Enlaces accesibilidad

El rescate de Chipre trae la primera restricción de movimientos de capitales del euro

       
  • Los países del euro aportarán 10.000 millones al rescate chipriota
  •    
  • Chipre asumirá otros 7.000 millones de euros, 5.800 millones por su banca
  •    
  • Se garantizan todos los depósitos inferiores a 100.000 euros
  •    
  • Los movimientos de capitales se restringen para evitar la fuga de fondos
  •    
  • Se liquida el Laiki, cuya deuda y depósitos pasan al primer banco del país
  •    
  • El rescate, condicionado a la corrección de fallos en la lucha contra el blanqueo

Enlaces relacionados

Por
El acuerdo para rescatar Chipre reducirá su banca y repartirá el coste entre los grandes depositantes

El acuerdo sobre el rescate de Chipre de este lunes servirá para sanear la economía del país, pero lo hará reduciendo de forma importante el peso de la banca, hasta ahora la principal fuente de riqueza de la parte griega de la isla. Además, incluye la primera restricción temporal de capitales establecida en la zona euro, con la que se tratará de asegurar que los enormes capitales llegados a Chipre atraídos por sus ventajas fiscales no huyan para evitar costear parte de la reestructuración bancaria.

Este acuerdo de último minuto, cerrado a pocas horas de que se certificase la quiebra del país, ha puesto en entredicho la credibilidad de toda la zona euro, ya que ha dejado en evidencia los fallos que se derivan de su forma de tomar decisiones (el Eurogrupo, presionado por los intereses nacionales enfrentados de Chipre y Alemania, aceptó en el primer acuerdo cerrado el 16 de marzo unas condiciones que violaban normas comunitarias).

A continuación, se resumen las principales claves del acuerdo alcanzado en Bruselas en la madrugada de este lunes, muchas de las cuales aún deben precisarse en posteriores reuniones técnicas que concluirán con el cierre del Memorando de Entendimiento (MoU) a principios de abril. Ese memorando se completará con el acuerdo con el MEDE previsto para la tercera semana de abril. En mayo podrían recibir la primera inyección de fondos del MEDE, según el director del fondo, Klaus Regling. (Ver conclusiones del Eurogrupo en pdf.)

       
  • Chipre necesita 17.000 millones de euros para sanear sus cuentas públicas. Los países del euro aportarán a través del fondo permanente de rescate europeo, el MEDE, 10.000 millones de euros. El Fondo Monetario Internacional (FMI) podría participar también en el programa financiero con una contribución que aún debe determinarse. Ese límite de la contribución internacional se ha fijado para evitar que se dispare la deuda chipriota: si se aportasen 17.000 millones, la deuda del país superaría el 160% del PIB. Con el plan de 10.000 millones, esa deuda se situará en el 130% y el objetivo es bajarla del 100% en 2020.
       
  • El resto que se necesita para la recapitalización -7.000 millones de euros- debe asumirlos la propia Chipre, a través de privatizaciones, un aumento del impuesto de sociedades y, sobre todo, con la reestructuración de su banca, que costará unos 5.800 millones. Esa parte no se cubrirá con la aportación europea, sino que se pagará con la asunción de pérdidas de los accionistas de las entidades  afectadas, los bonistas y los depositantes con más de 100.000 euros. Según el presidente del Eurogrupo, los depositantes con más de 100.000 euros en el banco que se liquidará -el Laiki- aportarán 4.200 millones de euros.
       
  • Los pequeños ahorradores de todo el sistema bancario chipriota, aquellos con menos de 100.000 euros en depósitos, no asumirán pérdidas y estarán "plenamente protegidos de acuerdo con la importante legislación de la UE", se lee en las conclusiones del Eurogrupo.
       
  • La reestructuración de la banca se realizará tal y como se definió en el Marco de Resolución Bancaria aprobado el viernes por la noche por el Parlamento chipriota y su objetivo será que el tamaño de la banca chipriota se sitúe en la media de la eurozona en 2018 (ahora supone ocho veces el tamaño del PIB del país). Así, se salva el primer banco del país, el Banco de Chipre, pero se liquida la segunda mayor entidad, el Laiki o Banco Popular. 
       
  • La liquidación del Laiki se realizará de forma ordenada y comenzará de inmediato. La entidad se escindirá en un banco malo -con los activos tóxicos que desaparecerá según se vayan liquidando- y un banco bueno que agrupará todos los depósitos del Laiki y que será absorbido por el Banco de Chipre, que también heredará los 9.000 millones de euros de deuda que tiene el Laiki con el BCE.
       
  • El Eurogrupo especifica que "solo se congelarán los depósitos no garantizados [los de más de 100.000 euros] que haya en el Banco de Chipre hasta que se haya realizado la recapitalización", es decir, hasta que hayan contribuido al saneamiento. Ese proceso de recapitalización -añade el documento- se efectuará "mediante la conversión en participaciones de los depósitos no garantizados y con la plena contribución de esos poseedores de participaciones y de los tenedores de bonos".
       
  • Aunque la asunción de pérdidas que se impondrá a esos grandes depositantes no se especifica en el comunicado, el portavoz del Gobierno de Chipre, Christos Stylianides, podrían estar "en torno al 30%". La cantidad definitiva de ese recorte se calculará en función de cómo se realice la conversión de los depósitos no garantizados en participaciones. El objetivo es conseguir que el core capital o capital principal del Banco de Chipre alcance el 9%.
       
  • Las autoridades chipriotas aplicarán medidas excepcionales para restringir el movimiento de capitales de la isla y evitar así la fuga de capitales. Esas medidas serán "temporales, proporcionadas y no discriminatorias", según el Eurogrupo. Los grandes capitales depositados en Chipre son rusos y británicos, atraídos por una remuneración alta a los depósitos y bajos impuestos al capital y a las sociedades.
       
  • Para evitar que se repita ese hecho, el Gobierno de Chipre se ha comprometido a aumentar la retención fiscal sobre los ingresos de capital y la tasa aplicada a los beneficios de las sociedades. 
       
  • Chipre también se ha comprometido a comenzar de forma inminente la auditoría independiente sobre la aplicación de la legislación de la lucha contra el blanqueo de capitales en las instituciones financieras del país. La corrección de "las eventuales deficiencias" que se detecten se incluirá en el MoU, es decir, será parte de las condiciones exigidas para recibir la ayuda europea.
       
  • Por último, el Eurogrupo invita a Chipre a continuar sus negociaciones con Rusia para tratar de lograr su contribución financiera. Se trataría de lograr una flexibilización de las condiciones del préstamo de 2.500 millones de euros que le concedió Moscú en 2011, ya que no se puede solicitar un nuevo crédito porque eso significaría aumentar la deuda del país. Después de conocer el acuerdo de los países del euro, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha ordenado iniciar las negociaciones para reestructurar el crédito.

Noticias

anterior siguiente