Enlaces accesibilidad

Acuerdo europeo sobre un rescate para Chipre que reduce el tamaño de su banca

       
  • La troika y el presidente de Chipre han alcanzado un principio de acuerdo
  •    
  • El Banco de Chipre se salva de la liquidación, pero sí se cierra el Laiki Bank
  •    
  • Los depósitos bancarios de más de 100.000 euros asumirán pérdidas
  •    
  • Las pérdidas serán aproximadamente de un 30%, según el Gobierno de Chipre
  •    
  • Se establece la primera restricción al movimiento de capitales de la zona euro

Enlaces relacionados

Por
Chipre salva su pertenencia al euro con el acuerdo de rescate

Los ministros de la eurozona han ratificado el acuerdo alcanzado por el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, y la troika -la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- por el cual el Banco de Chipre, el primer banco del país, se salvará de la liquidación. El segundo banco, el Laiki, sí desaparecerá y sus accionistas, bonistas y depositantes -con fondos superiores a 100.000 euros- tendrán que asumir pérdidas, aunque se desconoce en qué proporción lo harán. Los que se salvan de la quita son los pequeños ahorradores. Además, se restringirán los movimientos de capitales en la isla para evitar la salida de fondos.

"La quita para el Banco de Chipre tendrá que fijarse en las próximas  semanas por parte de las autoridades chipriotas y de la troika", ha  precisado el presidente del Eurogrupo, Jerom Dijsselbloem, quien ha reconocido que “en esta ocasión hemos  llegado a una mejor solución que la semana pasada", cuando dieron luz  verde a un acuerdo que incluía un gravámen sobre todos los depósitos bancarios -incluídos los más pequeños, protegidos por la normativa comunitaria-, algo que ha calificado de  "desafortunado".

“Este acuerdo elimina la incertidumbre que afecta a Chipre y a la zona euro”, ha agregado Dijsselbloem. (Ver conclusiones Eurogrupo en pdf.)

"Tenemos un acuerdo que va en el interés del pueblo chipriota y en el de  la Unión Europea", ha comentado el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, al término de  la reunión.

Cambiar el modelo económico

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha advertido que a Chipre le quedan "inmensos retos" por delante.

"Hemos estado muy cerca de la quiebra del país, que iba a suceder en esta misma semana", ha destacado Barroso, quien asegura que ahora Chipre debe trabajar para lograr su solvencia financiera, "pero también el reinicio de su economía".

"Su modelo de negocio ya no es sostenible" y "debe encontrar alternativas a la aportación que tenía la banca" a su economía, ha advertido el presidente del Ejecutivo comunitario. También ha recordado que el "pequeño tamaño" de la economía de Chipre debería facilitarlo: "Bastan algunas inversiones de empresas europeas, ni siquiera se necesitan grandes inversiones".

El presidente de la Comisión ha asegurado que esta institución "hará todo lo que esté en sus manos para movilizar los fondos necesarios, hablando con el Banco Europeo de Inversiones entre otros, y también para ocuparse de las consecuencias sociales que va a producir esta crisis".

En ese sentido, ha admitido que "no se puede prever el impacto que tendrá el acuerdo en la economía" chipriota, porque depende de muchos factores, "como las condiciones políticas del país, el grado de consenso en la sociedad chipriota o la reacción de los mercados".

Liquidación del segundo banco del país y recapitalización del primero

En cuanto al acuerdo en sí mismo, se establece la liquidación ordenada de la segunda mayor entidad financiera, el Laiki Bank, lo que significará que los accionistas, los tenedores de bonos y los grandes depositantes asumirán pérdidas importantes en el desmontaje de la entidad.

Los depósitos del Laiki se agruparán y acabarán siendo absorbidos por el Banco de Chipre, que también asumirá la deuda del Laiki con el BCE, unos 9.000 millones de euros. Una vez realizada esa operacion, se recapitalizará el primer banco del país a través de una operación de conversión de los grandes depósitos -los superiores a 100.000 euros- en participaciones de la entidad.

Esos títulos junto a las acciones y los bonos- sufrirán entonces una quita cuya cuantía aún está por determinar. Eso implicará que los depositantes con más de 100.000 euros en el principal banco de la isla acabarán asumiendo parte del coste por la reestructuración bancaria, aunque se desconoce en qué cuantía. Según el portavoz del Gobierno chipriota, Christos Stylianides, las pérdidas serán aproximadamente del 30%.

A priori, el plan no requiere ninguna nueva votación en el  Parlamento chipriota, que ya aprobó el pasado viernes una ley para  reestructurar bancos y otra norma para restringir el flujo de  capitales más allá del martes, cuando se espera que reabran los bancos.

Aunque quedan detalles técnicos que definir, ya se ha ratificado lo que se fijó en el acuerdo inicial: que el Ejecutivo de Chipre aporte 7.000 millones de euros al rescate de hasta 10.000 millones que la eurozona y el FMI facilitarán al país mediterráneo.

Acuerdo in extremis

El compromiso llega apenas unas horas antes de que venza el  ultimátum del BCE para cortar la liquidez de emergencia  a la banca chipriota, lo que la habría abocado a la quiebra y a la  salida del país del euro.

El plan final de rescate supone un triunfo de las tesis del FMI y  de Alemania, que desde el principio habían defendido una quita a los  grandes depositantes, muchos de ellos rusos, para reducir la factura  del rescate.

No obstante, Anastasiades también ha ganado su propio pulso sobre la liquidación del Banco de Chipre que le exigía el FMI y que ha frenado al amenazar con su dimisión.

El acuerdo ha sido posible tras doce horas de intensas negociaciones y varias reuniones trilaterales entre el presidente chipriota y los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso, respectivamente. También hubo intensas negociaciones con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del BCE, Mario Draghi.

Schäuble y De Guindos, aliviados

Mientras el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble, asegura sentirse "aliviado" por este acuerdo el ministro español de Economía, Luis De Guindos, afirma que "es un buen acuerdo y es concluyente, […] es bueno para Chipre y bueno para el conjunto de la unión" monetaria.

De Guindos asegura que el acuerdo es bueno para Chipre y para el conjunto de la unión monetaria

De Guindos asegura que este acuerdo "disipa todas las dudas y lo que hace es garantizar los depósitos por debajo de 100.000 euros. Establece condiciones adecuadas desde el punto de vista del tratamiento de la economía chipriota y demuestra que cuando queremos, somos capaces de ponernos de acuerdo".

El ministro español ha señalado que en este acuerdo "se han combinado las necesidades de financiación de la economía chipriota con la también necesidad de reducir su sector financiero, y eso es algo fundamental".

"Los mercados reaccionarán positivamente", ha agregado el titular de la economía española. De hecho, el euro ha subido en la mañana del lunes por encima de los 1,30 dólares tras el anuncio, frente a los 1,2986 dólares a los que cambiaba al cierre del viernes.

Noticias

anterior siguiente