Enlaces accesibilidad

De Guindos no descarta más ajustes si el BCE compra deuda española, según 'Herald Tribune'

  • El ministro señala que se usarán 60.000 millones del rescate de la banca
  • Asegura que la grave recesión no impedirá a España cumplir sus objetivos

Por

El ministro de Economía, Luis de Guindos, no descarta realizar nuevos ajustes si el Banco Central Europeo (BCE) compra deuda soberana española y ayuda así a rebajar los costes de financiación del Estado. Así lo asegura este lunes el diario The International Herald Tribune tras una entrevista con De Guindos, quien también ha señalado que España utilizará para recapitalizar su banca en torno a 60.000 millones de euros de los 100.000 millones concedidos para ese fin por la Unión Europea.

Durante su entrevista de la semana pasada con este diario del grupo de The New York Times, De Guindos dijo -según el periodista- que "Madrid podría realizar compromisos fiscales más fuertes", aunque advierte que el ministro "no los especificó".

Esa afirmación del responsable económico español no aparece citada textualmente, aunque sí se recoge otra frase suya:"El Gobierno español acepta que la intervención del BCE en los mercados secundarios [de deuda] no debería relajar los esfuerzos de consolidación fiscal y tenemos que reafirmar al BCE que vamos a cumplir nuestros compromisos".

La recesión no evitará que se cumplan los objetivos

El principal de esos compromisos es rebajar el déficit público hasta colocarlo por debajo del 3% en 2014, un objetivo muy difícil de alcanzar debido a la debilidad de la economía española, según coinciden la mayoría de las instituciones internacionales y los economistas.

Sin embargo, en la entrevista, De Guindos ha considerado que una recesión prolongada no evitará que España cumpla con sus objetivos fiscales, ya que -aseguró a The International Herald Tribune- la recaudación a través del IRPF ha estado "en línea con las previsiones".

Además, el ministro se muestra optimista sobre el mercado inmobiliario español. "Respecto a los precios inmobiliarios, creo que ha terminado la caída en muchos segmentos del mercado", aseguró De Guindos, quien añadió que "en algunas áreas de grandes ciudades, se empieza a ver escasez de oferta".

Se utilizarán 60.000 millones de euros del rescate bancario

Respecto a la cantidad que necesitará la banca española del rescate europeo concedido para su recapitalización, De Guindos considera que el informe final de las consultoras independientes contratadas para realizar la auditoría del sistema financiero "no va a ser muy diferente" de lo adelantado en junio en el análisis previo de Oliver Wyman. Esta consultora estadounidense calculó entonces que las entidades españolas requerirían 62.000 millones de euros de capital extra para hacer frente al peor de los escenarios económicos.

Su informe definitivo -basado esta vez en las auditorías de cuatro grandes firmas en lugar de en la información proporcionada por los propios bancos y el Banco de España- se conocerá el próximo mes de septiembre y servirá de base para que el Gobierno español concrete la cantidad total que utilizará del rescate europeo. 

En la entrevista, De Guindos también descarta que pueda llegar a liquidarse alguna entidad financiera, a pesar de que esa posibilidad se contempla en el borrador de la reforma financiera que debería aprobar el Consejo de Ministros del viernes 31 de agosto. "El término liquidación implica que se está cerrando el negocio, pero ese no es el caso", ha advertido.

Sobre la presión de los mercados sobre la deuda de España, el ministro de Economía insiste en que al menos tres puntos porcentuales de la rentabilidad extra que se exige actualmente a los bonos españoles a diez años respecto a la que pagan los títulos alemanes del mismo plazo, se debe a la incertidumbre sobre el futuro del euro y no los problemas españoles. 

"No estamos al borde del precipicio"

Así, De Guindos calcula que si se redujera en dos puntos la prima de riesgo española -es decir, la diferencia entre ambas rentabilidades- ahorraría a España 12.000 millones de euros del coste de su financiación de aquí a finales de 2013.

Pese a los niveles actuales del rendimiento que pagan esos bonos españoles, el ministro ha negado que se vaya a cerrar el acceso de España a los mercados, tal y como señalan muchos medios de comunicación y economistas extranjeros.

"No estamos al borde del precipicio", ha indicado, a lo que ha añadido: "Siempre hemos podido recurrir a los mercados -desde luego, con altos tipos de interés-, pero los mercados nunca se nos han cerrado totalmente".

Noticias

anterior siguiente