Enlaces accesibilidad

Moliner asegura que si un escrache no es violento "es una manifestación de libertad de expresión"

  • "Si no se realizan de acuerdo a la ley, puede haber falta penal o administrativa"
  • Cree que no se puede opinar en generaol "no condenando ni aceptándolos"

Enlaces relacionados

Por
Gonzalo Moliner defiende los escraches si están dentro de la ley

El presidente del Tribunal Supremo, Gonzalo Moliner, ha señalado que los escraches son "una manifestación de la libertad de expresión" si no son violentos.

 "El de manifestación es un derecho constitucional, pero si su expresión no se realiza de acuerdo a la ley puede constituir una falta administrativa o penal, depende, no se puede decir porque está en función de las circunstancias de cada manifestación. En principio, si no es violenta, es una manifestación de la libertad de expresión... pero depende de cómo se desarrolle", ha señalado, preguntado por las manifestaciones convocadas frente a las viviendas de los políticos.

"El de manifestación es un derecho constitucional" y cada expresión de este derecho puede o no ser legal, "depende de cómo se desarrolle", ha insistido en la VIII Jornada de Puertas Abiertas de este tribunal. Moliner ha añadido además sobre estos actos que "no se puede opinar en general, ni condenándolos, ni aceptándolos".

La número dos del PP, María Dolores de Cospedal, ha insistido este miércoles en que los escraches son "totalitarios y fascistas".

El CGPJ elegirá en mayo a los magistrados del TC que le corresponde

En su breve encuentro con los periodistas Moliner se ha referido también a que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), órgano que preside junto al Supremo, tiene prevista para este mes de mayo la elección de magistrados del Tribunal Constitucional que le corresponde, "una de las cosas más importantes que tenemos que hacer", en sus propias palabras.

En cuanto a la reforma del CGPJ promovida por ejecutivo, que prevé entre otras cosas que una gran parte de los vocales de este órgano no tenga dedicación exclusiva, Moliner ha explicado que "eso es llamativo, pero no es imposible, ni ilegal".

Moliner considera que si un vocal del CGPJ va a seguir ejerciendo su profesión de juez o jurista debe "atenerse a las consecuencias de estar en un órgano administrativo y político y ser consciente de que en relación con su profesión, ello puede presentar connotaciones".

"El ministro puso mi caso como ejemplo, soy miembro presidente CGPJ y juez y no pasa nada, viene siendo así desde que se creó el órgano de gobierno de los jueces y no ha habido, ni creo que haya, problemas de constitucionalidad al respecto", ha añadido.

Noticias

anterior siguiente