Enlaces accesibilidad

Periodistas en Siria: presa fácil por el ascenso islamistas y el descontrol de las fronteras

       
  • Hay 16 periodistas extranjeros y 60 sirios secuestrados, según RSF
  •    
  • El descontrol en la frontera y el ascenso islamista, entre las causas
  •    
  • El enviado de TVE Óscar Mijallo también fue retenido hace unas semanas
  •    
  • "Nos libramos del secuestro por la mediación del ELS y de las autoridades civiles"

Blog "Vagamundo", de Fran Sevilla: El secuestro de Marc Marginedas

Por
Marc Marginedas, en la foto de su perfil en Twitter
Marc Marginedas, en la foto de su perfil en Twitter. RTVE

Siria se ha convertido desde hace tiempo en uno de los lugares del mundo más peligrosos para el ejercicio del periodismo. En lo que va de año, al menos ocho periodistas, tanto locales como extranjeros, han muerto, según datos de Reporteros Sin Fronteras (RSF). En 2012 fueron 17 los fallecidos.

Todos los corresponsales de guerra saben que arriesgan su vida y que pueden perderla en un tiroteo o un bombardeo en el frente. Sin embargo, a este peligro se ha añadido el de los secuestros.  El último, el del español Marc Marginedas, enviado especial de El Periódico de Catalunya.

Según RSF, en Siria hay ahora mismo 16 reporteros extranjeros secuestrados, y otros 60 sirios retenidos por ejercer el periodismo profesional o ciudadano. 

Descontrol y ascenso islamista

La causa de este aumento parece ser el ascenso entre la oposición de los grupos yihadistas como el Frente al Nusra o el Estado  Islámico de Irak, grupos afines a Al Qaeda que disputan al Ejército Libre Sirio (ELS) el control de la frontera  con Turquía.  

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha confirmado esta mañana que Marginedas está retenido "por una organización islámica próxima a Al Qaeda".

Desde el comienzo del conflicto, las organizaciones profesionales y varias ONG habían advertido de que los periodistas locales se habían convertido en un blanco más del conflicto. Así lo denunciaba Amnistía Internacional (AI) en un informe en mayo.

El régimen de Damasco o las milicias pro-Asad limitaban los  movimientos de los periodistas extranjeros, y ahora es la oposición yihadista la que parece dispuesta a dificultar la cobertura de lo que ocurre en Siria.

"La división de la oposición se está agudizando, hay falta de control y de autoridad. Da la impresión de que hay grupos yihadistas o cercanos a Al Qaeda que actúan a su albedrío", explica el vicepresidente de la sección española de RSF, Alfonso Armada, en declaraciones a RTVE.es 

Armada recuerda que la guerra de Bosnia marcó un antes y un después en la cobertura de los conflictos, porque los propios reporteros se convirtieron en objetivo. "En Siria, esta indefensión se ha agravado", asegura.

"Internet ha facilitado el trabajo de los reporteros, pero quienes son objeto de la información la ven inmediatamente, y eso puede causar problemas", añade. 

Armada califica a Marginedas como un periodista "avezado", pero advierte que "la experiencia nunca te prepara del todo".

"Las primeras horas son cruciales"

Óscar Mijallo, enviado especial de TVE a Siria, fue también retenido por yihadistas cuando entró en el país hace unas semanas. El equipo de TVE lo componían Mijallo, el camarógrafo Miguel Angel de la Fuente y el ayudante Nacho Villanueva.

Los hombres que les retuvieron pertenecían a la milicia del Estado Islámico de Irak y del Levante, la misma que podría haber secuestrado a Marginedas. En su mayoría son ciudadanos extranjeros, procedentes de Túnez, Afganistán y otros países, que han constituido su propio grupo al margen de los combatientes sirios.

"Nos pararon en algún punto del noroeste de Siria, entre Atma y Bab al Hawa - explica Mijallo - Preguntaron por la cámara, comprobaron lo que habíamos grabado". "En aquel momento, los yihadistas vivían bajo la paranoia de que podían ser objetivo de un ataque de Obama", añade el enviado de TVE. 

A continuación fueron trasladados a un cuartel del comando islamista donde les retuvieron entre cuatro y cinco horas. El ELS, que tuvo conocimiento del incidente, y líderes locales,  intervinieron e impidieron que fueran llevados ante el emir o jefe  religioso del grupo.

"En estos casos, las primeras horas son cruciales", ha explicado Mijallo. "Tuvimos la suerte de que el ELS, autoridades civiles que nos conocían, varios jeques y gente del lugar se enfrentaron a los islamistas para que nos dejaran en libertad. Si no, ahora estaríamos secuestrados", añade.

Goteo de secuestros

"Los secuestros se han incrementado mucho este año.  Los periodistas occidentales se lo piensan dos veces antes de cubrir la  guerra", decía en agosto Brenda Stoter en el portal de internet Al Monitor.

"El país se ha convertido en una de las zonas de conflicto más hostiles para los periodistas en la memoria reciente", decía el New York Times.

En abril de 2013, cuatro periodistas italianos fueron retenidos durante nueve días por la oposición y posteriormente puestos en libertad,

En julio fue un freelance polaco, Marcin Suder, quién acabó en manos de un grupo de enmascarados en la localidad de Saraqueb, de la provincia de Idleb.

El pasado 9 de septiembre otro italiano, Domenico Quirico, reportero de diario  La Stampa, fue puesto en libertad tras pasar cinco meses secuestrados por los rebeldes sirios.

Quizá el caso más conocido sea el de James Foley, un estadounidense desaparecido en el noroeste de Siria el 22 de noviembre de 2012.

Noticias

anterior siguiente