Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha criticado la decisión de Juan Carlos I de abandonar España y de elegir como destino Emiratos Árabes Unidos. “Es un golpe durísimo a la imagen de nuestro país y a la dignidad de nuestras instituciones”, ha dicho Montero, que cree que la ciudadanía está escandalizada y que el Gobierno debe ser sensible al debate social abierto sobre la utilidad de la monarquía. “Es muy difícil para el común de los mortales separar lo que haya hecho, presuntamente, el rey emérito de la familia Borbón y de la institución a la que representa”, ha afirmado en 'Las mañanas de RNE'.

Sobre el acoso sufrido por su familia durante este verano, que les ha obligado a cancelar sus vacaciones en Asturias, Montero ha dicho que la extrema derecha y sus medios afines están haciendo cosas inimaginables no hace tanto tiempo. “El problema no es lo que le puede pasar a mi familia, sino que respetemos las normas de la democracia. No dejemos que la extrema derecha convierta el hostigamiento y el acoso en una forma de hacer política”, ha dicho Montero.

La ministra de Igualdad también ha hablado sobre la imputación de Podemos por presunta financiación irregular. Montero ha dicho que quieren que la justicia haga todo su trabajo e investigue lo que tenga que investigar, aunque ha recordado que “no es la primera vez que se montan escándalos que afectan al partido con pruebas falsas que terminan archivados”.

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se ha pronunciado en su perfil de Facebook tras conocerse la suspensión de sus vacaciones junta a la también ministra de Igualdad, Irene Montero. La familia, desplazada en Asturias, ha tenido que abandonar la zona tras aparecer pintadas y recibir insultados en redes sociales por parte de la extrema derecha, tal y como asegura Iglesias. Al parecer iban a hospedarse durante una semana en Felgueres, un pueblo en el que el diputado de Izquierda Unida, Enrique Santiago, tiene una casa, pero decidieron dejarla tres días después.

El vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra de Igualdad, Irene Montero, han interrumpido sus vacaciones en Asturias. En las cercanías de Felgueras, en el concejo de Lena, donde pasaban unos días de descanso han aparecido pintadas contra ellos. Según fuentes de su entorno, han decidido marcharse por la seguridad de sus hijos y después de que su ubicación se hiciera pública en la prensa y redes sociales.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha explicado en Los Desayunos de TVE que ha presentado una denuncia contra una concejal de Vox del municipio de Galapagar por acoso porque, según asegura, durante más de un mes a lo largo del estado de alarma ha ido "diariamente" a su casa "no por una reclamación política" sino porque quiere "echarle" de su casa.  Preguntada por si se habían vivido momentos de tensión entre los participantes en el escrache y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Montero se ha limitado a agradecer la labor que están haciendo los agentes: "Son personas que cumplen una función importantísima en España, solo puedo agradecer". La ministra ha calificado de "inexplicable" que un grupo de personas vaya a su domicilio "no haciendo una reclamación política sino intentando que una familia por el hecho de ser representantes políticos se vayan a otro país a vivir".

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha denunciado ante el juzgado de Instrucción de Collado Villalba a la concejal de Vox en Galapagar Cristina Gómez Carvajal por coacciones y acoso diario en su domicilio y redes sociales. La denuncia afirma que Cristina Gómez ha acudido a diario, durante el estado de alarma, a las inmediaciones del domicilio de Irene Montero para reproducir insultos y asegurar que "no va a parar" hasta que la ministra de Igualdad abandone su domicilio particular y, también, España.

El partido socialista de Euskadi ha denunciado un ataque a la vivienda familiar de Idoia Mendía, la secretaria general de los socialistas vascos y candidata a Lehendakari. El "escrache" ha tenido lugar en su domicilio de Bilbao: han lanzado pintura roja y panfletos en los que la llaman "asesina". El PSE ha calificado de intolerable este acto y han afirmado que no van a permitir una vuelta atrás en la conquista de la libertad de la sociedad vasca.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha criticado en La noche en 24 horas la actitud de los manifestantes que protestan contra la gestión del Gobierno ante la pandemia y a la "derecha mediática" por señalar a "determinadas personas", como científicos, que se han visto obligados a cerrar sus redes socialees tras "ser perseguidos" por algunos medios y periodistas. "Es una deriva peligrosa que choca con los cimientos de la democracia", ha puntualizado.

Garzón ha explicado que las protestas "son legítimas" pero que no comparte las manifestaciones que han salido a la calle "incumpliendo las normas de seguridad" y poniendo "en peligro" al resto de los ciudadanos. En este sentido, ha insistido en una "estrategia de la derecha extrema" que "criminaliza" a científicos y miembros del Gobierno, y ha añadido que esa "deriva" lleva a "periodistas y toreros" a incitar un "golpe de Estado".

Sobre los acuerdos para futuras prórrogas del estado de alarma, el ministro ha dicho que no tiene "ningún problema en pactar con Ciudadanos ni con ningún otro partido político. Lo importante siempre es el contenido" y ha señalado que, ante una situación extraordinaria, debería haber un grado más alto de consenso. "Uno pensaría que sería más fácil encontrar los acuerdos pero, bueno, hemos visto cómo está la derecha radicalizada de PP y Vox", ha añadido.

El Consejo General del Colegio de Médicos de Cataluña ha censurado la actitud intimidatoria realizada por un grupo de independentistas, encabezados por el empresario y activista Santiago Espot. En el video, colgado en las redes sociales, se ve como Santiago Espot, en compañía de un grupo de personas, increpa al responsable médico y le culpan de permitir el “incumplimiento de la ley de política lingüística de Cataluña”.

Un guardia civil ha respondido a un escrache al que estaba siendo sometido en el hotel en el que se alojaba cantando un fandango. Se trata de un agente desplazado en la localidad de Calella, en Barcelona, que tenía instrucciones de mantener la calma y no responder a las provocaciones, como el resto de sus compañeros. Su original manera de hacer frente al escrache acabó levantando oles y acallando la protesta.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado sobre el escrache que este martes sufrió el concejal de Seguridad de Ahora Madrid por parte de un grupo de policías municipales que "pone de manifiesto que probar el sabor de tu propia medicina a veces es lo mejor para no hacer determinadas cosas". La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha condenado todos los acosos, los sufra quien los sufra. El grupo municipal socialista considera que la policía nacional debería haber intervenido y la Delegada de Gobierno mantiene que la protección de los concejales corresponde a la Policía municipal.

-->