Enlaces accesibilidad

El iPad aumenta el interés por el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles

Por

Una reciente encuesta de Appcelerator entre desarrolladores de aplicaciones para dispositivos móviles reveló que el lanzamiento del iPad de Apple, el pasado mes de enero, había incrementado notablemente el interés en el desarrollo de aplicaciones para ésta y otras plataformas.

Actualmente el iPad es el tercer dispositivo que más interés despierta entre los desarrolladores, por detrás del iPhone y de la plataforma Android. iPhone y iPad comparten la misma plataforma, por lo que la de Apple es la que más interesa a los desarrolladores. Así lo demuestra el hecho de que la App Store, la tienda de aplicaciones para iPhone, iPad y iPod, acumula 185.000 programas de todo tipo listos para descargar e instalar, entre gratuitos y de pago.

Google incentiva a programadores para Android

Android, el sistema operativo para móviles impulsado por Google, ha registrado un espectacular crecimiento en los últimos meses, duplicando el número de aplicaciones disponibles desde enero (25.000 aplicaciones) a abril (50.000 aplicaciones), según AndroLib.

Pero debido a la particular fragmentación de la plataforma de Google el número de aplicaciones que verá en el Android Market un usuario en particular será mucho menor, ya que aquellas a las que puede acceder dependen de varios factores: la localización geográfica (no verá lo mismo un usuario inglés que uno español), el modelo de terminal utilizado y, sobre todo, la versión del sistema operativo Android.

Recientemente se conocía que Google estaba -reclutando activamente- a programadores de iPhone para que, como poco, llevasen también sus aplicaciones a Android, utilizando incentivos de suministro de hardware [un Nexus One] y comunicación directa y personal, según comentaba un programador a David Pogue.

El iPhone es la opción favorita para los usuarios de pago

Esta labor de "pastoreo" por parte de Google probablemente es imprescindible para convencer a más de un programador, especialmente si son autores de aplicaciones complejas o más o menos sofisticadas y, sobre todo, de pago. De momento el iPhone no sólo es la opción favorita por los usuarios, sino que es sobre todo la que reúne a más usuarios dispuestos a pagar por las aplicaciones.

Tanto para usuarios como para programadores Android resulta, además de tosco, aún un poco laberíntico. Entre los distintos terminales que utilizan Android suman hasta seis versiones de este sistema operativo, (1.1, 1.5, 1.6, 2.0, 2.0.1, 2.1) cada una de las cuales ofrece unas posibilidades u otras. Incluso una misma versión, instalada en uno u otro teléfono, permitirá ver o hacer unas u otras cosas.

Por si fuera poco la versión 2.2 podría estar a la vuelta de la esquina.    Visto lo anterior, los desarrolladores necesitan hacer un seguimiento casi continuo de cuáles son las versiones más utilizadas en un momento dado para poder planificar el lanzamiento de sus aplicaciones.

Las aplicaciones y juegos que sean más exigentes en cuanto a las prestaciones del teléfono sólo podrán utilizarse en modelos recientes y potentes tales como el Nexus One, Milestone o HTC Desire, lo que reduce enormemente el marcado potencial.

Otras plataformas de menor interés

Otras plataformas también se han visto contagiadas del entusiasmo por el desarrollo de aplicaciones para teléfonos y ordenadores de mano. BlackBerry y Windows Phone 7 son las que siguen, en este orden, por detrás de las anteriormente mencionadas. Sin embargo el número de desarrolladores interesados es mucho menor.

Queda aún por ver qué pasa con la plataforma Windows Phone 7, ya que parece que habrá también diversos niveles de hardware como se demostró tras el lanzamiento de los teléfonos KIN.

Además, aunque no está oficialmente confirmado, parece que habrá una versión "de bajo coste" de teléfonos Windows para los mercados emergentes.

Symbian, Palm, MeeGo y Kindle son otras plataformas móviles donde hay programadores interesados en desarrollar aplicaciones, aunque en mucha menor cuantía.

Symbian, por ejemplo, podría ver crecer este interés dependiendo de la aceptación de Symbian ^3, la nueva versión que debería impulsar la plataforma impulsada por Nokia, aunque de momento no parece despertar pasiones.

El caso de Palm es difícil de prever. La marca que hace años fue pionera -y dominante- en el desarrollo y comercialización de ordenadores de mano se encuentra actualmente en serios problemas económicos. Tras perder años en idas y venidas buscando su camino finalmente ha logrado disponer de un producto interesante -el sistema operativo WebOS- que, sin embargo, puede haber llegado demasiado tarde y ahora no acaba de lograr atraer clientes, o al menos no con la suficiente velocidad. Todo un aviso a navegantes para Windows Phone 7.

Noticias

anterior siguiente