Enlaces accesibilidad

Comienza en Alemania la mesa de estudio para evitar los abusos sexuales a menores

  • 61 personas participan en la mesa convocada por el Gobierno de Berlín
  • La mesa nace tras meses de escándalos sobre abusos y maltratos a menores

Por

La mesa creada por iniciativa del Gobierno alemán, con la participación tres ministras, representantes eclesiásticos, médicos y educadores, ha comenzado este viernes sus sesiones en Berlín.

El objetivo es claro: buscar medidas para proteger a los menores de posibles abusos sexuales.

La creación de esta mesa se ha producido tras de varios meses de sucesivos escándalos sobre casos de pederastia en instituciones religiosas y centros educativos, así como de abusos y castigos físicos contra niños y adolescentes.

Los participantes en la reunión abordarán diversos temas como la prolongación de los plazos de prescripción de los crímenes y delitos, la exigencia de certificados penales para educadores y tutores, la denuncia sistemática de los criminales y conceptos de prevención.

Lo primero, romper el silencio

La encargada del Gobierno para atender los casos de abusos y ex ministra de Familia, Christine Bergmann, subrayó antes de comenzar la reunión que lo importante ahora es romper el silencio sobre un tema considerado tabú.

"Da igual si se trata de instituciones eclesiásticas, centros educativos o el entorno familiar. En todos ellos existen cárteles del silencio", ha denunciado Bergmann en declaraciones a la emisora Deutschlanfunk, ante la que también ha destacado que su papel es atender a las víctimas.

Un total de 61 personas participan en la mesa convocada por el Gobierno de Berlín, entre ellas las ministras de Justicia, Familia y Educación, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, Kristina Schröder y Annette Schavan, respectivamente, asi como altos de las Iglesias Católica y Evangélica.

Acusaciones a instituciones religiosas y educativas

Numerosos casos de abusos han salido a la luz los últimos meses implicando a diversas Iglesias y centros educativos.

Por ello, el Papa se ha implicado en los casos y se ha reunido con víctimas con el fin de mostrar su apoyo y predisposición a colaborar en que dichos casos salgan a la luz.

El encuentro se produjo en un contexto en que se hicieron públicos casos de encubrimiento de abusos por parte de autoridades eclesiásticas que llegaron a implicar a Benedicto XVI.

Los últimos casos se conocieron el pasado jueves, cuando el Papa recibió la dimisión de un Obispo que había maltratado a menores. Ese mismo día se hizo público que Benedicto XVI aceptaba una tercera dimisón de otro sacerdote relacionado con abusos a niños.

Noticias

anterior siguiente