Enlaces accesibilidad

El periodista no encaja en la maquinaria electoral

  • En campaña, los partidos tratan de controlar al máximo la información
  • Mitines enlatados y ruedas de prensa sin preguntas, vicios instalados
  • Las cadenas privadas, obligadas a dedicar espacios limitados a los partidos 

Por
Los periodistas, preocupados por las presiones políticas durante la campaña

Candidato electoral entra sonriente a un pabellón deportivo. Todo el mundo le besa y le saluda. Miles de personas, entusiasmadas, mueven banderolas del partido y jalean a su líder. Detrás del atril donde habla se ven jóvenes sonrientes que asienten y aplauden todo lo que su candidato dice. Nadie bosteza, nadie se aburre, nadie discrepa.

Esta suele ser la panorámica que vemos por televisión de los mitines electorales pero ¿es realidad o ficción? Los dos grandes partidos de España, PSOE y PP, lo tienen muy claro. Limitan la entrada de cámaras a muchos de estos mítines o los encierran en un espacio acotado para luego cederles las imágenes, editadas por los propios partidos.

Se aseguran de que salga la imagen y el enfoque que ellos quieren. No hay sitio para los incidentes, despistes, sorpresas y errores. 

Esta es la tendencia en alza en campañas electorales que se une a otras prácticas políticas que enfadan a los periodistas como las ruedas de prensa sin preguntas, cada vez más comunes.

Precisamente, este martes, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, periodistas y medios de comunicación lanzaron a través de twitter la  campaña 'Sin preguntas no hay cobertura' instando a los responsables editoriales de los medios a que no envíen a sus periodistas a cubrir ruedas de prensa en las que no se admitan preguntas.

A todo esto se añade la reciente reforma de la Ley Electoral que extiende a las cadenas privadas las restricciones que ya se aplican en los medios de comunicación públicos al obligarles a dedicar espacios a la propaganda política bajo los criterios de proporcionalidad y neutralidad.

Único objetivo: eficacia del mensaje

"Las campañas políticas se han convertido en una competición de titulares, declaraciones y efectos visuales. Se busca el mensaje corto y directo poco dado a la reflexión". Son palabras de Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación y experto en campañas electorales, quien ha asegurado a RTVE.es que los políticos se deshacen de todo aquello que "distraiga de ese mensaje final".

"El periodista puede desviar la atención a otro punto o enfoque informativo y los partidos tratan de eliminar ese factor, en la medida de lo posible", ha añadido.

A su juicio, los mítines están más pensados para la televisión que para los militantes. "Lo importante es el ojo de la cámara, de ahí el control", ha señalado Gutiérrez-Rubí.

De la misma opinión es el director del departamento de comunicación política de la Fundación Ortega-Marañón, Ismael Crespo, para quien existe una "obsesión por cuidar al máximo todos los detalles que rodean al candidato".

"Todo está calculado en los mítines, hasta el momento en el que da el titular para que entre en el telediario de turno", ha explicado a RTVE.es, para añadir como reflexión: "Las campañas las gana no el que tiene más aciertos sino el que comete menos errores".

El catedrático de Opinión Pública de la Universidad Complutense de Madrid, Fermín Bouza, considera que los políticos se ven obligados a resumir la campaña de cada día "en unos segundos", por ello utilizan todos los mecanismos a su alcance para conseguir que el mensaje sea el que ellos quieren y no el que los medios proponen.

El PSOE justifica el control de los mítines más importantes asegurando a RTVE.es que el partido se encarga de ofrecer "la mejor imagen de los candidatos" ante la "manipulación" de algunas televisiones que se encargan de emitir "las peores imágenes y los peores planos". Además, consideran que es la única forma de que esa información llegue a todos los medios.

UPyD critica estos métodos que consideran "manipulación", tal y como han asegurado a RTVE.es. También IU, que considera que no debe haber filtros y que esas prácticas "desnaturalizan la comunicación política", según fuentes de la coalición.

El PP no ha querido ofrecer su visión sobre estas prácticas informativas que ellos, al igual que el PSOE, ponen en práctica.

Política cronometrada en televisión

Con las elecciones municipales y autonómicas a la vuelta de la esquina, arrecian las críticas de los periodistas que en ocasiones se sienten meras figuras decorativas y simples correas de transmisión por las limitaciones a la hora de desarrollar su trabajo.

Tanto la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) como la Federación de Sindicatos de Periodistas (FESP) creen que se busca "arrinconar al periodista" que no puede, a su juicio, ejercer su labor "en libertad".

Por otro lado, consideran "absurdo" imponer bloques electorales en las televisiones privadas, tal y como recoge la Ley Electoral, que ya denominan "ley mordaza".

Lo han denunciado en un manifiesto en el que critican que con la reforma de la ley convierten "la información libre en un altavoz de mensajes políticos cronometrados y de dudoso interés para las audiencias".

"Con estas prácticas se genera desconfianza hacia los profesionales de la información porque obligándoles a dedicar un determinado tiempo a un partido se presupone que de no ser así los medios tendrían una actitud desleal y poco objetiva", ha asegurado a RTVE.es Dardo Gómez, presidente de la FESP.

Nemesio Rodríguez, vicepresidente de FAPE, ha afirmado que se trata de una "imposición política" que hace que en los informativos no se sigan criterios periodísticos.

Periodistas florero y políticos que no responden

Las dos asociaciones de periodistas muestran también su total desacuerdo con la moda de las comparencias sin preguntas. "La obligación del periodista es preguntar y la del político, responder", ha manifestado Rodríguez. "Es una estafa; si quieren comunicar algo sin ser preguntados que manden un mail", ha aseverado Gómez.

Eso sí, también entonan el 'mea culpa' porque consideran que en gran parte los medios de comunicación son culpables de que se tolere este "abuso". En su opinión, si los responsables de los medios se negasen rotundamente a ir a las "ruedas de prensa ficticias", dicen,"otro gallo cantaría".

Piden además a las televisiones privadas que imiten a los informativos de RTVE donde se avisa a la audiencia siempre que se difunden noticias sobre comparecencias en las que no se permiten preguntas y cuando emiten imágenes suministradas por los partidos. 

"Obama me contestó en dos horas, aún espero a Blanco y Pons"

Las redes sociales son herramientas básicas en las campañas electorales. Todos los analistas políticos y expertos en comunicación consultados coinciden en que Obama ganó las elecciones presidenciales, en parte, gracias a a twitter y facebook.

El director del departamento de comunicación política de la Fundación Ortega-Marañón, Ismael Crespo, cree que en España aún estamos por detrás en este ámbito y pone un ejemplo: "Escribí a Obama y me contestó en dos horas, he escrito a Jose Blanco (vicesecretario general del PSOE) y a Esteban González Pons (vicesecretario de Comunicación del PP) y llevo esperando días su respuesta".

A su juicio, los políticos tienen que mejorar mucho en comunicación en las redes sociales.

Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación, cree que en ese "afán por controlar" la información, las redes sociales "les pueden jugar malas pasadas". 

"Un partido puede impedir que una cámara grabe todo un mitin pero no puede controlar lo que se tuitea o se cuenta en Facebook", ha añadido Gutiérrez.

Los expertos creen que el propio lenguaje de las redes ha afectado a las campañas restándolas profundidad y buscando el lema, la frase y el mensaje corto e impactante.

Cuidado con lo que se dice en las redes sociales

La secretaria de Innovación Tecnológica y Nuevas Tecnologías del PSOE, María González Veracruz, ha explicado a RTVE.es que desde este departamento se da a los candidatos los consejos para no meter la pata en facebook y twitter.

Se aboga por un lenguaje "diferente, positivo, informal y más natural" pero se marca la diferencia entre opiniones personales y aquellas que representan a una federación u organización concreta.

"No es un igual un perfil oficial que uno personal donde es muy positivo que los políticos interactúen con la sociedad", ha afirmado González, quien alerta también a los candidatos que no se dejen asustar por los denominados trolls de internet.

"Muchos buscan el ataque por el ataque y no la confrontación de ideas y el diálogo y eso hay que saber gestionarlo", ha añadido.

Noticias

anterior siguiente