Enlaces accesibilidad

La OCDE considera posible una segunda gran depresión en la zona del euro

  • Considera que la eurozona ya ha entrado en recesión
  • El PIB de la zona euro disminuirá un 2% en 2012
Ver también: Especial sobre la crisis de deuda

Por
La OCDE alerta de una gran depresión en la eurozona

La OCDE considera que el riesgo de suspensión de pagos por la crisis de las deudas soberanas puede amenazar con una gran depresión en los países de la zona del euro.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) además vuelve a revisar a la baja las perspectivas económicas para sus países miembros y los grandes emergentes.

Constata que la zona del euro ha entrado ya en una recesión, por el momento suave, y también alerta en su informe semestral de Perspectivas Económicas que otro "serio riesgo a la baja" vendría de Estados Unidos si no se acordara la acción para concretar los planes de ajuste fiscal.

En ese caso, la mayor economía del mundo podría caer también en recesión, y la política monetaria tendría un margen prácticamente nulo para evitarlo.

Caída del PIB de la eurozona

En caso de que esos malos augurios se cumplan, el PIB de la zona del euro disminuiría en torno al 2% tanto en 2012 como en 2013, con una caída sólo un poco menos fuerte en EE.UU. el año próximo, que no pasaría en ese caso del estancamiento en 2013.

Sin llegar a esos extremos, el escenario central de los autores del informe augura una ralentización el año próximo del crecimiento económico en la OCDE en su conjunto, con un 1,6% tras el 1,9% en 2011, lejos del 2,8% y del 2,3% que esperaban en su precedente estudio del mes de mayo. Para 2013, la progresión sería del 2,3%.

La principal razón de esa ralentización es la zona del euro, que sufrirá un casi estancamiento en 2012, con un tímido ascenso de su PIB del 0,2% (comparado con el 2% que se preveía en mayo) tras el 1,6% de 2011 (también se anticipaba un 2%). En 2013 la progresión quedaría en el 1,4%.

El BCE debe intervenir ya

La OCDE ha pedido que el BCE actúe ya para evitar la recesión, porque la crisis de la deuda no puede esperar a que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) esté en marcha. "La situación es muy crítica" y ante un FEEF que "tarda en ponerse en marcha" la respuesta tiene que venir del BCE, que tiene la capacidad de "actuar para impedir el contagio", según el economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan.

La situación es muy crítica

Padoan, que también está a favor de los eurobonos como complemento a una mayor disciplina fiscal, justifica el recurso al BCE porque "es una cuestión de prioridad", más allá del debate sobre si está habilitado para intervenir masivamente en el mercado de las deudas soberanas.

"Lo primero es detener el contagio" y "eso es algo que el BCE puede hacer mañana" porque ya ha dicho que está dispuesto a intervenir comprando deudas para evitar la escalada de tipos. A ese respecto, advierte de que "hay un riego país, pero también un riesgo para toda la zona euro" e insistió en que no se puede esperar más.

Acerca de la próxima cumbre del 9 de diciembre, el economista jefe de la OCDE indica que se deben poner en marcha todas las decisiones del Consejo Europeo de finales de octubre, y que también hay que aumentar la partida de la que dispone el FEEF.

Noticias

anterior siguiente