Enlaces accesibilidad

Corea del Norte aconseja a los extranjeros que abandonen el Sur por si estalla la guerra

       
  • No quiere que los extranjeros sufran daño "si estalla una guerra"
  •    
  • Pyongyang ya pidió a los países que cerraran sus embajadas
  •    
  • La presidenta surcoreana: "Nadie querrá invertir" en el Norte

Por
La UE considera limitado el riesgo de un conflicto armado en Corea armado en Corea

Corea del Norte ha recomendado este martes a los extranjeros que viven en Corea del Sur que preparen planes de evacuación, informa la agencia estatal KCNA.

La advertencia la ha hecho un portavoz del Comité de la Paz de Asia-Pacífico de Corea del Norte que ha asegurado que el régimen "no quiere ver a los extranjeros de Corea del Sur afectados si estalla una guerra".

El portavoz de este organismo estatal ha recomendado a los residentes foráneos del país vecino "conocer de antemano dónde pueden refugiarse, así como examinar los planes de evacuación para abandonar el país".

En este sentido, en el comunicado publicado por la KCNA el portavoz estatal norcoreano recupera la vieja amenaza de iniciar una "guerra santa sin piedad" contra el Sur, repetida en numerosas ocasiones durante la última década.

China ya ha advertido a Pyongyang de que no quiere ver el caos en la península de Corea y que se opone a cualquier paso encaminado a empeorar la tensa situación, ha indicado el ministro de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei.

El régimen de Kim Jong-un ya aconsejó el pasado viernes al personal de las embajadas foráneas en su capital, Pyongyang, que abandonaran el país  antes del día 10 bajo el argumento de una supuesta guerra inminente, en  plena etapa de tensión regional. Los países con representación  diplomática, sin embargo, han desoído el consejo.

Seúl: "Nadie querrá invertir en el Norte"

La nueva escalada verbal del régimen norcoreano se produce un día después de que Pyongyang cortara todo contacto con su vecino del Sur con el cierre del complejo industrial de Kaesong, el único proyecto de cooperación entre las dos Coreas.

"Si Corea del Norte viola de este modo las normas y compromisos   internacionales, no habrá países o empresas que inviertan" en el país   comunista, ha advertido la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, durante una reunión con su gabinete, en la que ha calificado de "muy decepcionante" la decisión norcoreana de retirar a sus   empleados de Kaesong.

Las operaciones del único proyecto económico intercoreano en vigor han quedado este martes suspendidas después de que los empleados norcoreanos no se   presentaran en sus puestos de trabajo, un día después de que Corea del   Norte anunciara la retirada de los operarios y la suspensión temporal  de  actividades en el polígono.

"¿Durante cuánto tiempo vamos a seguir viendo este interminable   círculo vicioso de promover crisis antes de sellar compromisos a cambio   de ayuda?", se ha preguntado retóricamente Park, mostrando así su adhesión a la   hipótesis generalizada de que Corea del Norte utiliza la tensión como   estrategia política para ganar concesiones.

Los empresarios promueven el diálogo

Por otra parte, los directivos de las empresas surcoreanas que   operan en Kaesong han expresado públicamente su voluntad de enviar una   delegación privada a Corea del Norte para tratar de resolver la crisis y   se han mostrado partidarios de resolver el problema mediante el diálogo.

Son 123 las empresas surcoreanas que fabrican diversos productos con   la mano de obra barata que suponen los 54.000 norcoreanos del complejo   de Kaesong, abierto en 2004 durante la época de reconciliación que las   dos Coreas vivieron a principios de los 2000.

Pyongyang se ha enzarzado en un cruce de amenazas con Seúl tras la prueba nuclear que le valió la imposición de sanciones por parte de la ONU.

La ONU advierte de que la situación puede llegar a ser "incontrolable"

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha advertido de que el nivel de tensión en la península coreana es "muy peligroso" y un pequeño incidente puede desatar "una situación incontrolable".Ban Ki-moon ha hecho estas afirmaciones tras entrevistarse con el papa Francisco en el Vaticano.

"El actual nivel de tensión es muy peligro. Un pequeño incidente, causado por un cálculo o un juicio equivocado puede desatar una situación incontrolable", ha asegurado el secretario general de la ONU, que se ha mostrado "muy preocupado" por el desarrollo de los acontecimientos en la zona. Por ello, Ban pidió a Corea del Norte que "frene las provocaciones".

El secretario general, que nació en Corea del Sur, se mostró a favor de la reapertura del complejo industrial de Kaesong, cuyas actividades quedaron suspendidas con la retirada de los 54.000 trabajadores norcoreanos del único proyecto conjunto en vigor entre el Norte y el Sur.

La UE cree que el riesgo es "limitado"

Por su parte, la Unión Europea cree que existe un "riesgo limitado" de guerra en  Corea, a pesar del aumento de la tensión en la península, ha dicho  un responsable de la UE.

"Reconocemos que la situación es tensa y potencialmente volátil.  Pero nuestra evaluación es que existe un 'riesgo limitado' (...) de un  conflicto armado", dijo el alto cargo, que informó a los periodistas  hablando a condición de no ser identificado.

"No hemos visto preparativos evidentes en el Norte para un  ataque, y la situación en el terreno en Pyongyang parece tranquila", ha agregado

Noticias

anterior siguiente