yellen, de 67 años y actual vicepresidenta de la Fed, ha recibido el respaldo del Senado con 56 votos a favor y 26 en contra. Sustituirá a Bernanke al frente del banco central el próximo 31 de enero, cuando concluye el mandato de éste.

En un comunicado, el presidente de EE.UU., Barack Obama, ha destacado el compromiso de Yellen con el doble mandato de la Fed: mantener controlada la inflación y trabajar al mismo tiempo para abordar "el mayor reto" de la economía estadounidense, "reducir el desempleo y crear puestos de trabajo".

"Ella entiende que fomentar un sistema financiero estable ayudará a la economía en su conjunto y a proteger a los consumidores. Confío en que Janet luchará por los trabajadores estadounidenses, protegerá a los consumidores, potenciará la estabilidad de nuestro sistema financiero y ayudará a que nuestra economía siga creciendo en los próximos años", prosigue la declaración del presidente.

Prestigiosa economista con experiencia en los entresijos de la Reserva Federal estadounidense, Yellen fue la elegida por Obama para presidir la Reserva Federal. Ella será la encargada de decidir cómo y cuándo seguirán con la retirada de estímulos, que comenzará este mes, tal y como decidió el Comité de Mercado Abierto de la Fed de EE.UU. en su última reunión de 2013.

Para la mayoría de los analistas, el nombramiento de esta mujer de sólida formación económica, gran intelecto y carácter amable supone el continuismo en la política aplicada por el banco central estadounidense desde el estallido de la crisis financiera en 2008.

Gran apoyo de Bernanke

Desde la vicepresidencia de la Reserva Federal, Yellen ha sido uno de los principales apoyos de su presidente, Ben Bernanke, en la defensa de los programas de inyección masiva de liquidez y en su apuesta por mantener los tipos de interés en el mínimo histórico hasta que la tasa de paro no baje del 6,5%.

"En la actualidad, creo que el escenario de riesgos reclama todavía una política monetaria altamente flexible para apoyar una recuperación más fuerte y un crecimiento más rápido del empleo", resumía su punto de vista la propia Yellen en una conferencia el pasado mes de marzo.

Precisamente, esa postura -que la define como paloma, en el argot de los economistas, en contraposición a los halcones, que tienen el control de la inflación como único referente- es la que le ha granjeado la oposición de algunos senadores republicanos, que consideran esas medidas de estímulo un peligro para la economía estadounidense.

Pero el calificativo de paloma utilizado en la jerga de los analistas no implica debilidad en el caso de Yellen, según las personas que la conocen y han trabajado con ella. Todos destacan su personalidad equilibrada y educada, su facilidad para argumentar con solidez y firmeza sus posiciones y su capacidad para construir consensos a partir de esos argumentos.

Objeto de polémica entre republicanos y demócratas

Con un perfil público más discreto que Bernanke, Yellen ha sido reivindicada por los sectores más liberales del partido demócrata, que valoran su espaldarazo a la agresiva política de estímulo lanzada por su antecesor para revitalizar la economía después de la aguda crisis financiera de 2008.

Esa misma posición es la que critican republicanos como los senadores Ted Cruz, Marco Rubio o Charles Grassley, que este lunes votaron en contra de la confirmación de Yellen.

"Creo que (la Fed) ya está demasiado metida (en la economía)", ha argumentado Grassley antes de la votación, mostrando su preocupación por que el programa de compra de bonos "ahuyente a los inversores".

En general, los senadores que se han opuesto a la nominación de Yellen argumentaron que las políticas expansivas de la Fed contribuyen a una pérdida de poder adquisitivo por el debilitamiento del dólar y a un recalentamiento de la economía.

Primera mujer al mando de la Reserva Federal

Además de convertirse en la primera mujer al timón en la Fed en sus cien años de historia, la prestigiosa economista -vicepresidenta de la Fed desde hace tres años- es además la primera nominada por un presidente demócrata para dirigir la institución desde que en 1979 el entonces presidente Jimmy Carter designara a Paul Volcker.

La votación de Yellen ha sido retrasada varias veces desde que fuera nominada en octubre por Obama y respaldada poco después, en noviembre, por el Comité Bancario del Senado, debido a las reclamaciones de los legisladores de una mayor transparencia por parte de la Fed.

Noticias

anterior siguiente