Enlaces accesibilidad

Zapatero, ante la ONU: "La democracia ha de volver a Honduras"

  • "No vamos a aceptar un golpe antidemocrático", dice ante la Asamblea General
  • Pone a Honduras como ejemplo de los retos del multilateralismo
  • Pedirá que la Alianza de Civilizaciones se incorpore a la estructura de la ONU

Por
Zapatero: "Hoy la firme defensa de la democracia tiene ante todo un nombre y un país: Honduras"
"La democracia ha de volver a Honduras". Con estas palabras, seguidas de sonoros aplausos, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha proclamado ante la Asamblea General de la ONU su apoyo a la restitución del presidente depuesto del país centroamericano, que ha vuelto al país tras un golpe de estado contra él.

"La firme defensa de la democracia tiene ahora un nombre y un país: Honduras. Allí nuestros amigos de América Latina han decidido que vana ganar este desafío. No vamos a aceptar un golpe antidemocrático", ha asegurado Zapatero, que ha puesto el caso de Honduras como uno de los retos del multilateralismo.

De hecho, España, junto a otros países latinoamericanos como México y Argentina, y naciones europeas como Francia, se han sumado a la petición de Brasil -que alberga en su embajada al presidente depuesto ante la presión del ejército y la Policía- para que la situación de Honduras sea tratada en el Consejo de Seguridad.

España, junto a los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea, ha acordado la vuelta de los embajadores que fueron retirados de Tegucigalpa cuando Zelaya fue derrocado, el 28 de junio pasado.

Obama en la mente

Además, Zapatero ha vuelto a mostrar su coincidencia con las líneas maestras del discurso del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la que hizo una encendida defensa de una nueva era de multilateralismo.

"España es un país comprometido con el multilateralismo, con la necesidad de crear un sistema de gobernanza global", ha recordado el presidente del Gobierno que, sin embargo, ha precisado que este multilateralismo debe "ser inseparable a la fidelidad a los valores democráticos".

La otra condición para que el multilateralismo funciones es, según Zapatero, "el respeto a la diversidad de civilizaciones, cultura y tradiciones". O, lo que es lo mismo, su conocida iniciativa de la Alianza de Civilizaciones, que fue propuesta hace cinco años en el mismo foro.

En este sentido, el presidente del ejecutivo considera que las palabras de Obama suponen un refuerzo de la Alianza de Civilizaciones -"después de escuchar el discurso del presidente de Estados Unidos pensé "ha merecido la pena""- por lo que ha anunciado que pedirá que esta idea forme parte de la propia estructura de Naciones Unidas.

"Ha llegado el momento que se apruebe una resolución que dé carta de naturaleza a ese carácter estructural de la Alianza de Civilizaciones. España y Turquía trabajarán en ese sentido en otoño", ha anunciado tras definir el diálogo de civilizaciones como "la lengua materna de Naciones Unidas".

Otro elemento con el que ha coincidido con Obama es la abolición de las armas nucleares, que ha anunciado que apoyará "con todos los medios a mi alcance".

Armas nucleares y cambio climático

El presidente del Gobierno también se ha referido a otros temas como el proceso de paz en Oriente Próximo, sobre el que ha dicho que "el mundo tiene una tarea pendiente".

En una rueda de prensa en la sede de la ONU el pasado miércoles Zapatero anunció que visitaría la región justo después de reunirse con Obama, el 13 de octubre.

Por último, Zapatero también se ha referido a los retos del cambio climático, con especial hincapié en los preparativos para cumbre de Copenhague y de la lucha contra la pobreza, especialmente en África.

"El siglo XXI le debe pertenecer a un continente que ha permanecido olvidado: África", ha cerrado su discurso con aplausos.

Noticias

anterior siguiente