Enlaces accesibilidad

Francia aumenta la subvención para los vehículos eléctricos e híbridos

       
  • El Gobierno presenta un nuevo plan de ayuda a un sector en plena crisis
  •    
  • Peugeot ha anunciado este día pérdidas de 820 millones entre enero y junio

Por

El Gobierno francés ha anunciado un plan de apoyo a su deprimida industria automovilística que incluye un aumento de las ayudas para la adquisición de vehículos menos contaminantes, eléctricos e híbridos fundamentalmente.

El plan tiene como objetivo frenar la destrucción de empleo y la bajada de producción del sector en Francia, que fabricará este año un total de unos dos millones de vehículos, frente a los 3,5 millones de 2005; y que ha reducido un 30% de empleo en diez años, según ha recordado el Ejecutivo este miércoles, informa Efe.

La medida más destacada por los medios franceses es la referente al aumento de  las ayudas para la compra de vehículos eléctricos, que se aumentarán del actual máximo de 5.000 euros a 7.000 euros por unidad, y las destinadas a la adquisición de híbridos, que serán de 4.000 euros y duplicarán las actuales, explica AFP.

El incremento de las subvenciones para la compra de este tipo de vehículos, cuya penetración en el mercado francés es muy lenta, estará vigente hasta finales de 2012 y los detalles se conocerán en los prespuestos de 2013 que presentará dentro de unas semanas el Gobierno.

Además, la agencia francesa informa de otro tipo de ayudas financieras no precisadas a los fabricantes de coches, a los que el Ejecutivo pedirá el mantenimiento de los empleos, aunque parece que ese compromiso es solo verbal.

El caso de Peugeot

El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, ha declarado que con este plan, que se suma a otras ayudas al sector, el Gobierno francés "elige la ofensiva (...) frente a las urgencias", en referencia a PSA Peugot Citroën, que anunució hace unos días la supresión de 8.000 empleos en Francia y el cierre en 2014 de una planta.

La iniciativa se ha conocido además pocas horas después de que PSA, fundada en 1810 por Armand Peugeot y fusionada con Citroën en 1976, anunciara pérdidas netas semestrales de 819 millones de euros y una reducción de su facturación del 5,1%, hasta los 29.600 millones, durante el mismo período. En 2011 todavía había registrado ganancias.

Peugeot, que en febrero anunció una alianza estratégica con el grupo estadounidense General Motors para liderar el mercado mundial, también dio a conocer esta semana un nuevo pacto con el japonés Toyota para producir vehículos comerciales que se venderán en Europa bajo la marca nipona.

El fabricante francés, segundo en Europa por detrás del alemán Volskwagen, produce actualmente el 44% de sus vehículos en Francia mientras que su competidor Renault, del que el Estado francés es accionista al 15,1%, crea en Francia el 28,4% de sus automóviles, explica Efe. PSG Peugeot Citröen, que emplea en todo el mundo a 209.000 personas, ha perdido en la Bolsa francesa un 47,7% desde el inicio del año, aunque ha avanzado un 7,9% en la última semana, tras conocerse su futura reestructuración, que ha provocado un fuerte rechazo social, según la misma agencia.

Noticias

anterior siguiente