Enlaces accesibilidad

Un tribunal confirma la destitución del Premio Nobel Yunus, al frente del banco que fundó

  • Considera que no contó con el Banco Central para su renovación en el cargo

Por
El Premio Nobel Mohamed Yunus, padre de los microcréditos, a su llegada a una audiencia, este lunes, en la ciudad india de Dhaka
El Premio Nobel Mohamed Yunus, padre de los microcréditos, a su llegada a una audiencia, este lunes, en la ciudad india de Dhaka REUTERS/Andrew Biraj

Un tribunal bangladeshí ha desestimado este martes el recurso presentado por Mohamed Yunus contra su destitución al frente del banco de microcréditos del que es fundador, decidida la semana pasada por el Banco Central de Bangladesh, según ha informado una fuente de su entidad financiera.

Un panel del Tribunal Superior de Dacca, constituido por los magistrados Momtaz Uddin Ahmed y Gobinda Chandra Tagore, ha dictaminado este martes, tras tres días de audiencias, que la posición de Yunus como director ejecutivo del Grameen Bank (GB) durante la última década ha sido ilegal, tal y como alegó el Banco Central.

Según la fuente del GB, Yunus -ganador del Premio Nobel de la Paz en 2006- y su banco recurrirán esta decisión ante el Tribunal Supremo.

Yunus no contó con el Banco Central

Según el Banco Central de Bangladesh, cuando Yunus renovó su cargo de director ejecutivo al frente del Grameen Bank, hace once años, no contó para ello con la aprobación previa del organismo central, una condición estipulada en la Ordenanza del propio banco.

Yunus se ha visto salpicado desde finales de 2010 por una campaña de desprestigio en su contra auspiciada por el Gobierno del país surasiático, al calor de un documental de la televisión noruega que denunció un supuesto trasvase ilegal de fondos entre dos entidades del Grupo Grameen.

Desprestigio de Yunus

La primera ministra bangladeshí, Sheikh Hasina, llegó a calificarle de "chupasangres" y ordenó la apertura de una comisión de investigación sobre todas las actividades del GB y de otras empresas del grupo con la excusa de esa irregularidad.

Y su ministro de Finanzas, Abul Muhith, instó al conocido como "banquero de los pobres" a tomar la iniciativa de jubilarse. La escena política bangladeshí está dominada desde hace dos décadas por Hasina y la ahora opositora Khaleda Zia, dos herederas de dinastías políticas que vieron con malos ojos que Yunus intentara abrir una tercera vía con la formación de un partido antes de las elecciones de 2008.

Noticias

anterior siguiente