Enlaces accesibilidad

El Eurogrupo pide a Chipre una auditoría independiente sobre lavado de dinero

  • Dijsselbloem no desmiente una quita en los depósitos de Chipre
  • Olli Rehn no se pronuncia sobre la corrupción en España
  • El Eurogrupo se plantea fijar un tope a los fondos del MEDE

Por
REUNIÓN DEL EUROGRUPO EN BRUSELAS
El ministro holandés de Economía y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. EFE EFE/Julien Warnand

Los ministros de Economía de la zona euro han aplazado hasta marzo "como muy pronto" el rescate de Chipre, han destacado que se están analizando "todos los instrumentos" que se pueden usar en él y han solicitado a Chipre que realice una auditoría independiente sobre el cumplimiento de las normativas contra el lavado de dinero en la isla, un paso previo para autorizar un programa de asistencia financiera para el país.

"Hemos acordado que (Chipre) necesita una evaluación" ha asegurado el nuevo presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en la rueda de prensa posterior a la primera reunión que ha presidido tras su elección en enero para sustituir a Jean-Claude Juncker. Este análisis, cuyos requisitos establecerá la troika -el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional- en una semana, es una condición imprescindible para que los se autorice el programa de asistencia financiera para el país, según el vicepresidente económico de la CE, Olli Rehn.

El presidente del Eurogrupo no quiso entrar en detalles respecto al contenido que podría tener este programa, y ha eludido desmentir las informaciones publicadas recientemente que apuntan a que los titulares de depósitos tendrán que soportar pérdidas durante la reestructuración bancaria. "Hemos discutido específicamente sobre el blanqueo de dinero. No sé si será parte del programa o no, porque no lo hemos discutido hoy", ha afirmado Dijsselbloem.

Hemos discutido específicamente sobre el blanqueo de dinero

"Estamos analizando todos los elementos e instrumentos que podríamos querer usar en el programa, y no podemos decir demasiado sobre esto hasta que logremos un acuerdo", ha indicado Dijsselbloem, que ha subrayado en varias ocasiones "no poder entrar en los elementos" porque "se trabaja en el programa".

Según Financial Times, la UE se plantea imponer una quita a la deuda chipriota y a los depósitos bancarios para reducir el coste del rescate de Nicosia de unos 16.700 a 5.500 millones de euros. El ministro de Finanzas chipriota, Vassos Shiarly, había asegurado horas antes que no aceptará "en ninguna circunstancia" que se impongan pérdidas a los depositantes en sus bancos como parte del rescate.

Por su parte, Rehn recalcó que la Comisión Europea no ha presentado ninguna propuesta que plantee esta opción y ha señalado que la intención del Ejecutivo comunitario es "asegurar una distribución justa del coste de la resolución de los bancos" chipriotas. "Estamos trabajando con el eurogrupo y la troika para encontrar una solución que asegure la sostenibilidad de la deuda y financiera en Chipre. Las discusiones continúan a este respecto", ha recalcado el comisario.

Rehn no se pronuncia sobre la corrupción en España

El responsable de Asuntos Económicos, sin embargo, no se ha pronunciado de forma directa al ser preguntado por el impacto de la corrupción en España, pero sí que ha señalado que el Gobierno de Mariano Rajoy debe hacer "todo lo posible" para "aumentar la estabilidad" y seguir con los ajustes y las reformas.

"Estamos siguiendo los acontecimientos económicos y políticos en España", ha dicho Rehn en rueda de prensa al término de la reunión del Eurogrupo, donde ha resaltado los "importantes avances" a la hora de "calmar las peores turbulencias de los mercados sobre España". En su opinión, ello se debe tanto a "las decisiones adoptadas por el Gobierno español y el Parlamento sobre consolidación fiscal y reformas estructurales" como al anuncio por parte del Banco Central Europeo de anunciar un nuevo programa de compra de deuda.

"Es importante hacer todo lo posible para mantener este impulso y así aumentar más la estabilidad y crear las precondiciones para que España vuelva al crecimiento sostenible y la creación de empleo", ha insistido Rehn.

Recapitalización de la banca

El debate sobre la recapitalización directa de la banca -acordada el pasado junio para romper el "círculo vicioso" entre deuda bancaria y deuda soberana- apenas ha avanzado. Los ministros de Economía de la eurozona se han planteado fijar un tope a la cantidad de dinero del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) -cuya dotación total asciende a 500.000 millones de euros- que podrá usarse para recapitalizaciones directas de la banca con el fin de no agotar sus recursos.

"La posibilidad de imponer un límite (a las recapitalizaciones directas) está definitivamente en la agenda", ha dicho el nuevo presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, al término del encuentro, aunque ha eludido dar más detalles alegando que el pacto sobre el tope no puede considerarse cerrado hasta que no haya acuerdo sobre todos los aspectos de la recapitalización directa.

El problema es que la adquisición directa por parte del fondo de acciones en un banco en crisis es una inversión mucho más arriesgada, y que por tanto consume mucho más capital, que si se da un préstamo al Estado del mismo importe. De ahí el debate del Eurogrupo sobre si es necesario reservar una determinada cantidad de fondos del MEDE para rescatar países.

Una opción que se explora es invitar a la participación del sector privado en las recapitalizaciones directas para poder disponer así de más capital, según ha explicado el ministro de Finanzas holandés. "La posibilidad podría ser interesante bajo una serie de condiciones: no queremos poner en riesgo el rating del MEDE y no queremos ampliar el capital o las garantías que aportan los Estados miembros. Pero la posibilidad de implicar al capital privado seguirá desarrollándose", ha dicho Dijsselbloem.

El objetivo sigue siendo que el Eurogrupo llegue a un acuerdo sobre esta cuestión y sobre el conjunto del marco operativo de la recapitalización directa, incluyendo la cuestión de la retroactividad, durante el primer semestre de 2013.

Tipo de cambio del euro

Los ministros de Economía de la eurozona han ignorado este lunes la petición de Francia de pactar una posición común para frenar la apreciación del tipo de cambio del euro frente al resto de divisas.

La cuestión de los tipos de cambio se ha abordado, "aunque no con detalle", durante la reunión del Eurogrupo y "la principal conclusión es que, si hay que discutirla en algún sitio, debe ser en la reunión del G-20 de este fin de semana", ha dicho Jeroen Dijsselbloem. "Voy a abstenerme de cualquier comentario sobre tipos de cambio", ha insistido Dijsselbloem pese a las insistentes preguntas de los periodistas.

A su llegada a la reunión, el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, había reclamado "un enfoque coordinado que nos permita defender, especialmente en el G-20, la estabilidad de los tipos de cambio".

Noticias

anterior siguiente