Enlaces accesibilidad

Patxi López, el triunfo de la política de gestos

  • Una mayoría no nacionalista ganó las elecciones vascas
  • López se convirtió en el primer lehendakari socialista

Ver también: Especial Elecciones vascas/ Toma de posesión

Por
Informe semanal - Patxi López, lehendakari

Los gestos en política a veces son tan importantes como las actuaciones. Si alguien ha destacado en 2009 por hacer de los símbolos, los detalles y los gestos una forma de gobernar ese ha sido el lehendakari socialista, Patxi López.

Ya en la toma de posesión de su cargo, tras unas elecciones históricas en las que por primera vez en 30 años una mayoría no nacionalista ganaba los comicios, introdujo nuevos símbolos que le alejaban del imaginario nacionalista y demostraban una nueva forma de hacer política.

Desde el principio quiso marcar una clara distancia con sus predecesores. Prefirió no "humillarse ante Dios" ,como hicieron los cinco lehendakaris del PNV que antes que él ocuparon Ajuria Enea. Sustituyó también la Biblia y el crucifijo por el Estatuto a la hora de jurar el cargo.

La toma de posesión de Juan José Ibarretxe hace cuatro años y la de Patxi López este jueves difirieron tanto en la ceremonia como en el contenido de su juramento.

El hecho de que los socialistas fueran apoyados por el PP para goberar en el País Vasco ya era de por sí un cambio sin parangón, con consecuencias no sólo en Euskadi sino en el resto de España.

Al inicio de la legislatura, el que algunos calificaron como el 'Obama español', por las veces que repetía la palabra "cambio", se marcó una línea de actuación con un objetivo claro: la deslegitimación social de ETA y su entorno.

Cambios históricos en el País Vasco y en España

Novedad fue que la bandera española ondeara junto a la ikurriña y la enseña europea en el Palacio de Ajuria Enea. También un más que significativo cambio en las infografías de El Tiempo en la cadena pública vasca ETB, con una clara separación entre los territorios vascos y navarros, inexistentes hasta ese momento.

El Día de las Fuerzas Armadas, por primera vez, un representante del Gobierno vasco, acudía al desfile militar. Al consejero de Interior vasco, el socialista Rodolfo Ares, le acompañaba en el acto la presidenta del Parlamento vasco, la 'popular' Arantxa Quiroga.

También hizo historia Patxi López acudiendo al acto de celebración del Día de la Constitución en el Congreso de los Diputados. Ningún lehendakari había asistido antes al aniversario de la Carta Magna.

La persecución del simbolismo abertzale, con la eliminación de las pintadas y carteles de ETA y las fotografías de presos, ha sido otra de las tónicas del Gobierno socialista vasco, que prometió crear una división antiterrorista.

Las relaciones con el Gobierno central también han cambiado. El propio López criticaba, nada más tomar posesión de su cargo, el constante enfrentamiento del ex lehendakari, Juan José Ibarretxe, con el Estado.

En la primera reunión que mantenían el lehendakari y el presidente del Gobierno ambos ponían de manifiesto que a partir de ese momento habría "una sóla política antiterrorista".

El lehendakari 'indie' e 'internauta'

Apasionado de la red, Patxi López también ha apostado por los nuevos modelos de comunicación con la ciudadanía. Hizo de las redes sociales una nueva forma de captar votos.

Facebook, Twitter o Tuenti se convirtieron en sus mejores plataformas electorales. Una especie de 'batxokis virtuales' que le acercaron sobre todo a los más jóvenes.

Sus paseos por el BBK Live, ganándose el ápodo de 'el lehendakari indie' también han aportado un aire de frescura a la forma de hacer política de López, que concede entrevistas igualmente a los diarios nacionales que a la revista Rolling Stones. 

Entrevistamos al lehendakari, gran aficionado a la música rock, en el recinto de Kobetamendi donde se está celebrando la cuarta edición del festival Bilbao BBK Live

Noticias

anterior siguiente