Enlaces accesibilidad

Holanda y Finlandia vetan la entrada de Rumanía y Bulgaria en Schengen

       
  • Francia y Alemanía propusieron su entrada en dos fases
  •    
  • Rumanía y Bulgaría se sienten disgustadas e indignadas

Por

Holanda y Finlandia han impedido este jueves en un Consejo de ministros del Interior de la Unión Europea un acuerdo sobre la entrada de Rumanía y Bulgaria en el espacio Schengen de la Europa sin fronteras.

El secretario de Estado español de Seguridad, Justo Zambrana, ha informado en rueda de prensa de que en la discusión España ha apoyado una propuesta de Francia y Alemania que planteaba su integración en "dos fases".

En una primera etapa se proponía la apertura de las fronteras aéreas y marítimas , y en la segunda, la de las fronteras terrestres, sin "prefijar" ninguna fecha límite.

Aunque la idea de establecer dos etapasha logrado "gran aceptación" entre los países y ha sido considerada "viable" por los representantes de los servicios jurídicos de la Comisión Europea presentes en la reunión, la oposición de Holanda y la de Finlandia ha impedido su aprobación. 

El asunto queda "pendiente" para el futuro, "previsiblemente" para la cumbre europea que se celebrará en octubre, según Zambrana.

Bulgaria, disgustada

El Gobierno de Sofía ha mostrado su descontento y decepción por la decisión tomada. "Holanda y Finlancia han sido los únicos países de la UE que no han apoyado la entrada de Bulgaria y Turquía", ha comentado el ministro búlgaro de Interior, Tsvetan Tsvetanov, a la agencia BTA.

Tsvetanov ha indicado que el veto de Holanda y Finlandia genera una "colisión jurídica", ya que por una parte Sofía y Bucarest cumplen todos los criterios y, por otra parte, no reciben un apoyo unánime a su entrada en Schengen.

"Los colegas europeos han indicado que los problemas de la política interna, principalmente en Holanda, provocan decisiones que no se corresponden con los valores de la UE", ha comentado Tsvetanov.

Y Rumanía, indignada

Rumanía ha recibido con indignación el veto de Holanda y Finlandia a su entrada en el espacio Schengen en un comunicado, el ministro de Interior rumano, Traian Igas, ha considerado "inaceptable" que "motivaciones de política interna" hayan influido en el veto de los dos países. 

Igas ha recordado que tanto Rumanía como Bulgaria cumplen todos los criterios establecidos para ingresar en Schengen, tal y como reconoce el informe de junio del Consejo Europeo. 

Alegando problemas de corrupción, crimen organizado y deficiencias en la Justicia de los dos candidatos, Holanda y Finlandia se han opuesto a una solución de compromiso que preveía el ingreso por etapas de Rumanía y Bulgaria. 

Noticias

anterior siguiente